VALLEDOR RECUERDA A BUENDÍA LA NECESIDAD DE EVALUAR EL IMPACTO AMBIENTAL EN LAS INTERVENCIONES EN LOS MONUMENTOS NATURALES

En una carta enviada el 24 de abril se pide que detenga una actuación agresiva y se valoren otras alternativas en el caso de la Ruta del Alba o Camín d’Agüeria, pues se está procediendo al hormigonado del tramo Retorturiu-La Vega y se va a intervenir en el tramo final del desfiladero sin que conste que se haya efectuado la Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental (EPIA).

Existen mejores alternativas que el hormigón para una ruta senderista, compatibles además con el paso de vehículos de los vecinos, ganaderos y propietarios, sin desnaturalizar uno de los mejores enclaves de Sobrescobiu. La agresión no es sólo para el medio ambiente, sino que además se degrada el atractivo del Monumento Natural más conocido del concejo y que más visitantes atrae.

La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras inició las obras para hormigonar varios kilómetros de la Ruta del Alba el 20 de abril, entre el puente del Retorturiu y La Vega, y arreglar el resto de la senda, desde La Vega hasta la Cruz de los Ríos, con un coste de 472.124.-€ (78,5 millones de pesetas). El Decreto 38/1994 de 19 de mayo, que aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Principado de Asturias, (BOPA 02-VII-1994), establece la realización de EPIA para obras de la administración de importe superior a 300.506 euros (50 millones de pesetas), no nos consta que se haya realizado Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental (EPIA), con información pública. Desde IU de Sobrescobiu y desde el Grupo Parlamentario se ha solicitado información al Ayuntamiento y a la Consejería, sin éxito.

IU de Sobrescobio organizó una protesta que reunió cientos de firmas en contra del uso de hormigón en este Monumento. El Decreto 44/2001 de 19 de abril por el que se declara Monumento Natural la Ruta del Alba (BOPA 09-V-2001) no sólo no exime, sino que consolida la obligación de realizar EPIA.

El procedimiento de EPIA establecido en el PORNA, obliga a que los estudios correspondientes se realicen con antelación a la ejecución material de la obra o actividad. Y además los resultados de esta evaluación preliminar de impacto ambiental deberán figurar en el expediente de tramitación de los créditos presupuestarios correspondientes.

El hormigón es un suelo agresivo y poco recomendable para rutas peatonales y senderistas, que tampoco conviene al ganado, y en particular es innecesario en las que son llanas como la del Río Alba. A eso debemos añadir que hay soluciones más baratas como empedrados, macadán, caminos de arena calibrada, etc., y que con la misma inversión generan más empleo.

Comentario Cerrado