Intervención de IU-BA-Verdes en la Comisión Delegada de COGERSA

«Nos oponemos a que COGERSA inicie los trámites para la construcción de una planta incineradora como elemento central de la política de gestión de residuos en Asturias. Va en contra de nuestro programa electoral y además entendemos que no se ha cumplido aún el acuerdo de gobierno y el plan de choque contenido en él, que preveía la puesta en marcha de la recogida selectiva de materia orgánica en localidades de más de 10.000 habitantes esta legislatura.

La incineración es un método desaconsejable por sus implicaciones medioambientales, por su coste en recursos y la destrucción de materias reaprovechables, por sus efectos sobre la salud de las personas, por dificultar otras políticas que sí son realmente sostenibles, por su irrelevante creación de empleos (decenas) frente al reciclaje (cientos). Si bien no está prohibido, queda relegado al último lugar en la jerarquía del tratamiento de residuos europea, junto con el vertedero. Por eso debe ponerse el énfasis en las políticas de gestión de residuos más sostenibles. La incineradora hipotecará esas políticas durante muchos años. De aprobarse una incineradora como elemento central de la política de gestión de residuos, no se avanzará precisamente en el sentido de cumplir los mandatos de la directiva europea de residuos en cuanto a reciclaje, sino todo lo contrario, se consagrará su incumplimiento en los plazos que se señalan, con el agravante de tener las acciones políticas cautivas de la amortización económica de la instalación.

Existen numerosos ejemplos de países, regiones y ciudades donde se han alcanzado éxitos notables en la reutilización, reciclaje y reducción en origen de los residuos, como Flandes, Holanda, Dinamarca, San Francisco…con porcentajes de reciclaje del 75 e incluso 80 %. Las políticas más avanzadas aspiran a residuo cero y, en tanto se alcanza esta situación, sólo se destinan a incineración los rechazos de las plantas de tratamiento y reciclaje, nunca la basura bruta.

Por nuestra parte vamos a hacer todo cuanto esté en nuestra mano para que la gestión de residuos sea racional, empezando por una Ley de Residuos, y un Plan Básico de Gestión de Residuos actualizado, pues el que había está incumplido en sus contenidos y con el plazo agotado (2001-2010).
Ley y Plan deberían ser previos a cualquier decisión que condicione la futura política de residuos.

La incineradora, que no estaba contemplada en el pacto de gobierno, no se iniciaría hasta mediada la próxima legislatura como muy pronto, en caso que se decida hacerla (tramitación mínima de 72 meses). Si se inician los trámites, en la evaluación de impacto alegaremos, en la tramitación recurriremos y además iremos proponiendo medidas prácticas para hacerla innecesaria, aportando en positivo.

Al no ser un asunto pactado, cada fuerza política mantiene su propio criterio. El nuestro es hacer lo posible para ir a basura cero, y la fracción resto que vaya quedando como rechazo de los procesos de reutilización y reciclaje debe analizarse para, por ejemplo, dejar de producir esos envases que no se pueden reciclar. Transformar la basura en gases contaminantes no es una buena política. La atmósfera, como vertedero, ya está llena de ellos.
Lo primero y más urgente es separar la materia orgánica; de ese modo se evita una tercera parte de los residuos que ahora van a vertedero y además el resto de materias reciclables están más limpias y se aprovechan en mayor cantidad.

En este momento el 90% de los representantes elegidos para el parlamento asturiano (PP y PSOE) quiere una incineradora, que tiene coste económico, ambiental y de salud para los ciudadanos, pero supone menor esfuerzo personal para los gestores de residuos.

Un producto no reciclable debe ser rediseñado, no debe existir la obsolescencia programada, la fracción resto que se rechaza en las plantas de reciclaje debe estudiarse para rediseñar productos, envases etc., y si no es factible, sustituir o sacar del mercado.
El 50% de lo que va a vertedero es reciclable como media en la UE (en Asturias es el 90%!!!!!!!!!!!)
Alcanzar el 65% de reciclaje es factible en cualquier lugar del mundo
Un sistema de residuos que funciona bien es el que separa la materia orgánica. Eso no sólo la retira de vertedero o incineración, sino que permite reciclar mejor el resto, por ir limpio».

NUESTRO PROGRAMA ELECTORAL:
Gestión de los residuos urbanos en la que se priorizará la reducción, el reciclaje, la reutilización y la recogida selectiva, en especial de la fracción orgánica.
Rechazamos la incineración como método central de tratamiento de los residuos.
Elaboración de un plan dirigido a los fabricantes y distribuidores de productos para reducir los envases.
Elaboración de un programa de reducción del uso de papel en las administraciones públicas. Se promoverá la utilización de papel reciclado o, cuando menos, libre de cloro.
Transformaremos la actual COGERSA en una empresa pública de servicios ambientales que permita colaborar con los concejos en la prestación de los servicios de limpieza y de recogida de basuras.

Sólo hay 1 comentario

  1. maria /

    espero que logren que esa incineradora no se realice, y que hagan todo lo que esté en sus manos, yo por mi parte colaboraré pasandolo a la gente, y para que entre todos logremos que no se haga

Comentario Cerrado