Alemania prohíbe el maíz transgénico MON-810

El Gobierno alemán aprecia peligro para el medio ambiente en el MON-810 de Monsanto.
El cultivo de OMG está prohibido en Asturias tras aprobar la Junta General (Parlamento) una proposición en ese sentido defendida por Aurelio Martín , actual Consejero de Medio Rural (IU-BA-Verdes)

Es posible que la prohibición acabe en los tribunales y la multinacional americana Monsanto pida una indemnización millonaria por la prohibición de sus semillas.

La Ministra de Agricultura alemana Ilse Aigner anunció el jueves la prohibición de cultivo del maíz modificado genéticamente y la comercialización de sus semillas. La cosecha de MON-810 ha sido prohibida en Alemania.

La Ministra Aigner anunció a los reporteros que tenía razones de peso para creer que el cultivo de MON-810 supone un peligro real para el medio ambiente, declaraciones apoyadas por el Ministro de Medio Ambiente

En esta decisión, Aigner se apoya en un cláusula de la Unión Europea que permite a cada país la imposición e dichas prohibiciones.

«La decisión no ha tenido motivaciones políticas» afirmó la Ministra Aigner que pertenece a la muy conservadora CSU (Unión Social Cristiana Bávara). Esta medida debe considerarse como exclusiva para esta variedad y no extensible a otras futuras aplicaciones de la ingeniería genética

Greenpeace y Amigos de la Tierra han aplaudido la medida, largamente esperada, y apoyada en estudios científicos.

Será difícil no obstante defender la prohibición en los tribunales y según expertos consultados por Der Spiegel la reclamación puede alcanzar 6-7 millones de euros.

El ministro de Medio Ambiente bávaro el conservador Markus Söder apoya una Alemania libre de OMG.

En cambio el Presidente de la Universidad Técnica de München Wolfgang Herrmann, cree que hay un riesgo de «huida» de investigadores.

Existe por otro lado disparidad de criterios entre la CSU y su socio tradicional la CDU de Angela Merkel. Katherina Reiche, diputada portavoz del Grupo Parlamentario CDU/CSU se ha quejado de la actitud de la CSU calificándola de «propaganda barata e irresponsable» que daña a la industria alemana. Ha puesto el ejemplo de una filial de Bayer que se ha movido de Potsdam, (Berlin), a Bélgica, según ella por ese sentimiento anti-OMG.

MON 810 se aprobó en Europa en 1998 y era la única cosecha de OMG (Organismo Modificado Genéticamente) autorizada en Alemania. La planta produce una toxina letal para plagas del maíz. Se plantaban unas 3,600 hectáreas en Alemania. Está prohibido en otros cinco Estados europeos Austria, Hungría, Grecia, Francia y Luxemburgo.

Comentario Cerrado