Deporte+especulación=fracaso del proyecto

La ciudadanía de Cudillero merece unas instalaciones deportivas de calidad y por eso rechazamos el proyecto aprobado por la corporación local.

La actuación oscura del Ayuntamiento ha viciado en origen la consecución de instalaciones deportivas modernas en Cudillero, ya que en lugar de afrontar las obras en los terrenos públicos del actual campo de fútbol, y en caso necesario, recurrir a otros terrenos fuera del Suelo No Urbanizable de Costas, ha optado por hacer un favor a una empresa constructora para que gane millones de euros. Tememos que esta vinculación impida la llegada de fondos estatales para las instalaciones deportivas locales.

El pelotazo urbanístico que el Alcalde intenta asociar con el deporte, convertiría más de 144.000 m2 ahora de poco valor, en un terreno que podría valer muchos millones de euros, por obra y gracia de una simple actuación administrativa. Claramente beneficiada de esta operación saldría la citada empresa inmobiliaria y en ningún caso los vecinos de Cudillero.

El Ayuntamiento intenta, con la excusa de que pide instalaciones deportivas, retomar la recalificación rechazada por la CUOTA en 2006 de los terrenos comprados por una constructora en la zona de protección de la turbera de Dueñas.

El Ayuntamiento se ha obligado además a pagar entre 2 y 2.5 millones de euros a la constructora, si no se lleva a efecto la recalificación de terrenos que le permita construir 650 viviendas.

La construcción del campo de futbol en la zona POLA y la de las viviendas y demás edificios en las cercanías del Monumento Natural de la Turbera de las Dueñas, dañaría gravemente la principal riqueza y a la vez recurso del municipio de Cudillero, su paisaje y recursos naturales.

Los vecinos de Cudillero y el Club de Fútbol de Cudillero (cuyo patrocinador, no por casualidad, es la misma constructora, empresa que, de momento, no vende nada en el concejo ), están siendo utilizados por el Alcalde, que ha planteado la construcción con dinero público de un campo de fútbol de peores condiciones que el actual y sin ninguna posibilidad de desarrollo futuro, dada su ubicación en zona de protección del litoral.

Los terrenos donde se pretende realizar el campo de fútbol son propiedad de la empresa inmobiliaria, comprados hace poco tiempo, junto con otros, por unos 3 millones de euros, y que según el convenio firmado con el Ayuntamiento de Cudillero se permutarían por los terrenos del actual campo de fútbol y por la recalificación de los 119.000 m que la empresa tiene en la zona del entorno de la Turbera de Dueñas. Un negocio redondo para la constructora al multiplicar el valor de sus terrenos en poco más de 3 años.

Si la operación les sale bien, el beneficio será en su mayor parte para la constructora, y si sale mal no perdería nada.

Mientras el alcalde habla del campo de fútbol, no cita en ningún momento que la autorización del Principado para dicho campo obliga a que tenga que ser realizado bajo la rasante del terreno, sin ningún tipo de instalación auxiliar como vestuarios, aparcamientos y ni siquiera cubiertas. Por supuesto el Principado tampoco ha autorizado la construcción en zona POLA de Polideportivo ni piscinas u otras instalaciones que la Alcaldía parece estar vendiendo a los pixuetos. Todas estas instalaciones sí hubieran sido posibles si se hubiera buscado con verdadero interés público un emplazamiento más adecuado, que no estuviera en una zona de protección y por tanto libre de todas las limitaciones existentes.

Comentario Cerrado