Otra vuelta urbanística en Cuideiru

A LA CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO E INFRAESTRUCTURAS

Alegaciones al DOCUMENTO AMBIENTAL DE CONSULTAS PREVIAS DEL PROYECTO DE CAMPO DE FÚTBOL EN CUDILLERO conforme a la información pública remitida con fecha registro de salida 30 de junio de 2009, recibido el 7 de julio:

1º) Se plantea una modificación de 82.000 m2 de suelo que actualmente se considera como suelo sin clasificar de influencia de la turbera, para su calificación como SNU de Sistemas Generales Deportivos, donde se implantarán campo de fútbol, piscina polideportivo, aparcamientos, etc. El solicitante del proyecto ha reducido el Estudio de Impacto Ambiental al CAMPO DE FÚTBOL, pero la recalificación implica otra serie de construcciones como polideportivo, piscina cubierta, aparcamientos, viales, sistemas de abastecimiento, saneamiento, etc. El Estudio de Impacto Ambiental presentado se refiere exclusivamente al campo de fútbol, luego no concuerda, se solicita el todo pero se evalúa una cuarta parte, aproximadamente.

2º) La justificación del emplazamiento se hace mediante un estudio de alternativas cuando menos tendencioso e interesado, no presentando para nada alternativas lógicas ni razonables, con la única finalidad orientada y predirigida de querer presentar como única solución viable la pretendida por el Ayuntamiento desde el primer momento, y en suelo propiedad de la constructora ANJOCA. En ningún caso justifican porqué no se ha comparado y no se han tenido en cuenta emplazamientos mas lógicos y razonables como por ejemplo los terrenos de titularidad municipal ocupados por el actual campo de fútbol.

3º) Estudio de impacto sobre la red de transporte, acceso rodado y aparcamiento: no existe. Estudio de impacto sobre la red de infraestructuras básicas: no existe.
En ningún momento se hace ningún estudio de impacto sobre estos medios dado que tanto los aparcamientos como los accesos, y las propias obras de instalaciones deportivas, afectarían cortando el cauce procedente del drenaje de la Turbera de las Dueñas y modificándolo, afectando irreversiblemente a la zona húmeda relacionada. Dichas actuaciones devienen prohibidas según el articulo 5. del Decreto 99/2002, de 25 de julio, por el que se declara Monumento Natural la Turbera de Las Dueñas (Cudillero),. En su capítulo dedicado a usos no autorizados se citan literalmente en sus puntos:
“3: Realizar excavaciones o cualquier otra actuación que pueda causar daño a la vegetación propia de estos hábitats, bien sea directamente o indirectamente por cambios en las condiciones hídricas y de drenaje de la zona.”
“11: La ejecución de cualquier obra que altere el equilibrio hídrico de la turbera”.

La declaración mediante el Decreto 99/2002, de 25 de julio, del Monumento Natural la Turbera de Las Dueñas (Cudillero), señala como valores mas que destacables por mucho que el propio Ayuntamiento (que debiera de ser su principal valedor) diga lo contrario, concretamente en el artículo 3 de dicho decreto, literalmente
“ Artículo 3.—Finalidad:
La finalidad de esta declaración es la de preservar los valores geomorfológicos, botánicos, faunísticos y paisajísticos del enclave y salvaguardar este elemento representativo de sistema de turbera de las acciones o actividades que produzcan la reducción de su extensión territorial o alteren los procesos hidrogeológicos que condicionan su funcionalidad y pongan en peligro a las especies ligadas a este medio.”

4) Depuración y vertidos: La red afectaría igualmente a las salidas de los drenajes naturales de la turbera ya citados anteriormente. No se hace mención alguna.

5) El planeamiento existente resulta más sostenible que el propuesto, según la propia consejería de Medio Ambiente.

6) ANTECEDENTES. Además existen numerosos hechos anteriores y posteriores al inicio del expediente ahora alegado directamente relacionados con el asunto que nos ocupa como son:

PRIMERO: El 16 de abril de 2.009 el Pleno Municipal de Cudillero aprueba la adjudicación definitiva de las obras de Construcción de Campo de Fútbol de hierba artificial en Villademar a la empresa Contratas Iglesias, S.A., en el proyecto adjudicado tal y como se dice anteriormente, aparecen marcados los aparcamientos situados prácticamente en la totalidad de su extensión en la zona POLA (SNU de Protección de Costas ), pese a estar prohibidos en dicha ubicación claramente por en acuerdo de Consejo de Gobierno de 1 de abril, (y lógicamente por el Decreto 107/1993, de 16 de diciembre, por el que se aprueban las directrices subregionales de ordenación del territorio para la franja costera).
Estos planos pese a no existir aún la aprobación de dicho estudio de implantación han sido adjuntados ya como documentación parte del proyecto entregado a la empresa adjudicataria de la obra del Campo de Fútbol, estando por tanto el Ayuntamiento nuevamente adelantándose a los acontecimientos en la política ya tantas veces utilizada de hechos consumados ya que dicha adjudicación no se entiende posible dado que la actual clasificación urbanística de las fincas objeto del contrato no lo permiten, el orden lógico sería primero reclasificar y después contratar.

