¿Transparencia o censura en www.asturias.es?

OPINIÓN ARTICULOS diario El Comercio 13-01-2011
Parece claro que estamos ante un acto de censura improcedente, máxime cuando la información que se publicó, y luego se retiró, es legal

13.01.11 – El Comercio-
JOAQUÍN ARCE FERNÁNDEZ | DIRECTOR GENERAL DE POLÍTICA FORESTAL Y MIEMBRO DE LOS VERDES DE ASTURIAS

La corrupción es uno de los graves problemas que puede sufrir la sociedad. Para combatirla a escala universal existe la organización no gubernamental Transparencia Internacional (TI), que tiene una delegación en España http://www.transparencia.org.es/. TI no denuncia casos concretos de corrupción. Para disminuirla se dedica a promover la transparencia y la rendición de cuentas de las organizaciones, construyendo y fortaleciendo «sistemas de integridad». Con ese fin, TI-España elabora, entre otras cosas, Índices de Transparencia de los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas, cuyos últimos resultados fueron presentados en noviembre de 2010.

En el ámbito municipal, TI entrega premios a los municipios más transparentes. Seis municipios españoles han obtenido el primer premio en 2010, entre ellos, Gijón, que ha obtenido la máxima puntuación (100) frente a una media de 70,2. En el ámbito regional, Asturias no sale tan bien parada como Gijón. Entre las 17 comunidades autónomas, Asturias aparece en el puesto número 11, con sólo 67,5 puntos sobre 100, lejos de la primera, Andalucía, que tiene 87,5 y por debajo de la media de todas las comunidades, que es de 71,5 puntos.

El Índice de Transparencia para comunidades autónomas contempla cinco apartados: información sobre la comunidad (Asturias, puesto 8), relaciones con los ciudadanos (puesto 15), transparencia económica-financiera (puesto 7), transparencia en materia de ordenación del territorio, urbanismo y obras públicas (puesto 9) y transparencia en contratación pública de servicios y suministros (puesto 13).

Con la elaboración de este índice regional, TI pretende, por una parte, evaluar la transparencia de las comunidades y, por otra, impulsar y propiciar el aumento de la información que estas instituciones ofrecen a la sociedad. Para avanzar en esta línea de transparencia en la administración asturiana, a principios de noviembre de 2010, la Dirección General de Política Forestal envió para su publicación en www.asturias.es el listado de contratos menores de obras y servicios, de más de 6.000 euros, realizados desde la Dirección General en 2010, con su ubicación y empresas adjudicatarias. Más de un centenar de contratos. Entendíamos que la falta de información pública sobre este tipo de contratos públicos (obras menores de 50.000 euros (sin IVA) y servicios o suministros menores de 18.000 euros), su fiscalización limitada y su tramitación ágil y simple, exigen ser transparentes con ellos y la información más eficaz en estos tiempos es la que se facilita a través de internet. Este listado de contratos estuvo expuesto en www.asturias.es desde el día 9 de noviembre.
Las dietas cobradas por los cargos políticos son otro de los agujeros negros de la Administración en cuanto a información pública y despiertan gran interés entre los ciudadanos. Para informar sobre ese asunto, unos días después se publicaron también en www.asturias.es las dietas y demás ingresos extraordinarios percibidos por el director general de Política Forestal. Asimismo, la gerente del organismo autónomo Banco de Tierras envió también a www.asturias.es información sobre los contratos menores de 2010 y las dietas que percibió, para ser publicada en el apartado del Banco de Tierras. El día 22 de noviembre se redactó una nota de prensa de la Consejería de Medio Rural y Pesca para informar sobre la publicación en Internet de los contratos menores forestales. Ese mismo día, desde Presidencia del Principado, de forma sorprendente y excepcional, se decidió no difundir esa nota de prensa y, esa tarde, la Dirección General de Modernización, Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (conocida, entre otras cosas, por haber sido víctima de una presunta apropiación ilegal de fondos por parte de una persona utilizando para ello contratos menores ficticios) retiró de la página www.asturias.es el apartado en el que se incluía la información sobre los contratos menores forestales y las dietas del director general, que se titulaba ‘Mejora de la transparencia y la sostenibilidad de la gestión pública’.

Desde esa fecha hasta hoy, hemos solicitado que se vuelvan a publicar en internet, de momento, sin resultado. En unos tiempos en que la máxima transparencia es exigida por la sociedad y, en muchos casos, véanse las filtraciones de Wikileaks, casi inevitable (hasta el punto de que hay quien defiende que los poderes públicos deberían actuar siempre como si todo fuera a salir en Wikileaks) parece claro que estamos ante un acto de censura improcedente. Máxime cuando la información que se publicó, y luego se retiró, es legal (hay comunidades autónomas, como nuestra vecina Cantabria, donde la publicación de los contratos menores en el boletín oficial es incluso obligatoria), de gran interés público (desde luego de mayor interés para la ciudadanía y las empresas que otras entradas propagandísticas que se publican en www.asturias.es ) y un ejercicio de transparencia en la gestión pública que ayudaría a evitar problemas que ocurren, al amparo de la oscuridad, cuando esos datos no son públicos.

Visto todo eso, los dos cargos afectados, y el partido político del que formamos parte, Los Verdes de Asturias, hemos pedido a nuestros socios en el Gobierno de Asturias que se vuelvan a publicar en la página www.asturias.es todos los contenidos censurados de la Dirección General de Política Forestal y el Banco de Tierras. Y hemos propuesto que este asunto se trate, y se resuelva, en la próxima Comisión de Seguimiento del Acuerdo de Gobierno entre IU-Verdes y la FSA PSOE. Asimismo, consideramos que sería deseable que todos los demás departamentos de la Administración asturiana publicasen también de forma periódica y obligatoria esos datos.
Mientras intentamos resolver este asunto en Asturias, vamos a trasladar a TI la propuesta de que incluya, de forma expresa, entre los indicadores que utiliza para elaborar su índice de transparencia, la publicación de los contratos menores (todos, o los que superen un importe determinado), los encargos a las sociedades consideradas como medios propios (en Asturias, SERPA y TRAGSA), que tampoco tienen adecuada publicidad, y las dietas, asistencias a consejos de administración y otras retribuciones percibidas por cargos públicos y funcionarios. A ver si, entre todos, conseguimos que nuestra administración sea un ejemplo de transparencia. Y de paso, que en el próximo informe de TI sobre las comunidades autónomas, obtengamos los máximos resultados.

Comentario Cerrado