• El agua como lenguaje de vida

    El Comercio
    28.03.2008 – VÍCTOR CORCOBA HERRERO

    ALGO tendrá el agua cuando la bendicen, evoca el pueblo y expande el tiempo. La proclama es verso primero y principio de vida. Al mundo lo embellecen y reverdecen manantiales que brotan del corazón, la lluvia que rige el universo. Por ello, cada gota de líquido inodoro, incoloro e insípido, amén de ser más fuerte que la roca, es parte de nosotros mismos y parte de la naturaleza misma del planeta. Los poetas de todas las latitudes y épocas también han injertado sus versos en el agua. Juan Ramón Jiménez llegó a desear que su vida se cayera en la muerte, «como este chorro alto de agua bella/ en el agua tendida matinal; / ondulado, brillante, sensual, alegre, / con todo el mundo diluido en él, / en gracia nítida y feliz». Asimismo, en todas las culturas, el agua tiene un parte mística, espiritual, purificante. En cualquier caso, el hilo de todas nuestras formas de vida va a depender muy mucho de la puntada del agua, con su gracia y lozanía incomparables.

    Causa espanto, pues, que millares de europeos no puedan pegar la hebra al agua potable y que miles de niños tampoco consigan arribar sus labios a la mocedad virgen del poético manjar, al que hay que considerar un derecho humano fundamental. Un viento demoniaco todo lo contamina, como si una fuerza ciega nos apoderase, sin comprensión de amor ni sensibilidad alguna, y quisiera destruir la propia existencia humana. Ya Gerardo Diego, en el siglo pasado, nos llamó la atención con ese río Duero arromanzado, al que «la ciudad vuelve la espalda». La estrategia de restauración de ríos, incluso ahora, es tan urgente como necesaria. Recuperar reservas naturales fluviales, que son verdadero pulmón de vida, lo pide el propio hábitat a poco que naveguemos por él. Lo cierto es que al día de hoy, y volviéndonos a ver en los muros de la patria nuestra, a pesar del nivel de desarrollo económico alcanzado, por cierto muy injusto y desigual, indicadores oficiales apuntan que subsisten problemas en cuanto a la garantía de agua y a la calidad de la misma, tanto en el medio rural como en ámbitos urbanos de diferentes territorios.

    Superar, de una vez por todas, carencias en el control público del uso del agua y de su calidad, garantizando la necesaria para cada comunidad, exige políticas coherentes y solidarias. Estas hazañas, generalmente, son mejor llevadas por hombres de Estado antes que de Partido. Luego, pienso que también hace falta educar en el uso racional y responsable del agua. Debiera ser disciplina de obligado cumplimiento. Estimo que, la defensa de los recursos hídricos y la atención por el cambio climático, son temas de gravísima importancia que deben ser considerados y tratados por todos, por toda la familia que habita el planeta. Como ya dije anteriormente, el agua es instrumento vital, imprescindible para la supervivencia humana y, por tanto, un derecho/deber de todos. Es necesario, en consecuencia, prestar atención a los problemas creados por su evidente escasez en muchas partes del mundo, e inclusive, en nuestra propia territorialidad.

    A sabiendas de que el agua no es un bien ilimitado como es bien patente, ni su disponibilidad en la cuantía y calidad adecuada es gratuita, está bien que los gobiernos refuercen controles en el uso y calidad del agua, participen y corresponsabilicen a los ciudadanos para combatir el despilfarro, la especulación, la insuficiencia y los propios agentes contaminantes, y fomenten campañas de sensibilización como esta última de «total por unos litros », cuando el total es lo que cuenta, puesto que cada día, cientos de miles de pequeñas acciones favorecen la desertización y el cambio climático, afectando incluso a nuestra salud. Me consta que hay, además, una retahíla de convenios de colaboración entre el Estado con Ayuntamientos, Diputaciones y Comunidades Autónomas, pero que también es cierto, no suelen pasar del papel impreso. Junto a este cúmulo de buenas intenciones, sin embargo, aún no se ha llevado a buen término un consensuado pacto por el agua, a pesar de la necesidad urgente del problema, que implique a todos los territorios, lo acepten todas las políticas y, socialmente, la ciudadanía lo considere manual de convivencia, máxime que según las estimaciones sobre los efectos del cambio climático en España, para el año 2050, la temperatura media podría subir en 2,5 º centígrados, las precipitaciones reducirse en un 10% y la humedad del suelo en un 30%.

