• ¿Conoces a Cynthia McKinney? La candidata verde en EEUU

    Dentro de pocos días se van a celebrar en Estados Unidos las elecciones presidenciales. Contrariamente a lo que podemos pensar, hay más de dos candidatos a la Casa Blanca y el Partido Verde de los EEUU presenta a dos mujeres a la presidencia y vicepresidencia: Cynthia McKinney (afroamericana) y Rosa Clemente (latina).

    Cynthia McKinney fue congresista por el estado de Georgia por el Partido Demócrata desde 1993 a 2007. Los Verdes estadounidenses trataron de reclutarla en 2000 y 2004, y finalmente en octubre de 2007 se unió al Partido Verde. Como candidata a la vicepresidencia, se presenta Rosa Clemente, periodista independiente, latina nacida en el Bronx neoyorquino, y activista de la generación hip-hop (término que agrupa a las minorías de EEUU nacidas entre el 65 y el 84 que han crecido rodeados de la música y cultura hip-hop)

    El ticket “McKinney & Clemente 08” tienen por lema de campaña: “No somos la alternativa, sino la imperativa“, y su objetivo es alcanzar el 5% del voto, lo que permitiría al Partido Verde acceder a subvenciones y apoyos para seguir organizando la respuesta verde a la política bicolor americana.

    Podéis visitar su web de campaña http://www.runcynthiarun.org/, construida sobre el software libre Drupal, desde donde acceder a sus vídeos en YouTube y a su página en Facebook.

    Run Cynthia Run!

  • Los Verdes condenan el atentado en la Universidad de Navarra

    Los Verdes condenan sin paliativos el atentado cometido por ETA en la Universidad de Navarra y transmite toda su solidaridad a los heridos. Reitera su más profundo pacifismo y por lo tanto absoluto rechazo al empleo de la violencia para defender cualquier reivindicación.

  • 1ª Jornada Interparlamentaria de Impulso del Uso de la Bicicleta en Cataluña

    Conclusiones de la Primera Jornada parlamentaria celebrada para apoyar la movilidad sostenible en bicicleta, Barcelona 24 de octubre de 2008

    [Read More...]
  • Hoy primera reunión de IU-BA-Verdes con la FSA-PSOE

    La primera propuesta de reunión para el 20 de octubre había sido suspendida unilateralmente por la FSA-PSOE. Posteriormente surgieron problemas con la privatización de servicios del ERA, habiéndose resuelto ayer con un acuerdo específico de gestión.

    [Read More...]
  • DG Regio estudia si la modificación de la obra del Musel es correcta

    En respuesta a un eurodiputado socialista, la Comisaria Danuta Hübner afirma que estudian si la modificación es compatible con las normas comunitarias y no predice resultado final de dicho estudio

    [Read More...]
  • Enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado

    Desde Los Verdes hemos aportado la solicitud de protección acústica para la A-66 a su paso por Olloniego (Oviedo), Mieres y Pola de Lena. El importe de la primera anualidad es de 10 millones de euros.

    [Read More...]
  • Mañana en el Congreso, se debate la Ley de Movilidad Sostenible

    La ley de movilidad sostenible fue presentada por Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds, CC OO, Ecologistas en Acción, WWF/Adena, Greenpeace y Los Verdes.

    [Read More...]
  • Sobre la urbanización de riberas y las inundaciones

    Artículo de Jose Antonio Ballesteros en el diario El Comercio, domingo, 26 de octubre de 2008

