Los Verdes se oponen a una nueva carretera por La Colladona

Los Verdes de Asturias han formulado alegaciones en el trámite de información pública del proyecto de Carretera de Laviana a Cabañaquinta por La Collaona solicitando que no se construya.
La construcción de una carretera que sustituya a la anterior carece de justificación objetiva ya que el tráfico existente es de sólo 330 vehículos diarios, por lo que la inversión que conllevaría sería un dispendio inasumible. Además, las mejoras a introducir en el trazado respecto al existente son cuando menos dudosas, ya que van a existir pendientes más pronunciadas que anteriormente, que llegarían al 10%, con la consiguiente merma en la seguridad vial.
La obra atravesaría espacios protegidos (Paisaje Protegido y LIC de las Cuencas Mineras) y afectaría a especies de fauna y flora catalogadas, lo que supondría la infracción de la normativa asturiana y europea que establece sus marcos de protección. Contradice los objetivos del Plan de Desarrollo Sostenible del Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras. También normativa urbanística en cuanto que la construcción de una nueva carretera por la zona a atravesar en Aller es un uso no permitido, según el planeamiento urbano.
Nacho González, portavoz de Los Verdes, manifiesta que «el dinero destinado a ese proyecto injustificado debe destinarse a otras obras públicas más necesarias, como el mantenimiento de muchas carreteras que se van degradando sin que nadie mire por ellas; la red de saneamiento rural; la recuperación de suelos contaminados o canteras en desuso; o la infraestructuras para la reutilización de las aguas depuradas y grises.»
En Oviedo, a 5 de febrero de 2009.
Ver alegaciones

Hay 3 comentarios

  1. MASGPG /

    Sin ánimo de ofender a quienes no tienen que cruzar cada día la carretera de la Colladona, haga sol, siele, nieve, llueva o cualquier otra inclemencia climática, deberían dejar de hacer comentarios negativos en cuanto al nuevo trazado de la Colladona. Además si se va a hacer un túnel me imagino que será para que produzca el menor impacto ambiental posible.
    No creo que deban opinar quienes no tienen que circular a diario por la Colladona, además si el tráfico no es muy abundante por algo será, ¿no creeis?, si yo trabajo en Cabañaquinta y vivo en Pola de Laviana y para desplazarme tuviera que dar todo el rodeo yendo por Mieres, haciendo mas del triple de Kilómetros, contaminaría mucho mas el medio ambiente además de gastar mucho más combustible que no creo que sobre.
    El nuevo trazado de la Colladona es una buena idea, hará que los dos concejos, Laviana y Aller tengan mejor comunicación y hará que otras carreteras tengan un tráfico mas fluido.
    Por favor dejar de fastidiarnos a quienes llévamos años pidiendo este trazado y ahora que lo veíamos como una meta un poco más cercana llegais vosotros…….perdón por la expresión a «fastidiar»Â·

  2. kike /

    No se debe hacer un trazado nuevo. Ya está bien de nuevos ricos. En el estudio de alternativas, la mejor no la van a hacer porque dicen que es «más cara». Luego subastarán la más barata, que ellos mismos reconocen que no es la mejor. Apuesto que luego habrá unos importantes modificados y aumentos de obra…y saldrá más cara que la que han rechazado.
    Los inocentes siguen «apoyando el progreso»…¿de algunos?.

  3. jballesteros / Autor del Artículo

    Hay que hacer una gestión racional de los dineros públicos. No se puede hacer un gasto enorme para hacer una carretera nueva con un tráfico de 330 vehículos diarios. Sí se pueden hacer mejoras sustanciales en la carretera actual. Además, las figuras de protección de la naturaleza y las normas urbanísticas están para algo; no se protege la naturaleza y se ordena el urbanismo por capricho, sino para amparar un patrimonio natural cuya conservación beneficia a todos, no sólo a los 300 que pasan por esa carretera.
    Y ten en cuenta que los verdes no vivimos en Marte, somos tan gente como tú y tus vecinos, que vivimos en Asturias lo mismo que tú y trabajamos y nos desplazamos por Asturias y también tenemos que usar y padecer sus carreteras que no se mantienen como se debería.

Comentario Cerrado