    Si partimos del nefasto estado ecológico en que se encuentran las masas de agua de nuestro entorno, de la galopante sequedad de la tierra, aunque sumemos los proyectos de desalinización, depuración y reutilización de aguas que se nos anuncian a bombo y platillo, la situación no deja de ser preocupante en la medida que seguimos reduciendo la naturaleza a un mero instrumento de manipulación y explotación, sin orden ni concierto, por puro interés, haciendo bien poco por cambiar estilos de vida, en toda regla insolidarios, en un mundo que cada día necesita mayor cantidad de agua. Todavía es necesario depurar aguas residuales que contaminan ríos y mares. Todo parece indicar, que el cambio climático en nuestro país agravará los problemas ambientales que ya sobrellevamos como podemos, en cuanto a la escasez de agua, el aumento de la desertificación o la pérdida de biodiversidad. No cabe duda, que la falta de agua genera efectos negativos, tanto con referencia a la calidad de vida como a nuestro medio ambiente. A mi juicio, hay que tomar el toro por los cuernos y no descartar ninguna acción sostenible, que asegure el abastecimiento de agua en cantidad y calidad a todas las poblaciones, regadíos y aglomeraciones urbanas. Usarla racionalmente como derecho, cuidarla como deber, debiera ser norma ciudadana. No hay mayor estética ética que tener agua suficiente para la vida, ríos saludables donde tomar asiento y escuchar el verso, así como mares donde aprender a ser poeta.

  • Salud mental y responsabilidad pública

    Artículo de Nacho González en el diario El Comercio, 28 de marzo de 2008

    [Read More...]
  • Comunicado relativo a la regulación de la CUOTA

    El Grupo parlamentario IU-BA-Verdes ha emitido un comunicado de prensa en que denuncia la falta de compromiso del Gobierno regional en la lucha contra la especulación urbanística y su falta de interés en la participación pública y la democracia real a la vista del Decreto que regula la composición y funcionamiento de la CUOTA.
    Texto del comunicado

  • André Gorz vive, la lucha ecologista sigue

    Por Florent Marcellesi*

    Artículo publicado en la Revista “Ecología política”, nº34

    André Gorz, junto a su mujer Dorine, ha puesto fin a sus 84 años a una trayectoria que marcó la reflexión filosófica y política en general y el ecologismo en particular. Periodista con el seudónimo de Michel Bosquet y simplemente hombre de carne y hueso bajo el nombre de Gérard Horst (sinónimo en alemán de ‘Bosquet’), el André Gorz que el movimiento verde ante todo recordará es el teórico que a partir de los sesenta produce, junto a Ívan Illich o René Dumont, los primeros escritos de calado sobre la ecología entendida como herramienta holística de transformación social. A través de libros como “Ecología y libertad” (1977) o “Ecología como política” (1979) o de su participación en la revista “Le Sauvage”, introduce un vínculo estructural entre crisis ecológica y crisis de la sobreacumulación, criticando el modelo de consumo opulento que impide la libre emancipación de los hombres. A la vez que llama a una revolución ecológica, social y cultural, postula que la destrucción de la Tierra y de las bases de la vida se deben entender como consecuencias de un modelo de producción que exige la maximización de la rentabilidad a corto plazo y la utilización de una técnica que viola los equilibrios ecológicos [Gorz, 1979]. Esta crítica de la técnica, símbolo de la dominación de los hombres y de la naturaleza, pasa a ser “una dimensión esencial de la ética de la liberación.” [Gorz, 2006]