    H ACE días que se viene hablando del riesgo que puede haber de inundaciones en Asturias, a la vista de las que se han producido en la cuenca mediterránea española. Se ha señalado oportunamente que ese riesgo se ha elevado de forma artificial por la urbanización de zonas ribereñas que anteriormente servían de aliviadero al río en caso de crecida, y existe el peligro de que la situación se agrave si prosperan determinados planes para urbanizar aún otras zonas. Esto quiere decir que las crecidas del caudal del río no solían tener consecuencias catastróficas porque existían unas zonas de aliviadero, unas vegas por las que rebosaba el exceso de caudal sin daños para las personas y sus patrimonios; al contrario, enriqueciendo las tierras con los aportes de nutrientes que el río deposita. Pero, al eliminarse esas vegas, el río sigue creciendo, ganando velocidad y potencia destructora y acaba inundando otras zonas más abajo.
    El riesgo de inundaciones se ve incrementado por el cambio climático, que está conduciendo a una transformación del régimen de precipitaciones: existe una tendencia a que haya menos días de lluvia pero más intensas. Otra consecuencia del cambio climático es que los inviernos sean en general más cálidos, aunque con fuertes temporales de frío y nieve. Pasado el temporal, las nieves caídas se derriten rápidamente por la inmediata subida de las temperaturas.
    El pasado invierno ya hemos tenido la experiencia de que, tras unas lluvias fuertes, pero no extraordinarias, se produjesen inundaciones aguas abajo de esas zonas industriales, en áreas donde anteriormente no se producían ni siquiera con precipitaciones mucho más intensas.
    El hecho de que la ocupación de las vegas inundables tenga consecuencias sobre el riesgo de inundaciones no es una simple especulación: está reconocido en textos legales. Así, existen directivas europeas que contemplan ese fenómeno expresamente y tratan de prevenirlo, unas por razones de protección medioambiental, de cuidado de los ríos y de los ricos ecosistemas de los bosques de ribera y las vegas inundables; otras por motivos de seguridad pública, para evitar los daños a personas y bienes que se derivan de las inundaciones. Esas directivas han sido transpuestas al Derecho interno español, al menos en su mayor parte.
    Una de las medidas que prevé la legislación indicada, con fines de prevención de daños, es la elaboración de mapas de zonas inundables partiendo de los datos históricos de los últimos años. En razón de las urbanizaciones indicadas, nos vamos a encontrar con que se van a producir inundaciones en zonas no recogidas en los mapas que se elaboren, porque las zonas que históricamente se venían inundando ahora están ocupadas y las aguas saldrán por otros lugares.
    La Confederación Hidrográfica es el ente administrativo competente para vigilar y mantener el buen estado de las cuencas de los ríos e informar los expedientes públicos sobre actuaciones que las puedan afectar. De hecho, la Confederación informó negativamente algunos de los proyectos antes aludidos, lo que motivó que recibiese muy fuertes presiones por parte de constructores y de otros cargos públicos.
    Pues bien, cuando no se respetan no ya los dictados de esas normas positivas, sino ni siquiera los de la razón, el principio de precaución, y se promueven y autorizan nuevas urbanizaciones, polígonos industriales y proyectos singulares que ocupan esas zonas inundables, esas salidas de emergencia de las aguas torrenciales, surgen unas responsabilidades por los daños que se ocasionen río abajo. Responsabilidades que pueden ser tanto civiles como penales si los daños eran previsibles y el riesgo de provocarlos se obvió indebidamente.
    Esas responsabilidades podrían alcanzar a los promotores de la actuación en concreto; a quienes elaboraron el estudio de impacto ambiental pertinente, si negligentemente no hicieron mención de ese riesgo; a quien aprobó el estudio de impacto, si tenía la obligación de conocer el riesgo; a quien autorizó la actuación; incluso a quien debía haber informado del riesgo por razón de su cargo y no lo hizo. Y me estoy refiriendo tanto a personas, con nombres y apellidos, que desempeñan cargos de autoridad o técnicos, con responsabilidades personales civiles y/o penales, como a sociedades y corporaciones o administraciones públicas con responsabilidades patrimoniales directas o subsidiarias.
    De hecho, no son ninguna novedad las acciones judiciales por los daños derivados de riadas. Los casos más conocidos son los de la Presa de Tous, en que se condenó a un técnico en vía penal y a la Administración en vía contenciosa a indemnizar a las víctimas, y el del camping de Biescas, en que se condenó a la Administración en vía contenciosa, con absolución en vía penal de los responsables de que el camping estuviera abierto en la zona de seguridad del río. Existe ya un número considerable de pronunciamientos judiciales sobre esta materia que van creando una doctrina cada vez más definida.
    Dicha doctrina puede concretarse en que la Administración es responsable y deberá indemnizar a las víctimas de las inundaciones o riadas cuando era previsible que éstas se podían producir y no adoptó las medidas precisas para evitarlo, o autorizó la ocupación del cauce de seguridad de los ríos creando un peligro previsible. La responsabilidad alcanzará en vía penal a las personas concretas (y a su patrimonio presente y futuro) que hayan intervenido cuando el riesgo creado era previsible utilizando la diligencia propia de su cargo y se abstuvieron de prevenirlo, de manera que el resultado dañoso puede imputarse a su negligencia. En sentido contrario, no existe responsabilidad cuando el daño se debe a fuerza mayor; tal es el caso de las riadas producidas por lluvias torrenciales extraordinarias que producen inundaciones que no se pudieron evitar y sin que en las mismas haya intervenido la previa acción o negligencia del hombre.
    Aunque seguramente por motivos prácticos normalmente sólo se reclame la indemnización a la Administración, no hay razón para que la doctrina anterior no se extienda también a los particulares que intervinieron en la creación del riesgo: promotores que se lucran con el proyecto que ocupa las vegas, consultoras que elaboran estudios de impacto ambiental en que no se refleja el riesgo, titulares de presas que no regulan correctamente la evacuación del agua embalsada…

