Ecologistas y juristas, contra el ruido en Gijón

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies y la Asociación de Juristas contra el Ruido han pedido al Ayuntamiento de Gijón que tome medidas para paliar el «grave» problema de ruido que padece la ciudad.

Según informó el colectivo, «el nivel sonoro medio diario es de 67 decibelios, superando ampliamente los valores admitidos en la legislación, que están fijados en 45 decibelios durante la noche de 22 a 7 horas y de 55 decibelios durante el día de 7 a 22 horas».

Los ecologistas aseguran que con los datos de la red de estaciones de control del Principado, la ciudad «estaría fuera de norma en materia acústica 360 días al año«.

Estos datos del año 2008, «acreditan que ha empeorado la calidad acústica de Gijón, de acuerdo al mapa sonoro realizado por el Ayuntamiento en el año 2001-2002», según consta en el comunicado.

Para la coordinadora, el control del ruido constituye una competencia municipal, «pero que la mayoría de ayuntamientos asume con manifiesta desgana, postura a la que no es ajeno el Ayuntamiento de Gijón».

Según la Coordinadora, en el caso de Gijón, «la ordenanza municipal es excesivamente superficial, no contempla varias de las fuentes de ruido habituales ni medidas decididas para atajarlas, por lo que debería redactarse otra más acorde con las nuevas orientaciones legales en esta materia».

«Es necesario que se tomen medidas serias en vista de la gravedad del problema que se padecen en todas las zonas de la ciudad donde hay estaciones de control de la contaminación», concluye el comunicado.

Comentario Cerrado