    Poco a poco, André Gorz va a teorizar la ecología política como una superación del marxismo y profundizar en la relación entre emancipación de los individuos y crítica radical del productivismo y consumismo. Recordando que “el socialismo no vale más que el capitalismo si no cambia de herramienta” [Gorz, 1977], emprende un giro fundamental al principio de los años ochenta con el polémico ensayo “Adiós al proletariado” (1980) que le valdrá el reconocimiento de los que quieren luchar “más allá del socialismo” y de la revolución industrial, al mismo tiempo que le valdrá el repudio del sindicalismo obrero para el que tanto hizo. Dirigiéndose al marxismo ortodoxo —pero sin renunciar nunca a su anticapitalismo, plantea con claridad que el capitalismo puede vivir, sobrevivir y convivir con sus contradicciones. Critica con vehemencia el culto primitivo al “proletariado mítico” así como la glorificación del trabajo asalariado [Gorz, 1980].

    Es este último tema que el filósofo no dejará de explorar hasta su muerte. En “Metamorfosis del trabajo” (1988) y “Miserias del presente, Riqueza de lo posible” (1997), rechaza el pleno empleo y el salario para todos como metas a alcanzar y trata de conciliar el proyecto ecologista con las primeras utopías de abolición de la sociedad del trabajo asalariado. Se opone al discurso social dominante que exalta el lugar central ocupado por el ‘trabajo-empleo’ y ‘trabajo-mercancía’, invenciones del capitalismo industrial e instrumentos de la explotación. En un tono provocador, no duda en plasmar que “cada pancarta que proclama “queremos trabajo”, proclama la victoria del capital sobre una humanidad esclavizada de trabajadores que ya no son trabajadores pero que no pueden ser nada más.” [Gorz, 1997: 90]. Sin embargo, aunque el tiempo de trabajo haya dejado de ser la medida de la riqueza creada, los sistemas de redistribución y el imaginario colectivo continúan girando de forma paradójica y contradictoria en torno a él. Para el nuevo ejército de desempleados y precarios —el llamado ‘precariado’, consecuencia de esta nueva situación—, sólo queda la triste elección entre la socialización identitaria mediante el trabajo-empleo y la caída en la desesperación del no-ser [Gorz, 1997].

    Con su libro “Lo Inmaterial” (2003), analiza la economía del conocimiento donde las fuerzas productivas decisivas como la inteligencia, el saber y la creatividad ya no se asimilan a categorías clásicas como el trabajo o el capital. Acercándose a las teorías del capitalismo cognitivo, plantea que no es posible medir el trabajo que ha sido gastado a la escala de la sociedad para producir el “valor conocimiento”. Más aún, la mismísima ley del valor se encuentra cuestionada ya que, gracias al papel de las nuevas tecnologías y a un coste de reproducción casi nulo, el valor de cambio de estos nuevos bienes cognitivos tienden hacia cero. El trabajo cooperativo de los cerebros a través de la red —véase el fenómeno del software libre— se erige en un nuevo modo de producción donde la pugna se cristaliza por ejemplo en torno a los derechos de propiedad.

    De su reflexión, llega a la conclusión de que tenemos que osar el éxodo fuera de la sociedad del trabajo. En la era de lo inmaterial, se trata de conseguir la liberación de las nuevas fuerzas productivas basándose en el reconocimiento y la civilización del ‘precariado’, el nuevo sujeto del cambio y de la subversión [Gorz, 1997]. Es el sentido de la mutación cultural de los movimientos feministas y ecologistas donde domina la lógica de la libertad, de la autonomía y de la libre producción del individuo. En este marco, la economía del conocimiento tiene como vocación a convertirse en una economía de la puesta en común y de la gratuidad. Asimismo propone desconectar el trabajo del derecho a tener derechos mediante una nueva política de la renta adaptada a la nueva situación socio-técnica donde cada uno tiene el derecho de escoger la discontinuidad de su trabajo sin sufrir discontinuidad de su renta [Gorz, 1997]. En los últimos años de su vida, se convertirá por lo tanto en un arduo defensor de la renta básica, universal, incondicional y de nivel suficiente.

