Los Verdes, contra la privatización de AENA

Ante el paro convocado el 25 de marzo por varios sindicatos, Los Verdes se pronuncia en contra de la privatización de AENA

Desde Los Verdes se teme que la privatización parcial o total de Aena ponga en peligro su gestión ambiental.

El costo medioambiental para una empresa se asume de muy mal grado, ya que todo lo que implica inversión para cumplir normativa legal resulta oneroso. Sin embargo, para ser respetuoso con el medio ambiente se debe cumplir el marco normativo.

Las empresas no están obligadas a tener implantados sistemas de gestión ambiental, sin embargo algunas se dotan de estas herramientas por imagen pública, marketing verde, prestigio y sobre todo por ordenar todo el galimatías que generalmente tienen disperso entre muchos y variados departamentos de sus estructuras organizativas, sin orden ni concierto. También porque en muchos casos se dan cuenta de que si implantan sistemas de gestión ambiental pueden tener accesos a subvenciones, ayudas, etc. por parte de los organismos oficiales.

Los Verdes recuerda que en el caso de Aena además se ha dado la voluntad de implantar los sistemas de gestión ambiental por ser una red pública del Estado y puerta de entrada principal de muchos visitantes extranjeros con gran sensibilidad ambiental y también y estratégicamente por lo disperso de su red y poder controlar la amplitud de subsistemas, empresas y contratistas que trabajan en los recintos aeroportuarios.

Actualmente el 100% de la red está dotada de un sistema de gestión ambiental que es mantenido, revisado y certificado externamente. El costo del mantenimiento y certificación se puede asumir por funcionar en red todo el sistema, consiguiendo economías de escala, ya que se sabe que hay muy pocos aeropuertos que sean rentables y muchos, por el contrario, arrastran grandes déficits. La solución de esos malos resultados no puede ser la agresión medioambiental, externalizando costes en forma de daños al medioambiente, ni tampoco el empeoramiento de las condiciones salariales y laborales de los trabajadores aeroportuarios.

Para Los Verdes, en el momento que se rompa el sistema de red y cada aeropuerto apueste por su desarrollo en solitario y en competencia, se teme que lo haga en detrimento de su gestión ambiental que será un lastre para poder despegar.

Por último, ante la profunda crisis ecológica, Los Verdes llama a reflexionar sobre el sentido de la multiplicación de tantos aeropuertos en la zona norte (Bilbao, Vitoria, Hondarribia, Biarritz, Santiago, Coruña, Vigo, Logroño, Huesca, Zaragoza, Pamplona, etc.) y sobre la necesidad de ir reduciendo el tráfico áereo con criterios de racionalidad económica y ecológica, para ir cumpliendo con los objetivos del Protocolo de Kyoto y rebajar nuestra huella ecológica.

Comentario Cerrado