Los Verdes: «El AVE se está haciendo en una zona y un nivel inestable del acuífero del Delta del Llobregat»

El diputado de Los Verdes, Joan Oms, ha denunciado hoy, en rueda de prensa, en el Congreso de los Diputados, que a estas alturas de las obras del Tren de Alta Velocidad de Barcelona se descubra que éstas «se están realizando encima de un acuífero, la zona del Delta del Llobregat, que es un asentamiento inestable, tal como ya denuncié en su momento, cuando era concejal del Hospitalet de Llobregat», la zona afectada. Según el diputado, es una «imprudencia» trabajar en el subsuelo de un delta, a parte de poner en peligro la propia existencia de éste.

Joan Oms, el único diputado al Congreso que vive en la zona afectada por las obras del AVE, en el Hospitalet de Llobregat, explica que en el barrio de Sant Josep «se tienen que realizar inyecciones de cemento a algunos edificios, constantemente, por peligro de derrumbamiento».

El diputado «verde» ha comparado las obras del TGV con las de ampliación del puerto de Barcelona, en las que se hundieron espigones de granito, «al haber debajo sólo arena y agua, tal como está ocurriendo con estas obras, que se realizan sobre una zona inestable».

LOS VERDES son partidarios de una solución de transición, que consistiría en hacer la Terminal en el Prat y conectar ésta con la estación del TGV del Prat y con el Aeropuerto, con trenes ligeros, frecuentes y rápidos, priorizando el desplazamiento en tren desde Sants hasta la vía correlativa al TGV, pero dotando la Terminal de una zona de aparcamientos – que incluso podría ser de plantas en vertical, para optimizar espacio y evitar subterráneos, teniendo en cuenta que en la zona existe un espacio abierto de 600.000 m2 -. En el espacio transitorio de un año, según LOS VERDES, el TGV debería funcionar con la mitad de las prestaciones, para hacer más factible el proceso. «En este espacio y sin prisas electorales sería el tiempo para madurar las propuestas y consensos», dicen.

Oms ha explicado, referente a las tres prioridades que el PSOE quiere plantear ante esta crisis, «seguridad, restablecer los trenes de cercanías y el TGV», que las dos primeras sólo serán posibles «si las obras del TVG se paran, puesto que su continuidad pone en peligro los dos primeros objetivos, al traer seguramente consigo más averías y problemas», y ha invitado al Gobierno a «darse un tiempo de reflexión, para ver si se debe plantear otro itinerario». Por ello, el diputado ya ha anunciado que preguntará al Gobierno por este asunto y que solicitará entrevistarse, junto con el otro diputado «verde», Francisco Garrido, con el Presidente del Gobierno.

Por otro lado, Joan Oms ha reprobado a los partidos políticos que ahora critican la situación de estas obras, cuando «son también responsables de lo que está ocurriendo», ya que el itinerario trazado para el AVE se pactó cuando el PP estaba en el Gobierno central, CIU gobernaba en la Generalitat de Catalunya y PSC, ERC e ICV estaban en el Ayuntamiento de Barcelona. «Sólo son oposición cuando les interesa», dice.

Para LOS VERDES, ésta es una obra imprudente que debería haber optado por un tren de velocidad alta (tipo Euromed) – y no por un AVE -, por sus costes más asequibles y por su mayor adaptabilidad al terreno, y haberlo hecho, en todo caso, a nivel superficial y por el itinerario más seguro.

CONTEXTUALIZACIÓN
En la zona del Delta del Llobregat hay un acuífero superficial, a 10 metros de profundidad, y un acuífero profundo a 50 metros. La construcción de un conjunto de túneles amontonados en un mismo espacio comporta movimientos de la capa freática, de las arenas y las aguas, que provocan desplazamientos y agujeros imprevisibles. De aquí los problemas de agujeros, socavones, fisuras y desprendimientos en las paredes de los túneles más antiguos, en las estaciones y, ahora, las graves grietas en los pisos del Gornal.

LOS VERDES

Comentario Cerrado