    André Gorz ha sido y será un ejemplo de honestidad, valentía y lucidez para el ecologismo. Cabe esperar que, a pesar —o a raíz— de su muerte sepamos (re)descubrir su gran obra.

    Referencias:

    * Ecología y política, 1975
    * Ecología y libertad, 1977
    * Adiós al proletariado, 1980
    * Metamorfosis del trabajo, Edición Fundación Sistema, 1988
    * Miserias de lo presente, riqueza de lo posible, Edición Paidos Ibérica, 160 páginas, 1997
    * L’immatériel, 2003
    * L’écologie, une éthique de la libération, Entretien avec André Gorz in Ecorev, Número 21, Otoño-Invierno 2005-2006.

    *Florent Marcellesi es ingeniero urbanista y especialista en cooperación internacional. Conjuga su trabajo en temas de sostenibilidad con una intensa actividad política en el movimiento verde español, francés y europeo. Es Coordinador nacional de Jóvenes Verdes, miembro de Bakeaz y miembro del comité de redacción de la revista francesa de ecología política EcoRev.

  • Regasificadora de Gijón, gas para el Valle del Ebro

    Articulo de Paco Ramos, de Ecoloxistas´Aición dÁsturies en el diario El Comercio, 26 de marzo de 2008

    [Read More...]
  • Recurso contra la línea de alta tensión Soto-Penagos

    En representación del Conceyu contra la línea Soto-Penagos, se ha formalizado la demanda del recurso contencioso administrativo interpuesto contra la declaración de utilidad pública y autorización de las obras de siete variantes de la línea Soto de Ribera-Penagos.
    A lo largo de 33 folios, la demanda formula siete motivos de oposición a la Resolución del Consejo de Ministros que se impugna, por otros tantos incumplimientos legales:
    -Cuatro motivos hacen referencia a deficiencias o irregularidades del Estudio de Impacto ambiental:
    -No se estudia ninguna alternativa, tal como ordena expresamente la legislación que regula el EIA, alegando que el trazado que se aprueba fue pactado entre la empresa, por un lado, y las Comunidades Autónomas de Asturias y Cantabria y varios ayuntamientos asturianos.
    -No se hace ninguna referencia al grado de aceptación del proyecto entre los vecinos, tal como se ordena expresamente en la legislación sobre el EIA, sin duda para ocultar el unánime rechazo de éstos y que, de conformidad con la normativa sobre participación del público en proyectos que afectan al medio ambiente, pondría en peligro su aprobación.
    -Se fracciona el proyecto: en lugar de realizar un EIA de toda la línea, se presenta sólo de determinadas variantes, desvirtuando el sentido de la evaluación ambiental: podría darse el caso de que se rechazasen las variantes por su elevado impacto y quedase vigente el resto de la línea, cosa que no tiene sentido, ya que la línea es una y sólo es viable si se construye en su totalidad.
    -No estudia el impacto sobre la salud al negar que los campos electromagnéticos tengan cualquier afección a la salud de las personas; para ello, tergiversan el sentido del Informe emitido por un comité de expertos constituido por el Ministerio de Salud, que dictaminó que los estudios e investigaciones realizados no son concluyentes en ningún sentido, pero que cita varios estudios que encuentran una mayor incidencia de leucemia infantil y cáncer de mama y de cerebro entre la población que vive en las proximidades de líneas de alta tensión y recomienda adoptar medidas de precaución.
    -El procedimiento legal sobre participación del público en proyectos que afectan al medio ambiente se reduce al formalismo de presentar alegaciones, que ni siquiera son contestadas ni tenidas en cuenta por la Administración, sólo la empresa contesta algunas de ellas. La normativa vigente obliga a una participación efectiva de los vecinos desde la fase inicial del proyecto para que se tenga en cuenta su criterio en cuanto a la aprobación y forma del proyecto.
    -Infracción de la normativa que protege los espacios naturales que cruzará la línea de alta tensión, en cuanto que la instalación de una línea de alta tensión en un paraje natural desvirtúa la protección establecida.
    -La justificación del proyecto está falseada y además contraviene la normativa sobre contaminación atmosférica y reducción de emisiones y la planificación del Ministerio de Industria: no hay deficiencias en las líneas de transporte eléctrico que evacúan los excedentes de electricidad de Asturias; el déficit de producción de Cantabria se cubrirá con la nueva central en proyecto en Torrelavega; no es admisible que se quiera fomentar una mayor demanda y consumo ni una mayor producción eléctrica cuando la normativa sobre reducción de gases de efecto invernadero obliga al ahorro y la eficiencia energética, y cuando lo que se pretende es posibilitar la instalación de nuevas plantas de producción eléctrica en Asturias, cuando la planificación del Ministerio desaconseja tal posibilidad por ser una región ya excedentaria; y cuando el centro de Asturias tiene ya una atmósfera muy contaminada, con los índices de incidencia de cáncer y enfermedades respiratorias entre los más altos de España.

