• No es abuso, es #VIOLACIÓN

    Ayer se hizo pública la sentencia de la violación a una joven en los Sanfermines de 2016 por la famosa Manada. Los integrantes del grupo han sido condenados tan sólo a 9 años de cárcel. El tribunal ha considerado que son culpables de un delito de abuso sexual y no de agresión sexual, tal y como pedía la Fiscalía y la acusación particular.

    Nuestras compañeras de la Red EQUO Mujeres han escrito un artículo analizando esta situación y en el que aportan una visión clara de este abuso que puedes leer aquí:

    No es abuso, es #VIOLACIÓN

    “Hemos pasado del “¡Ninguna agresión sin respuesta!” A una condena irrisoria que considera que el hecho de que cinco hombres adultos, arrastren a un portal a una joven; la arrinconen, intimiden con sus cuerpos y expresiones verbales, agredan, vejen, violen, la roben el móvil y la dejen abandonada a su suerte, no sea “agresión sexual”.

    Vivimos en un país en el que se denuncian tres violaciones al día. Sin embargo, sabemos que son  muchas más las que no se denuncian por miedo, culpa y sobre todo, vergüenza. Esta sentencia es un ejemplo más de la justicia patriarcal que venimos denunciando desde los colectivos feministas desde hace mucho tiempo, ¡demasiado tiempo!

    Asistimos de nuevo, a una manifestación clara del grado de violencia hacia las mujeres que se tolera y se acepta en la institución judicial española. Desde los Juzgados, hemos visto como si no te resistes, te cuestionan y no te creen, si te resistes, te matan como a Nagore Laffage.

    Nos sentimos indignadas ante este proceso  en el que se ha culpabilizado a la víctima, que ha sido tratada con total  indiferencia ante su dolor e indefensión. Queremos que la culpabilidad recaiga sobre los agresores, no sobre las víctimas de violencia machista. Que además de sufrir la agresión sexual, tienen que soportar la criminalización y el cuestionamiento de  los medios y de la sociedad, y de un sistema judicial que amparan la cultura de la violación.

    Queremos poder salir a la calle, a cualquier hora. Queremos poder ir a las fiestas sin necesidad de ir tuteladas y acompañadas por miedo a ser violadas.

    Queremos ser libres. Para ello, necesitamos de una sociedad igualitaria que no justifique la cultura de la violación.

    Necesitamos leyes que dejen claro que solo sí es sí que lo demás, es violación.

    Pero sobre todo, sentencias firmes que no dejen lugar a dudas de que una agresión sexual no puede quedar impune. Esta sentencia es irresponsable y temeraria. No es Justicia, es Patriarcado.”

  • Día de la tierra ¡Preserva y valora la casa que todos compartimos!

    Al atardecer del 21 de abril, la noche antes del Día de la Tierra, los Partidos Verdes de toda Europa, desde Bélgica a Polonia, de Macedonia al Reino Unido, y por supuesto pasando por España, proyectaremos un mensaje de esperanza.  Juntos y juntas haremos un llamamiento, sin importar de dónde seamos, para preservar y valorar la casa que todos compartimos.

    Muchos están mirando hacia otro lado en cuanto al cambio climático, pero nosotras decimos que debemos iluminar esto AHORA. No podemos permitir que los negacionistas del clima ganen esta batalla. Si lo hacemos, todas las personas perderemos.

    Trump ya ha demostrado que está preparado para usar el cambio climático como moneda de cambio. Otros indudablemente seguirán su ejemplo. Aquellos que se han comprometido con el Acuerdo de París, aún  tienen poco que mostrar en el logro de los objetivos mundiales que compartimos para hacer frente al cambio climático.

    En España en Gobierno del  PP se comprometió a tener cuanto antes una Ley de cambio climático y transición energética, de la que aún no se sabe nada; pero con la que nosotras estamos comprometidas.

    Como dice Carl Sagan “No hay indicio de que la ayuda vendrá de otro lugar para salvarnos de nosotros mismos”. ¡Depende de nosotros!

    Tenemos que actuar ahora para demostrar que estamos listos para luchar para proteger el único mundo conocido hasta ahora para albergar vida: poner al planeta antes que los intereses de los mercados, eliminar los combustibles fósiles y caminar hacia un horizonte de cero emisiones a través de una transición justa hacia el 100% renovable energía.