Acerca del polígono de Olloniego

LOS VERDES DE ASTURIAS denuncian los proyectos de conversión de los ríos y vegas de Oviedo en canales rodeados de polígonos industriales.

El Ayuntamiento de Oviedo está intentando de nuevo convertir una de las últimas vegas del Nalón en el concejo, en un polígono industrial.

La ocupación con edificaciones de las zonas inundables próximas a los ríos es algo muy limitado tanto por la Ley de aguas estatal como por el Decreto Legislativo 1/2004 de 22 de abril de régimen del suelo y ordenación urbana, del Principado de Asturias . Sin embargo en los últimos años son numerosos los proyectos que, despreciando o eludiendo esa normativa, se están realizando en la zona central de Asturias: polígonos industriales de Olloniego I y II, Argame, Lena, etc.

Las consecuencias de todo ello son la apropiación ilegal del dominio público hidráulico por parte de los promotores de esos proyectos y, lo que es más grave, el deterioro medioambiental irreversible de los ríos y el aumento de los riesgos de inundaciones de graves consecuencias.

No olvidemos que si esas vegas y bosques de ribera han permanecido hasta hoy, en general, libres de edificaciones y destinadas al uso agrícola y ganadero, es porque periódicamente se inundan y porque también de vez en cuando el río las modificaba por cambios en su cauce.

Y también hay que recordar el importantísimo valor ecológico que tienen los bosques de ribera, las zonas inundables, los ríos y los corredores fluviales en su conjunto para el mantenimiento de los equilibrios naturales.

Por todo ello LOS VERDES DE ASTURIAS lamentan y condenan el intento del Ayuntamiento de Oviedo de crear un nuevo polígono industrial en la vega del Nalón sin respetar, ni siquiera, las zonas inundables y de dominio público y solicitan a la Confederación Hidrográfica del Norte que se mantenga firme en la defensa del interés general, del medio ambiente y de la normativa aplicable en la materia.

Por último queremos destacar que este proyecto del Ayuntamiento de Oviedo, agresivo con el Nalón, se suma a otros destrozos medioambientales que está permitiendo este Ayuntamiento en otras zonas del municipio como las talas en el Bosque de La Manjoya y en su entorno, o los proyectos de canteras y posibles subestaciones eléctricas del Naranco. Creemos que el equipo de gobierno actual del Ayuntamiento debería reflexionar sobre esta cuestión y dar un giro a su política medioambiental de forma que se haga con miras más elevadas y se respetase el derecho de los ovetenses, actuales y futuros, a contar con un entorno natural rico y bien conservado.

Comentario Cerrado