    Participan en el Conceyu:

    Vecinos de Nava, Vecinos de Piloña

    Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

    Colectivo Ecologista de Avilés

    Grupo Estudio y Recuperación Espacios Naturales- Green

    Asociación Medioambiental la Cirigueña

    Asturianistes por Nava

    Izquierda Asturiana- Unidá

    Los Verdes de Asturias

  • Día de la huerta

    Hoy se celebra el día de la Huerta en Murcia con el lema: “No hay cultura sin territorio y cuando se acaba el suelo se agota el sentido de la comunidad humana que lo pisaba”

    [Read More...]
  • Urbanismo y corrupción urbanística

    Artículo de Nacho González en el diario El Comercio, 21 de marzo de 2008

    [Read More...]
  • Opinión: El concepto “verde” del trabajo

    La persistencia de una economía basada en el crecimiento ha provocado la crisis de las sociedades industriales que se sustentan en la producción de riqueza material y el trabajo pagado principalmente bajo forma asalariada. Las sociedades de hoy en día dependen cada vez menos de las restricciones físicas y temporales del ser humano: ordenadores, redes, procesos automáticos, etc. son ahora partes esenciales de las estructuras productivas. Además, lo inmaterial: el conocimiento, la creatividad o la imaginación juega ahora el papel principal en el proceso de creación de valor.

    Como consecuencia, el trabajo tradicionalmente llamado “productivo” se encuentra inmerso en un proceso de devaluación que lleva cada vez a más trabajos precarios, poco estables y mal pagados. Al mismo tiempo, la ausencia de un sueldo y de un trabajo casi siempre desemboca en un proceso de exclusión social. Los mecanismos de protección así como la estructura social se basan en la vuelta, tarde o temprano, de los individuos al mal llamado “mercado laboral”, forzándoles a trabajar sin que importen las condiciones sociales y ecológicas, en un círculo vicioso dominado por la idea equivocada del “pleno empleo”.

    Sin embargo, la construcción de una verdadera sociedad ecológica del bienestar requiere que se reconozca que la riqueza no sólo se basa en el intercambio de dinero, la riqueza material y el “trabajo productivo” tradicional. Actividades culturales, políticas, familiares, artísticas, asociativas, voluntarias, etc. también son fuentes de riqueza y formas de trabajo que contienen valor. Por tanto, el concepto de “plena actividad” tiene que sustituirse al de “pleno empleo” y convertirse en el horizonte de las sociedades verdes cognitivas.