  • Respuesta de Greenpeace a un sindicalista asturiano, en La Voz de Asturias del 18 de octubre de 2008 :

    AL SR. MAXIMINO GARCIA
    Renovable, es posible
    ***Juan López de Uralde
    ***Director Ejecutivo Greenpeace

    Al contrario de lo que afirma Maximino García, secretario general de la Federación Minerometalúrgica de Comisiones Obreras de Asturias, en su artículo del pasado día 11 y en sus muchas declaraciones en todos los medios asturianos en los últimos días, Greenpeace siempre se ha caracterizado por el rigor y la seriedad de sus planteamientos.
    El informe El carbón en España, un futuro negro, en el que se cuestiona el futuro del carbón, está repleto de informaciones que ni han sido cuestionadas ni pueden serlo porque los datos son los que son, aunque no gusten a algunos. Sin embargo, llama la atención que desde un sindicato como Comisiones Obreras se haya decidido, en vez de defender el carbón, si eso es lo que consideran más adecuado, atacar al mensajero, en este caso a Greenpeace.
    Greenpeace ha tenido y tiene múltiples discrepancias con Comisiones Obreras, pero jamás ha atacado al sindicato ni su labor sindical. Es más, Greenpeace y Comisiones Obreras han colaborado en numerosas ocasiones, en muchos casos a petición del propio sindicato. Llama por ello la atención este ataque desaforado, excesivo y basado en falsedades que García Suárez ha dirigido contra Greenpeace. Entre otras cosas, compartimos con otras 20 organizaciones sociales una coalición contra el cambio climático: se llama Coalición Clima y se presentó públicamente hace pocas semanas. Entre sus objetivos, por cierto, se encuentra la consecución de un sistema eléctrico 100% renovable, que el autor califica de falto de rigor y exhaustividad.
    Por eso sorprende aún más ese ataque contra Greenpeace porque se basa en falsedades que hubieran sido fácilmente aclaradas si el autor lo hubiera pedido. Fácilmente porque los datos en los que se ha basado el informe sobre el carbón son oficiales y disponibles para todo el público. Datos como que, en la actualidad, las energías renovables generan el 18% de la electricidad, frente al 7% que generan las centrales térmicas con carbón nacional; que las energías renovables sí son autóctonas frente a que un 60% del carbón que se consume en España es importado; que el carbón es el responsable número uno del cambio climático respecto a la energía producida porque las 22 centrales térmicas de carbón españolas generan el 64% de las emisiones de CO2 del sector cuando sólo proporcionan un 23% de la generación eléctrica; y sí, Greenpeace ha demostrado la viabilidad de un escenario basado en un 100% en energías renovables para el sistema de generación eléctrica peninsular mediante un estudio encargado al Instituto de Investigación Tecnológica de la Universidad Pontificia Comillas, titulado Renovables 100%. Un sistema eléctrico renovable para la España peninsular y su viabilidad económica.
    Le informamos en todo caso – aunque un líder sindical debiera conocerlo – de que Greenpeace no recibe ningún tipo de subvención. Greenpeace España se financia exclusivamente con las aportaciones de sus más de 100.000 asociados y, no sólo no recibe “capital extranjero”, sino que aporta el 24% de sus ingresos a Greenpeace International para financiar las actividades en países con menos recursos. Todos estos datos, y muchos más, están auditados, reflejados en los informes anuales y disponibles en nuestra página web.