SEGUNDO:
1.- Los fundamentos de la pretensión municipal no se ajustan a la realidad, dado que en Villademar ya existe un campo de fútbol reglamentario de hierba, y otro de arena para entreno, de propiedad municipal, sobre un terreno de unos 25.000 metros cuadrados, con lo cual existe una alternativa viable y acorde con la legalidad urbanística, y que no precisaría cambio en la normativa cual es el arreglo del actual campo de fútbol, que además resulta más barata y racional.

2.- Tras el pretendido cambio de ubicación del campo de fútbol, el objetivo que subyace es una operación de permuta y recalificación en beneficio de una empresa inmobiliaria, que incluso anuncia la venta de viviendas públicamente desde hace años en esa zona. La recalificación ya fue desestimada por la CUOTA y la CAMA en 2006, lo que se pretende soslayar ahora mediante un acuerdo entre empresa inmobiliaria y el Ayuntamiento para forzar la legalidad, trasladando el actual campo de fútbol a la zona que actualmente se declara el suelo afectado como suelo sin clasificar de influencia de la turbera, liberando a la par sus actuales terrenos para permuta con la empresa y darle la edificabilidad que pretendía en SNU.

3.- La racionalidad económica debe estar presente en la acción de Gobierno, y aquí se beneficia de manera encubierta a una empresa inmobiliaria y se perjudica al erario público, dado que se permutan terrenos valiosos y urbanizables por otros sin aprovechamiento urbanístico, mediante un acuerdo ayuntamiento-empresa en el que no se justifica el equilibrio entre los bienes y derechos intercambiados.

4.- El traslado del campo de fútbol tiene un difícil encaje urbanístico, y además, a la vista de los documentos presentados que no resuelven la ubicación de los edificios auxiliares y aparcamientos, la cubrición de gradas. Tampoco se abordan los accesos necesarios, ni la evacuación de aguas residuales

Por Resolución de 4 de diciembre de 2006 la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras consideró la actuación ambientalmente inviable por, entre otras, las siguientes razones:
“a) El estudio de diagnóstico ambiental sostiene que los futuros trabajos de excavación pueden afectar al sistema de circulación de aguas, de lo que puede deducirse la existencia de riesgos para el sistema hidrológico de la turbera y para la integridad de ésta. Asimismo, reconoce que la propuesta modificará significativamente el paisaje con efectos sobre las comunidades vegetales, introducción de elementos extraños y ocultación de elementos paisajísticos de interés. Estas determinaciones afectan al régimen de usos del Monumento Natural, entre los que se considera no autorizado la ejecución de cualquier obra que afecte al equilibrio hídrico de la turbera, así como la construcción de edificaciones u otras infraestructuras que transformen el entorno paisajístico de la turbera.
b) El planeamiento existente resulta más sostenible que el propuesto, de mayor definición y garantías para la protección del Monumento Natural, ya que actualmente considera el suelo afectado como suelo sin clasificar de influencia de la turbera.
c) La actuación afecta a una franja de suelo, de elevada calidad medioambiental en base a sus valores naturales y paisajísticos, comprendida entre la carretera CU-3 y la turbera de Las Dueñas, que merece protección y conservación como recurso no renovable para el desarrollo sostenible (el POLA considera este suelo como zona de influencia de la turbera de Dueñas).”
La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) en sesión celebrada el 13 de diciembre de 2006 acordó denegar la aprobación definitiva de la revisión parcial de las Normas Subsidiarias de Planeamiento de Cudillero por contar, la propuesta de Revisión, con informes desfavorables tanto de la Comisión de Asuntos Medioambientes (CAMA) como de la propia Consejería de Medio Ambiente y porque no resultaba justificado el interés público de la revisión solicitada amén de otras muchas irregularidades que se enunciaban en el propio Acuerdo denegatorio.

Por tanto y en base a todas las alegaciones y antecedentes presentadas SOLICITAMOS:

El sometimiento a Evaluación de Impacto Ambiental de la recalificación de un área de 82.000 m2 en la zona de Dueñas (Cudillero) Expte. IA-IA-0374/09 según se nos ha consultado.

En Oviedo, a 22 de julio de 2009

Comentario Cerrado