    En este marco, es prioritario reorientar y reducir la producción, promover nuevas formas de relaciones sociales y de comercio basadas en la solidaridad y la cooperación. Sistemas de intercambios locales, trueques, cooperativas verdes y monedas locales son algunos ejemplos de una economía social y ecológica hacia una transformación verde de la sociedad. También es necesario redefinir el concepto de riqueza y bienestar con el fin de incluir valores sociales y ecológicos: la reforma de indicadores como el PIB y la instauración de una Renta Básica universal e incondicional son pasos necesarios en esta dirección.

    Nota: sobre la redefinición del concepto de trabajo, recomendamos la lectura de Hannah Arendt, André Gorz o Dominique Méda.
    Florent Marcellesi y Héctor Sanjuán – Publicado en inglés en el Ecosprinter de la FYEG

  • El uso de los móviles entre los niños preocupa en Europa

    Hace un año Jóvenes Verdes lanzó una campaña de denuncia del uso de los móviles entre los pequeños, Movistar e Imaginarium habían sacado el Mo1, un teléfono móvil diseñado para niños de entre 6 a 10 años. Nos posicionamos en contra de este tipo de productos y mucha gente mandó cartas de protesta a las compañías responsables.

    Este debate no ha caído en saco roto. Hace pocos días hemos acogido con gran ilusión una noticia que nos llega desde Europa, publicada en el International Herald Tribune, un artículo que alerta sobre el uso de los teléfonos móviles entre los niños y en el que no se olvida de mencionar el caso español y la posición de Jóvenes Verdes sobre el tema.

  • Asturias sobreexplotada

    Artículo de Nacho González en el diario El Comercio, 14 de marzo de 2008

    [Read More...]
  • AAI de Caleras de San Cucao (Llanera).

    Alegaciones de Los Verdes a la Autorización Ambiental Integrada Fábrica de cal y dolomía de Caleras de San Cucao (Llanera).

    [Read More...]
  • Muchas gracias a los votantes de IU BA Verdes

    Los Verdes de Asturias agradecemos a los casi 50.000 votantes que ha tenido en Asturias la coalición Izquierda Unida – Bloque por Asturies – Los Verdes, a sus afiliados, interventores, simpatizantes, etc, su apoyo y colaboración para intentar conseguir entre todos un país y un mundo más ecológico, más solidario, más libre y más bello.
    Así mismo, también felicitamos al PSOE por su nueva victoria electoral.

    [Read More...]
  • Firmas para evitar la plantación de 100 has de eucalipto en el concejo de NAVA

    Los Verdes de Asturias apoyan la campaña de recogida de firmas contra la plantación de 100 hectáreas de eucalipto en Nava.

    Puede firmarse on line pinchando aquí.

    Texto de la carta:

    A.A.: “Ayuntamiento de Nava, Concejalía de Medio Ambiente y Medio Rural”

    Excelentísimo Ayuntamiento de Nava.
    a la atención de Dña. ISABEL CALLEJA HUERTA 1ª Teniente de Alcalde
    Concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Mujer, Personal y Policía, Hacienda y Patrimonio.

    No deja de sorpendernos una de sus decisiones, que al provenir de un grupo progresista que se se declara ardiente defensor de los compromisos de Kioto y en contra del cambio climático nos parece una ostentosa contradicción en su discurso y en su declaración de intenciones como partido político.

    Nos referimos próxima plantación de aproximadamente 100 Has de especies alóctonas (eucaliptos) en el concejo.

    En ocasiones hemos podido comprobar como diferentes administraciones por falta de conocimiento o coordinación tienen comportamientos dispares en el manejo de especies alóctonas invasoras; tal es el caso del singular carrizo de la pampa (plumero), al que se combate mediante herbicidas de contacto por algunas administraciones (más conscientes del peligro), mientras se abonan y cuidan con mimo en parques y jardines públicos por otras (conformando una red de sanos ejemplares que funcionan como propagadores).