  • Prohibidas las corridas de toros y peleas de animales en Castrillón

    El BOPA del 21 de octubre publica la ordenanza que impedirá el desarrollo de espectáculos cruentos con maltrato a animales en Castrillón, ayuntamiento gobernado por IU-BA-Verdes. Noticia en LNE 22 de octubre de 2008.

    [Read More...]
  • Los Verdes apuestan por mejorar Cercanías y dicen que el ahorro de tiempo en el AVE hasta Gijón “sería ridículo”

    Los Verdes de Asturias suscribimos íntegramente las manifestaciones del Diputado de nuestro Grupo Parlamentario IU-BA-Verdes Aurelio Martín respecto al tremendo coste de oportunidad que supondría la creación de una línea ferroviaria de AVE nueva desde Lena hasta Gijón. El consumo de territorio y de fondos públicos para dicha infraestructura sería enorme, los daños ambientales y urbanísticos serían muy importantes, y todo ello para conseguir un ahorro de tiempo ridículo. El sentido común económico debe imperar en este caso. Hay que añadir que una parada intermedia (Oviedo) en un recorrido tan corto hace inviable la velocidad máxima, lo que significa que la inversión no se aprovecharía, sería inasumible frente a la mejora y uso de la vía actual por el tren de velocidad alta.

    Por otra parte, si se hace un trazado nuevo tipo AVE para la vía desde Gijón a Lena, las cantidades invertidas se detraerían de la mejora de la red de cercanías, que es la más utilizada. Tampoco así podría el tren alcanzar la máxima velocidad en ese tramo, no sólo por la parada intermedia y por la orografía, sino porque a gran velocidad el ruido supera los máximos legales y soportables, e incluso el paso por estaciones donde no tiene parada debe hacerse a baja velocidad por motivos de seguridad, evitar el efecto de succión que podría arrastrar personas hacia el tren, y para que el ruido sea tolerable en zonas habitadas.
    En este caso la enorme inversión no sirve para el fin perseguido.

    Se han lanzado opiniones irracionales y peticiones de realizar la obra aunque no se reduzcan apenas los tiempos de viaje. Es una irresponsabilidad por parte de los defensores del “todo AVE”, pues los fondos para este despropósito se detraerían de la red de cercanías.

    Desde diversos ámbitos se ha manipulado a la opinión pública, pretendiendo que el tren de velocidad alta no llegaría a Gijón: el AVE sí llega a Gijón pero por vía convencional; en cualquier caso la velocidad en el trayecto Lena-Gijón nunca será la máxima que permite la técnica ferroviaria, ni circulando por vía de AVE y ancho europeo.

