El incendio minero en la Cuenca del Nalón

Visto el grave incendio ocurrido en el pozo Maria Luisa los Verdes de Asturias consideramos necesario señalar lo siguiente:

1.- En primer lugar, lamentar profundamente el accidente y ofrecer nuestro apoyo a las personas que lo han sufrido más directamente. También desear que se tomen las medidas necesarias, sin reparar en gastos, para que el incendio se apague totalmente a la mayor brevedad y no tenga repercusiones laborales negativas sobre los trabajadores del pozo.

2.- En segundo lugar señalar que HUNOSA, como propietaria de la explotación, debe investigar lo ocurrido, aclarar responsabilidades, asumir lo que le corresponda y exigir de quien aparezca como responsable la indemnización y completa reparación de todos los daños causados. A la administración le compete también hacer las averiguaciones oportunas para aplicar la máxima de “quien contamina, paga”, así como reflexionar sobre los planes de emergencia, su eficacia y su posible mejora.

3.-En relación al asunto de la seguridad y la contaminación exigimos también que HUNOSA y la administración regional tomen medidas suficientes para apagar escombreras, como la de Barredos, que están permanentemente en combustión y generan una contaminación importante y para valorar las posibles responsabilidades económicas o sanciones que correspondan.

4.-Manifestamos también nuestra disconformidad con las declaraciones de responsables del Gobierno regional que pretendieron tranquilizar al público diciendo que los humos que salían de la mina no eran tóxicos. Sí lo eran, y la obligación de la administración es informar correctamente a los ciudadanos de los riesgos que pesan sobre ellos para que puedan protegerse adecuadamente. Una cosa es no causar más alarma y otra engañar a la población, lo que incluso podría haber conducido a que algunas personas asumiesen mayores riesgos de los inevitables.

5.-Por último, queremos insistir en la necesidad de que en Langreo (Zona de Atmósfera Contaminada desde 1984) y toda la zona central asturiana, las administraciones públicas se tomen más en serio el problema de la contaminación atmosférica, que afecta de forma grave a la salud pública y genera numerosos muertes y enfermedades respiratorias y alérgicas en Asturias al cabo del año, en especial en las zonas de atmósfera más contaminada como Langreo, Mieres, Avilés, Oviedo, etc. Y ello exige tomar medidas, ahora que todavía estamos a tiempo, contra, por ejemplo, la construcción de nuevas centrales térmicas de gas o de carbón como las previstas para La Pereda, Lada o Soto de Ribera que entendemos que no son necesarias ni deseables en nuestra región y sin embargo se están planificando y promoviendo por el Gobierno regional y las grandes empresas como HUNOSA, HC o ENDESA, entre otras.

Comentario Cerrado