La gasolinera de la estación de autobuses de Oviedo

Tras entrevistarse con representantes de los vecinos que protestan por la instalación de esta gasolinera, Los Verdes de Asturias manifiestan su apoyo a los mismos y desean poner de manifiesto lo irregular de la licencia concedida a Repsol. Así, para poder concederla se ha procedido a una reforma del planeamiento urbano subrepticia, ya que esta modificación no se encontraba en el texto que salió a información pública, y fue incorporada no por una petición expresa en ese sentido, sino al hilo de otra petición distinta, dando lugar a que los vecinos afectados no tuvieran ocasión de pronunciarse sobre ella. La modificación es de tal transcendencia que podría dar lugar a la proliferación de gasolineras en zonas urbanas del municipio.
Por otro lado, no se conoce cómo se produjo la adquisición del terreno por el titular de la gasolinera. Ha de recordarse que existe una normativa muy rigurosa sobre la venta o cesiones de suelo de titularidad pública para lograr la máxima transparencia y que todos los posibles interesados puedan competir en condiciones de igualdad, cosa que no parece que se haya respetado.
No se ha notificado a los vecinos más próximos a la gasolinera la petición de licencia para que pudieran presentar alegaciones. Éstos se enteraron cuando vieron el comienzo de las obras, de las que ni siquiera se colocaron los reglamentarios carteles anunciadores en un principio.
En el expediente no se hace ninguna referencia al grave riesgo para la salud que suponen estas instalaciones. De estas instalaciones emanan importantes cantidades de vapores volatilizados de los carburantes; vapores que está comprobados que son altamente cancerígenos, además de agentes de otras enfermedades, cuestiones que ni siquiera se mencionan de pasada en el expediente.
Y se minusvalora en forma grave el riesgo para la seguridad pública, por el peligro que entrañan los depósitos de combustible, que han de contabilizarse conjuntamente con los propios de la estación de autobuses, todo ello en una zona densamente habitada.
Una vez más comprobamos que el Ayuntamiento de Oviedo está más interesado en el negocio de las grandes empresas, en este caso una multinacional, que en la salud y la seguridad de los ciudadanos.

En Oviedo, a 25 de septiembre de 2006

Comentario Cerrado