¿Existe una verdadera estrategia energética?

Artículo de OLGA ÁLVAREZ GARCÍA CONCEJALA DE LOS VERDES EN MIERES en La Nueva España, 14 de marzo de 2009

Se celebraron recientemente en Mieres unas interesantes jornadas económico-ecológico-energéticas en la Casa de Cultura de Mieres. Las intervenciones que se produjeron a lo largo de las mismas fueron tremendamente interesantes y clarificadoras. El primer día intervinieron los colectivos sociales afectados por dicha estrategia. Todos fueron elocuentes sobre la cantidad de problemas que dicha estrategia les ocasiona. Muchos intervinientes reflexionaron sobre la pasividad del ciudadano que ignora o se desentiende de dicha estrategia por pensar, erróneamente, que no le afecta.

Al día siguiente los técnicos demostraron lo equivocados que están quienes piensan que no les afecta porque al lado de sus propiedades no colocan ninguna de las infraestructuras previstas. En la primera ponencia, el economista Julio Lago hizo referencia a la importante sobrecapacidad instalada. A esto debemos añadir que:

-La calidad del servicio es elevada, siempre ha permitido atender las necesidades.

-El crecimiento de la demanda viene bajando desde hace unos años.

-España exporta energía eléctrica desde 2004.

-Se anuncian importantes medidas de ahorro energético por parte del Ministerio.

Además, nos piensan repercutir a todos los ciudadanos, vía tarifas, los costes de los errores que cometen los gestores de las empresas y del mercado eléctrico. Pagaremos entre todos el coste de amortización de las centrales, de todas, tanto de las que se usen como de las que estén infrautilizadas

Las zonas deficitarias de electricidad son Madrid, Cataluña, País Vasco, Valencia y Cantabria. El Ministerio aconseja producir en ellas y evitar las pérdidas de transporte y la construcción de líneas como Sama-Velilla o Soto-Penagos, con torres de 51 metros de alto espaciadas 500 metros a lo largo de centenares de kilómetros, lo que hace, según sus palabras, que «el territorio que soporte ese tendido será un territorio muerto».

A continuación, en la segunda ponencia, José Alba recordó que en 2008 el turismo aportó más riqueza al producto interior bruto de Asturias que la transformación de energía. Manifestó que la estrategia energética de Asturias «no es estrategia porque no contempla fines, objetivos, instrumentos, temporalización, indicadores y sistemas de retroacción». Tampoco es energética porque obedece a otros criterios ajenos al mercado energético, y negó además que fuese asturiana, puesto que la transformación de energía primaria importada tributa el IVA, por ejemplo, allá donde las empresas tienen su domicilio, fuera de aquí, y porque no obedece a ninguna razón o necesidad de Asturias.

¿Cómo es posible que el PSOE insista en ejecutar una política tan insostenible y que va a suponer un quebranto injustificado en los maltrechos bolsillos proletarios en una época ya de por sí bastante dura? Yo, francamente, no alcanzo a ver las razones, así que tienen que ser los representantes del PSOE quienes expliquen estas cuestiones a los ciudadanos.

Comentario Cerrado