Los responsables de COGERSA se niegan a impulsar la recogida selectiva de la materia orgánica

La recogida selectiva de la materia orgánica viene obligada por la normativa europea y reduciría notablemente los residuos no recuperables que ahora van a vertedero y que en un futuro cercano se pretenden incinerar por parte de COGERSA.

Los representantes de IU y Los Verdes en el consorcio para la recogida de residuos han votado consecuentemente en contra de los presupuestos de COGERSA en la junta del pasado día 20.

Los responsables de la empresa se han negado a colaborar con los ayuntamientos para la puesta en marcha de la recogida selectiva de la materia orgánica. Para este fin destinan cero euros en 2011, y la propuesta de IU-Verdes fue de al menos 2,5 millones procedentes de los resultados positivos. La materia orgánica supone casi el 40% de los residuos que van a vertedero y es perfectamente evitable.

Con una pequeña parte de los 45 millones de euros que COGERSA mantenía hasta ahora en el banco inmovilizados se hubiese avanzado al máximo nivel en la recogida selectiva. Los responsables de COGERSA optaron hace años por quemarlo todo, por transformar la materia orgánica en gases de efecto invernadero y el resto de residuos en contaminantes. Y el dinero acumulado a lo largo de años de resultados positivos acabará en manos de una empresa, en lugar de crear empleo en recogida selectiva y reaprovechamiento de lo que ahora consideramos residuos y que realmente son materias primas para otros procesos.

Hay que señalar que la Directiva Marco obliga a la recogida selectiva de los “biorresiduos” y su transformación en abono y biogás. Al no fijar ni fechas ni plazos debe entenderse que obliga desde su promulgación y al 100% a promover esta recuperación de la materia orgánica. En Cataluña es obligatoria la separación de la materia orgánica desde hace un año, alcanzando ya al 85% de la población, mientras que Asturias se sitúa a la cola del país, no existiendo ninguna población donde se proceda a esta separación en origen.

COGERSA ha acordado desinvertir los 45 millones de euros que rentaban algo más de un millón en concepto de intereses y dejarlos a disposición, tal como se constata en el cuadro resumen con baja en “inversiones financieras a corto plazo” y alta en “efectivo y otros activos líquidos equivalentes”.

Comentario Cerrado