El Director de Greenpeace en Mieres

Mieres del Camino, A. LORCA

Es posible un sistema exclusivo de energías renovables, las nucleares no son necesarias, nadie escapará del cambio climático, que se puede banalizar para los ciudadanos si los gobiernos mundiales no toman decisiones para atajarlo y, además, en Asturias no es necesaria la planta de incineración de residuos y el litoral, en especial el de Llanes, corre peligro de mediterranealizarse. Éstas son las principales tesis que defiende, en esta entrevista, el director general de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, que el jueves ofreció en Mieres una conferencia invitado por Espacio Cultural Parpayuela, en un acto en colaboración con el Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas.

-¿Cuáles son los principales problemas medioambientales de Asturias?

-Asturias no es ajeno al problema del cambio climático. Éste es un problema común a todo el planeta, del que también la cornisa cantábrica y Asturias es constante víctima. Nadie puede sentirse ajeno, aunque algunos piensan que se centra en otras latitudes. Además, en Asturias se están construyendo infraestructuras energéticas contrarias a nuestras posiciones, como son las relativas a las plantas de ciclo combinado, que se fundamentan en quemar gas para crear energía. Ése es el problema clave. Nosotros consideramos que hay que evitar la construcción de nuevas térmicas, aunque sean de gas, y centrarse en el impulsar las energías renovables.

-Convenza a la gente de que existe el cambio climático.

-La cuestión es que el cambio climático no es una teoría científica que hay que demostrar sino una realidad palpable, con hechos constatables. En España hemos visto como se han reducido un 95 por ciento las glaciaciones pirenaicas, esto ha ocurrido en los últimos 100 años. El agua que corre por los ríos en 10 se ha reducido un 15 por ciento y no por el descenso de las precipitaciones. Al haber un aumento de las temperaturas, de 1,5 grados, hay una mayor evaporación. Si nos vamos a otras latitudes, en el 2007, se alcanzó el mínimo de cubierta de hielo en el Ártico. Es cierto que en 2009 se ha aumentado pero sobre unos mínimos históricos. Hay muchos datos que prueban este cambio, como la rápida desaparición de los glaciares de Groenlandia, que se están deshaciendo más que nunca. Existe una acumulación de datos abrumadora que hace que el cambio climático no sea una teoría sino una realidad.

-Tanto hablar de cambio climático, ¿no se está banalizando el tema?

-Esto puede producirse si los gobiernos vuelven a fracasar. Los ciudadanos pueden pensar que si no hacen nada no será tan grave. Si siguen sin adoptar medidas tendrán una gran responsabilidad.

-¿Qué piensa de los incumplimientos de España en el Protocolo de Kioto en un Gobierno que habla tanto de luchar contra el cambio climático?

-Efectivamente hay un abismo entre las declaraciones de Zapatero y la realidad de las políticas. Es muy significativa en este sentido la falta de acción del Ministerio de Industria. Al revés promueve la energía más contaminante y elimina los apoyos a las energías renovables. Se trata de un discurso contradictorio entre declaraciones y acciones.

-¿Se puede llegar a tener en España sólo energías cien por cien limpias?

Se pueden tener. Tenemos el potencial tecnológico para ello. Se trata de tener la voluntad política para llegar a ello.

-¿Qué opina del descenso en la inversión en energías renovables?

-Es algo que venimos denunciando. Se están amenazando 20.000 puestos de trabajo en energías renovables. Se ha oído poco la voz de los sindicatos en este sentido, sobre todo si se compara con el caso de Garoña. Desde el punto de vista del empleo, las renovables generan más que cualquier otra fuente energética.

-Se acusa a las renovables de estar excesivamente subvencionadas.

-Es verdad que tienen una prima. Esto se debe a que son fuentes de energía que están empezando y a que generan un beneficio a la sociedad con la bajada de emisiones de CO2. Pero también se subvenciona el carbón y a las centrales nucleares.

-Nucleares, no. ¿Por qué?

-Se dice que la nuclear es limpia y no lo es por los residuos que genera. Hoy (15 de octubre) se han encontrado en una planta de Francia 8 kilos de plutonio abandonados. Un gramo de plutonio causa la muerte de una persona. También se dice que es segura, sólo hay que pensar en los que pasó en Chernobil. También se dice que es barata, cuando la realidad es que son carísimas porque la construcción de una central nuclear es enormemente cara.

-¿Y de la supresión del Ministerio de Medio Ambiente?

-Su eliminación es escandalosa. Las políticas verdes quedan de esta forma en segundo plano. No entendemos las razones que han llevado al Gobierno a tomar esta medida y, por supuesto, hemos pedido que se vuelva a instaurar el Ministerio.

-¿La crisis económica frena el deterioro del litoral?

-Ha servido para frenar el desarrollo urbanístico. Ahora lo que necesitamos es cambiar las políticas de fondo para que no sucedan cosas como las que han estado pasando en la costa del Levante.

-Cómo está el litoral asturiano?

-Es verdad que Asturias, en comparación con otras comunidades es más favorable en este sentido pero venimos observando un proceso de mediterraneización de la costa cantábrica. Más acusado en Galicia y Cantabria pero hay que estar vigilantes para que no se produzca en Asturias porque en la zona de Llanes, por ejemplo, van por este camino.

-¿Por qué están en contra la incineradora de residuos?

No somos partidarios de la planta incineradora. No solo por la emisión de sustancias tóxicas, sino porque creemos que es preferible el reciclaje a la incineración. En el balance de emisiones preferimos el reciclaje a la incineración.

Comentario Cerrado