La Coordinadora Verde denuncia los transgénicos en Bruselas

La Coordinadora Verde ha denunciado a través de Ecolo-Verdes de Extremadura en Bruselas la subvención de cultivos transgénicos en España y ha exigido la trazabilidad de todos los productos en los que se usan.

Los cultivos transgénicos son subvencionados en del Estado español por la Política Agraria Común, ya que son válidos para ejercer los derechos de Pago Único, según denuncia la Coordinadora Verde que, a través de Ecolo-Verdes de Extremadura, ha acudido los días 12 y 13 de enero al Parlamento Europeo, invitado por el Partido Verde Europeo. El representante de la Coordinadora Verde y de Ecolo, Nicolás Paz, ha pedido el apoyo del Eurogrupo para que se prohíba la subvención en España de cultivos transgénicos.

Además, con la actual normativa, nosotros los consumidores perdemos la trazabilidad de los productos que comemos, afirma la plataforma ecologista. Exigimos a la Comunidad Europea la trazabilidad de todos los productos en los que se usen transgénicos y que se indique fehacientemente que es así, sea la cantidad que sea. Los ciudadanos exigimos información para poder ejercer nuestro derecho a decidir libremente sobre una alimentación libre de transgénicos.

España es el paraíso de los transgénicos en Europa y el país que los cultiva a mayor escala. En 2009, España cultivó más de 80.000 hectáreas de maíz transgénico, y albergó el 42% de los ensayos experimentales al aire libre con cultivos modificados genéticamente, según la información publicada por el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea (JRC).

Mientras otros países ponen freno a los transgénicos en sus territorios, España ha sido uno de los pocos países de la Unión Europea en apoyar la aprobación del cultivo de la patata Amflora, que, aunque modificada genéticamente para uso industrial (fabricación de papeles, hilos y colas), puede entrar en nuestra cadena alimenticia a través de los animales alimentados con ella o contaminar otros cultivos. Un ejemplo más de la falta absoluta de sensibilidad del gobierno español en este tema.

Los cables revelados por Wikileaks en los últimos meses han vuelto a poner el tema de los transgénicos encima de la mesa revelando una alianza entre EEUU y el gobierno español para defender el monopolio de las multinacionales americanas sobre los organismos genéticamente modificados, así como la mediación de la embajada a favor de la empresa Monsanto, en contra de las posiciones de la Comisión Europea.

“Wikileaks ha demostrado algo que ya sabíamos. El gobierno español se ha plegado a los intereses de las grandes corporaciones y a la presión de gobiernos extranjeros. Hemos perdido soberanía, también alimentaria, democracia y la salud de nuestros ciudadanos está en peligro” ha señalado Nicolás Paz, representante español de la Coordinadora Verde y Ecolo-Verdes de Extremadura en la conferencia.

Aunque EE UU, Canadá, Asia y América Latina han abrazado los transgénicos, la UE ha puesto siempre impedimentos. Tiene aprobado el cultivo de maíz pero solo seis países lo plantan (España, la República Checa, Portugal, Rumania, Polonia y Eslovaquia). Otros seis Austria, Francia, Alemania, Grecia, Hungría y Luxemburgo han aplicado, en cambio, la «cláusula de salvaguarda» que establece la Unión Europea, lo que les permite vetar su cultivo por constituir «un riesgo para la salud humana o el medio ambiente».

————————————————————————–

Página web de la Coordinadora Verde: http://www.coordinadoraverde.es

Comentario Cerrado