    Hace años que se viene insistiendo en la necesidad de limitar la expansión del eucalipto en Asturias. En el plan forestal de 2001 se reconocía el potencial peligro que suponía para la región y se acabó aprobando un techo de crecimiento de 9000 hectareas para el eucalipto, que ya ha sido ampliamente superado .

    Por eso queremos recordarles algunas de las características más singulares de la especie que ahora pretende plantarse en el concejo:

    Se trata de una especie que se selecciona como monocultivo por su probada capacidad para desplazar de su hábitat a la práctica totalidad de especies animales y vegetales, visibles e invisibles. Es pirófila, amante del fuego al que sobrevive y atrae mediante los jirones desprendidos de su corteza eliminando así la competencia de otras especies de árboles. Las sustancias bacterioestáticas presentes en sus hojas limitan su putrefacción una vez caídas en el suelo, por lo que este se va tapizando y empobreciendo en nutrientes, modificándose su composición química, impidiendo el crecimiento de sotobosques. Los herbicidas que se emplean en los primeros años de plantación hacen el resto. Así mismo, su avidez por agua y luz que su rápido crecimiento impone, adelgaza los niveles freáticos y termina por secar fuentes, arroyos… Perjudica pues no sólo flora, también anfibios, peces, aves, mamíferos… Tanto es así que los compañeros brasileños lo denominan acertadamente: “EL DESIERTO VERDE”.

    Sin embargo, son precisamente estas características las que convierten a esta especie en idónea para la industria papelera, que persigue extraer todos los recursos/beneficios de una zona en el menor tiempo posible. Básicamente consiste en lo siguiente: para la empresa es más conveniente económicamente cambiar el paisaje que el sistema de fabricación de su pasta, ya que ella no hará frente al coste real que esto supone. El futuro a medio plazo consiste en la importación de las materias primas (a ser posible obteniendo subvenciones para su transporte) y solo un poco después, la total deslocalización de sus plantas de producción. El coste marginal desplazado queda para el paisaje, para el paisanaje, para el concejo. En pocos años habremos destruido el Paisaje Agrario del concejo. Existen alternativas, buenas alternativas: abedules, cáñamo…

    Aquí existe un difícil equilibrio, el mercado sólo busca el pan para hoy; los paisanos debemos evitar el hambre de mañana.

    En el caso de Nava es aún más preocupante ya que sienta un precedente, y se puede constituir en otra puerta de avance “en altura” para esas nuevas variantes transgénicas de eucaliptos cuyas “capacidades” han sido potenciadas. El frío, uno de los pocos frenos naturales a la invasión con que nuestra región cuenta, ha quedado inutilizado en la nueva variedad de eucaliptos nitens. En nuestra opinión la introducción de cualquier variedad de eucalipto en el concejo, es equiparable a la utilización consciente o inconsciente de un arma de destrucción masiva.

    Esperamos conseguir de esa concejalía:

    Si actualmente se encuentra a favor de la plantación: sembrar una duda razonable y el principio de precaución, no sea que acabemos todos en las crónicas del concejo por un acto irreflexivo.
    Si las dudas ya existen: conseguir de su concejalía una moratoria, en tanto no se despejen. Aportaremos toda la documentación que sea necesaria.
    Y si ya están en contra de la plantación: ofrecer nuestro sincero apoyo para entre todos tratar de evitarlo.

    Todos somos uno.

    Los abajo firmantes deseamos dejar constancia de nuestro total desacuerdo, y nuestra preocupación por las posteriores consecuencias, que quizá no se hayan sopesado justamente.

  • YO ESTOY CON LOS VERDES

    Artículo de opinión de Andrés Alvarez, candidato a la Junta de Andalucía de Los Verdes

    [Read More...]