    La línea convencional mejorada permite en cambio salir de Gijón, parar en Oviedo y circular a alta velocidad a partir del intercambiador, más de 400 kilómetros hasta Madrid. La parte castellana y leonesa del recorrido es la clave de la disminución del tiempo de viaje, y no la asturiana. Incluso podría estudiarse la parada en Mieres, con un área de influencia de 80.000 personas.

    El ejemplo de Málaga

    Han puesto de ejemplo varios “expertos” el AVE de Madrid a Málaga, infraestructura que ha supuesto la desecación del acuífero del Valle de Abdalajís, ha costado 2.500 millones de euros y supone un ahorro en tiempo de viaje al año para cada malagueño de 3,6 minutos (ahorro global dividido entre habitantes provinciales), con una subida de entre 10 y 20 euros por billete. En el AVE hay cerca de 2 millones de desplazamientos al año, cuando en la red de cercanías malagueña, con sólo dos líneas y además no competitivas en tiempo con el automóvil, se producen 620,5 millones de desplazamientos.

    Cualquier mejora que se haga en los trenes de cercanías tiene mayor racionalidad económica y social (por ejemplo, haciendo que el tren Málaga-Fuengirola tardase menos y extendiendo la línea hasta Marbella y Algeciras) sería más barato que invertir en el AVE, se ahorraría más tiempo total y beneficiaría a un mayor número de ciudadanos.
    Sólo una disminución media de 8 min en el trayecto Málaga-Fuengirola supondría un ahorro total de 1,2 millones de horas, es decir, la mitad del ahorro obtenido con el AVE (basándonos en los usos actuales de ambos transportes).
    El AVE Málaga-Madrid sí que beneficia, y mucho, a determinadas personas, que aún siendo una minoría, tienen mayor poder de decisión que el resto de los mortales. En concreto, una minoría de ejecutivos y gente influyente que hacen asiduamente el trayecto Madrid-Málaga, y sobre todo 10 personas, todas ellas diputados por Málaga en Madrid, a los que le sale gratis el AVE y están, curiosamente, entre las 350 personas que deciden las inversiones prioritarias para la provincia. No puede ser prioritario mejorar el desplazamiento de 2 millones y dejar de lado el de 620,5 millones de viajeros.

    Luego el ejemplo malagueño ha sido exhibido sin conocimiento de causa.

    Las mismas circunstancias deben aplicarse en Asturias; que el AVE circule por la vía convencional, mejorándola, y dedicar el esfuerzo inversor a la red de cercanías y a su mejor gestión, que es en la que nos desplazamos los asturianos realmente. Las mejoras técnicas y de trazado deben combinarse con la mejor adaptación de los servicios a las necesidades de la población, por ejemplo disponiendo enlaces directos entre las poblaciones principales, combinados con recorridos con paradas, disminución de tiempos de viaje, combinación intermodal, potenciar las mercancias, estudiar la adaptación de horarios a movilidad de empresa (polígonos industriales…), turística o de ocio.

  • Comparecencias de la Estrategia Energética para el 4 de noviembre

    La tramitación de la Estrategia Energética sigue su curso con la convocatoria de comparecencias informativas en la Junta General para el 4 de noviembre de 2008

    [Read More...]
  • La Junta aprueba, por unanimidad, impulsar el Plan Estratégico de Agricultura Ecológica

    La Moción Subsiguiente presentada por el diputado de IU-BA-Verdes consiguió respaldo unánime de la cámara

    [Read More...]
  • IU cuestiona la alta velocidad entre Pola de Lena y Gijón por su alto coste

    «Es que tiene muy poco sentido gastarse cientos de millones en poner unas vías con un alto impacto ambiental y que igual sólo ahorran cinco o diez minutos», explica Aurelio Martín, diputado de IU. Artículo de portada en El Comercio del 18 de octubre de 2008

    [Read More...]
  • La Europa en que vivimos es insostenible

    La conclusión principal del informe de la Confederación de Ecologistas en Acción es que la Unión Europea es estructuralmente insostenible

    [Read More...]