La Coordinadora rechaza de nuevo la Incineradora

La Coordinadora Ecoloxista denuncia las manipulaciones que se están trasmitiendo con la gestión de residuos en Asturias «para fomentar la opción de la peligrosa incineración en Serin-Gijón como única solución posible cuando hay otras muchas más adecuadas, seguras y más económicas».

La Coordinadora manifestó que en la región se llevan al año a vertederos controlados 3.413.975 toneladas/año, lo que incluye 1.628.348 de residuos de centrales térmicas de carbón (escorias, cenizas, yeso); el resto son los urbanos o asimilables: residuos industriales, de construcción y demolición, lodos de depuradoras y residuos sólidos urbanos son 477.000 toneladas/año, lo que representa que los residuos vertidos al año en Asturias «solo un 14% son residuos urbanos».

La Coordiandora rechaza el argumento repetido de que el vertedero de Cogersa se agota en el 2015, dato que completamente falso y que no responde a la realidad de las instalaciones de la zona central.

El colectivo precisó que «lo que se agota es el actual frente de vertidos, pero no el vertedero donde hay un gran complejo de tratamiento autorizado en Serín, donde además hay varias instalaciones complementarias; vertedero de residuos industriales, vertedero de materiales de construcción, planta de tratamiento de residuos industriales y planta de compostaje, entre otros».

Asimismo, recordó en su comunicado que de acuerdo «a los datos facilitados en la memoria de Cogersa entraron al complejo de Serín 533.926 toneladas/año de residuos sólidos urbanos, lo que da nos una media 1,37 Kg./persona y día de basura, de estos 477.674 fueron llevados al vertedero».

Además de Cogersa hay otros gestores significativos de residuos tan peligrosos como los urbanos, todos tiene el correspondiente vertedero legalizado, según los ecologistas, como Arcelor, Asturiana de Zinc o las térmicas de Aboño, Soto de la Barca o Langreo. Por este motivo, los ecologistas insisten en que «en Asturias, hay muchos más vertederos, que los residuos sólidos urbanos precisan de unas políticas mas activas de reducción, de reutilización y de reciclaje».

Comentario Cerrado