El Principado espera ampliar la superficie de bosque certificado

Los responsables de Política Forestal del Gobierno de Asturias esperan ampliar hasta 2010 la superficie de bosque certificado en el Principado de seis mil a treinta mil hectáreas.

Así lo han manifestado el Director General de Política Forestal, Joaquín Arce, y el presidente de la Entidad Solicitante de la Certificación Forestal del Principado de Asturias (ESCRA), José Manuel García del Valle, en la Jornada de implantación de Certificación Forestal celebrada hoy en Oviedo.

Este tipo de certificaciones garantizan la gestión sostenible del monte y la procedencia de la madera. Existen dos tipos, el sistema PEFC, iniciativa del sector privado forestal con criterios de mantenimiento, conservación y desarrollo del bosque, y el FSC, promovido por WWF-Adena, que también tiene en cuenta los derechos de los trabajadores y el impacto ambiental.

En Asturias el sistema más implantado es el PEFC y para obtener la certificación hace falta tener un plan de gestión del monte, acudir al ESCRA para tramitar la solicitud y cumplir con el Manual de Buenas Prácticas de Gestión Forestal en el Principado de Asturias.

Según García del Valle, este sello plantea unos requisitos bastante exigentes pero, en el caso del monte privado, su puesta en marcha puede otorgar hasta diez puntos en las solicitudes para subvenciones del Principado.

Cada vez son más los consumidores que piden certificados de origen y sostenibilidad de las materias primas con que se elaboran sus compras, ha explicado Arce, y esto es aplicable también a la madera y al papel, por lo que ha destacado la doble finalidad de estos avales, que por una parte potencian la correcta gestión ambiental de los bosques, y por otra revalorizan los productos.

García del Valle ha hecho hincapié en que «esta certificación es el futuro de nuestros bosques y de nuestros montes» ya que en estos momentos «el medio rural está en declive».

«Se están abandonando las ganaderías, prácticamente en cuanto a agricultura ya no existe, entonces poco nos queda, el motor que va a impulsar un poco la economía y la sujeción de los habitantes al medio rural va a ser el forestal», ha apuntado García del Valle.

Arce ha destacado en la inauguración del acto que «la existencia de altos niveles de protección al medio ambiente son síntomas de sociedad avanzada» y que «la protección ambiental no se puede considerar un lastre».

La jornada de hoy se encuentra enmarcada dentro del programa EmpleaVerde de la Fundación Biodiversidad y de «El futuro del bosque está en tus manos», proyecto de PEFC España cofinanciado por el Fondo Social Europeo. Según los datos aportados durante la misma, Asturias es la comunidad que menos madera certifica después de Aragón, Extremadura y Valencia.

Comentario Cerrado