Los Verdes de Asturias y la negociación de los presupuestos del Principado de Asturias 2008

Vista la reunión del día 16 de octubre sobre los Presupuestos del Principado de Asturias para 2008, entre el Gobierno del Principado de Asturias y los representantes de la coalición Izquierda Unida-Bloque por Asturies-Los Verdes, Los Verdes de Asturias consideran necesario hacer público lo siguiente:
1.-A pesar del clima de cordialidad en que se desarrollo la reunión, parece claro que el Gobierno de Areces no tiene ninguna voluntad de negociar los presupuestos para 2008, al menos con IU BA Verdes. En la reunión de ayer no ofreció información concreta ni detallada sobre los mismos, algo totalmente imprescindible para poder negociar cualquier asunto y sobre todo en el caso del Presupuesto en el que lo esencial es el estado numérico. Lo único que entregó fue y una estimación muy resumida de ingresos y un pequeño texto, sin cifras, y con generalidades, del estilo de una nota de prensa, algo que podría ser igualmente válido para cualquier ejercicio y gobierno.
2.-Lo anterior puede significar dos cosas: o que el Gobierno oculta las cifras y el detalle del Presupuesto o que todavía no ha hecho los deberes del Presupuesto. Lo primero no es muy honrado ni eficaz, si realmente se quiere negociar el presupuesto (¿cómo se va a hablar de un presupuesto si una de las dos partes no tiene acceso a él?). Lo segundo reflejaría incapacidad, sobre todo si tenemos en cuenta que, según la Ley, el Presupuesto ya tenia que estar presentado en la Junta General antes del 1 de octubre. Esto contrasta, por ejemplo, con el funcionamiento del Gobierno de Zapatero que negoció los presupuestos del Estado por el verano y los presento en el plazo legal en las Cortes.
3.- Por todo ello creemos que en ningún caso el Gobierno Regional puede culpar a las demás fuerzas políticas de su incapacidad para elaborar, negociar y aprobar unos Presupuestos. Quizás en el fondo detrás de todo esté el hecho de que al Gobierno le interese una prórroga presupuestaria en el primer año de legislatura para intentar sanear, en alguna medida, la situación económica del Principado.
4.- Por último queremos señalar que la prorroga, en el contexto actual, y ante la citada incapacidad del gobierno regional, seguramente es la mejor solución para Asturias en este momento. Y, a partir de ella, se abre otras muchas posibilidades de negociación y actuación para poner en marcha los nuevos programas de gastos e ingresos que de forma mayoritaria se consideren adecuados y prioritarios utilizando para ello las muchas herramientas que contempla la legislación: créditos extraordinarios, suplementos de crédito, habilitaciones de superavit, etc.

Sólo hay 1 comentario

  1. kike /

    Política en democracia: lección primera.

    Una formación política, sea un partido o una coalición de ellos, se presenta a las elecciones con un programa electoral. Los representantes elegidos de cada formación política defienden en el Parlamento el programa político con el que concurrieron a las elecciones.

    Los partidos que forman Gobierno defienden y actúan conforme a su programa, o al programa de gobierno pactado en caso de ser varios los que se reparten la tarea de gobernar.

    En resumen, los partidos en la oposición defienden su programa electoral y representan a sus electores. Los partidos en el Gobierno defienden el programa de gobierno (el electoral si es un solo partido el que gobierna, el pactado si son varios). En todo caso, el Gobierno representa a todos los ciudadanos, y en el ejercicio responsable de la acción de gobierno, es deseable evitar la actuación unilateral y es preferible el consenso; esto significa a menudo llegar a acuerdos que acercan posturas hasta un punto medio.

    Izquierda Unida- Bloque por Asturies- Los Verdes representa a unos 60.000 electores asturianos. Defiende en el Parlamento su programa electoral. Esta coalición había llegado a un acuerdo con el partido socialista, reflejado en un Programa de Gobierno de casi un centenar de folios, para formar un Gobierno compartido. El Gobierno representa a todos los ciudadanos de Asturias; es por ello que el acuerdo de Gobierno no recoge los programas electorales de los partidos, sino uno intermedio acordado en función de la representatividad de cada partido.

    Se entiende que cuando los puntos conflictivos no acordados se sometan a votación parlamentaria, cada partido vote de acuerdo con su programa electoral.

    El acuerdo de Gobierno, con el programa ya acordado, se frustró cuando la coalición pidió garantías de cumplimiento de lo pactado. En el anterior acuerdo, las áreas gestionadas por IU-BA cumplieron en términos generales el programa de gobierno, mientras que las gestionadas por el PSOE fueron a su libre albedrío, incumpliendo en gran medida lo pactado. La coalición intentó que no sucediese lo mismo en esta nueva legislatura pidiendo la presencia de sus representantes en otras consejerías y la creación de un mecanismo eficaz de seguimiento. La respuesta fue “ni hablar de ello”, y a cambio “puestos, los que se quieran”.

    Si la intención no es cumplir la letra de lo pactado, es fácil acordar un programa. Pero es un fraude al socio de Gobierno. Además, el socio minoritario de un pacto resulta perjudicado electoralmente.

    La coalición debe representar a sus electores, ya que no está en el Gobierno que representa a todos los asturianos, y por tanto debe defender su programa electoral, y no el del Gobierno.

Comentario Cerrado