Concienciados desde la raíz

El colegio de Navelgas celebra su Día del árbol con una repoblación a la que asistió el director de Política Forestal
La Nueva España, 26 de marzo de 2010.
Monterizo (Tineo),
Pepe RODRÍGUEZ

Los alumnos del colegio público de Educación Básica de Navelgas celebraron su Día del Árbol con una actividad de plantación de árboles, en contacto directo con la naturaleza.

Los niños salieron del colegio a las diez y media de la mañana en dirección a las parcelas del monte de utilidad pública de Monte Cavada, en las inmediaciones del pueblo de Monterizo. Allí, en compañía de sus profesores y de sus tutores, se dedicaron a plantar cerezos, abedules, tejos y serbales. Todos se entregaron con pasión a la actividad.

Acompañados por miembros de la guardería forestal, por concejales del Ayuntamiento de Tineo, por trabajadores municipales y por empleados de la cooperativa Esvaco, recorrieron toda una parcela con los instrumentos para cavar y con los plantones en las manos.

También asistieron a una clase magistral impartida por Darío Rodríguez, sobre cómo injertar cerezos y sobre cómo conseguir que las especies silvestres del bosque puedan adaptarse para producir el tipo de frutos que se quiera. Así, vieron en directo cómo un esqueje de cerezo salvaje era injertado para producir picotas y pudieron saber cómo hay que plantarlo y que, en el futuro, ese árbol sin domesticar producirá una respetable cantidad de frutos para uso humano.

Más tarde, se celebró una comida compartida por todos los participantes en la actividad, con la cual los alumnos comenzaban sus vacaciones de Semana Santa. La jornada conjugaba, pues, la enseñanza, el respeto por la naturaleza y la sensación festiva de las excursiones.

En el acto participó el director general de Política Forestal, Joaquín Arce, quien ensalzó el trabajo llevado a cabo por el colegio.

Arce manifestó que «para mí es un inmenso placer y un gran orgullo poder participar con los críos en estos actos de plantación. Da gusto verlos tan entusiasmados y siempre se sacan conclusiones positivas de este tipo de actividades», añadió.

El Director General de Política Forestal valoró especialmente la carga educativa del evento. «La educación forestal y la sensibilización son algo fundamental. Siempre hemos dicho que es uno de los objetivos prioritarios y principales de esta Consejería», declaró.

Joaquín Arce aprovechó la ocasión para reivindicar la importancia del sector al que representa y aseguró que «la regeneración de los montes es algo fundamental para toda la sociedad, y eso sólo se consigue con la implicación de todos. Esta implicación nunca será total si no empezamos desde la base, desde la educación. No me cabe duda de que estos niños que hoy están aquí plantando árboles entenderán la importancia de los montes y serán unos grandes aliados del medio ambiente el día de mañana», afirmó. Y agregó: «Los montes son algo vivo, algo nuestro, y hay que ser especialmente insistentes en la educación para que toda la sociedad lo entienda así».

Dolores «Loli» Fernández, la directora del colegio de Navelgas, está muy orgullosa de esta actividad y lo explica diciendo que «esta fiesta comenzó hace más de veinte años, por sugerencia de un guarda forestal que ya no está con nosotros y que se llamaba Gabriel. Desde entonces lo hacemos todos los años y nos parece algo muy importante», señaló.

Loli Fernández, testigo de los cambios que se han producido en el tratamiento de los montes por parte de la sociedad en ese tiempo, evoca cómo «cuando comenzamos con esto eran muy habituales los incendios, el poco respeto por el medio ambiente. Desde aquella época han cambiado mucho las cosas y estoy segura que la educación ha servido de mucho en ese cambio».

Comentario Cerrado