EL ESTADO ESPAÑOL NO PUEDE HACER CASO OMISO AL MENSAJE DE LA UE: EL SOBRECOSTE DEL MUSEL ES ILEGAL

1.- Las últimas noticias dejan claro que el enorme sobrecoste en las obras del Musel no tendrá financiación del Fondo de Cohesión, pese a haber sido solicitada oficialmente por España y haber sido incluido el proyecto en el Programa Operativo del Fondo de Cohesión, cuya financiación global estaba garantizada. Esto ocurre porque la UE, a partir de la denuncia formulada por Los Verdes de Asturias y por sus propias investigaciones posteriores, ha detectado graves irregularidades en la gestión, definición y contratación de esa obra.

2. Exactamente por las mismas razones por las que la UE rechaza financiar el sobrecoste, el Ministerio de Fomento deberá rechazarlo también. Si una actuación es ilegal y, por ello, no financiable, para la administración pública europea, lo es también para las demás: la española, la asturiana, etc., cuyo ordenamiento jurídico es el mismo.

3- En caso de que la UE no admita el sobrecoste, no estará tampoco aprobada esa actuación, dado que el Consejo de Administración del Puerto aprobó la Segunda Fase condicionada a la existencia de financiación europea.

4.-Por tanto, por su ilegalidad, por no contar con financiación y por no poder considerarse aprobado el sobrecoste, las obras deberían pararse de forma inmediata. Y los sobrecostes, si se produjeran, deben correr a cargo de los adjudicatarios. Y en cualquier caso, si se demostrase la necesidad de proceder a una revisión del contrato inicial, deber hacerse de acuerdo con la legislación sobre contratación de las administraciones públicas europeas.

5.-Con todo esto se demuestra también que la presentación de este proyecto para engañar a la UE fue una grave negligencia, o algo peor, y que debido a ello se ha podido perder la posibilidad de financiar con el fondo de cohesión otros proyectos de interés para Asturias como los saneamientos, gestión de residuos, etc. Si no se hubiera incluido este sobrecoste en el programa operativo o se hubiera sustituido hace meses por otro proyecto, tal como solicitamos los Verdes, el ridículo por el que está pasando la administración española y los perjuicios económicos para Asturias serán menores.

6.-Asimismo, el Presidente del Puerto, Rexach, y los que lo apoyan, cuanto más se escudan en que no fueron ellos, sino otros, los culpables del desaguisado, más vergüenza hacen pasar al Estado español, que por culpa de esos nefastos gestores está quedando desprestigiado ante las autoridades europeas y además puede ser sancionado. El Estado está tan avergonzado que ningún miembro de los Ministerios implicados ha hablado del tema con los medios.

7.-Por todo ello, Los Verdes de Asturias consideramos que Rexach debe ser cesado de su cargo, y también quienes apoyaron ese sobrecoste desde Puertos del Estado u otros ámbitos, y que asimismo deberá abrirse también en España una investigación por parte de la Intervención General del Estado y la Fiscalía para aclarar la legalidad de los cambios, la tramitación y la gestión de este proyecto.

Comentario Cerrado