Nota de prensa: El sobrecoste del Musel

El sobrecoste del puerto del Musel

Vistas las noticias en relación con el gran incremento de costes de la obra de ampliación del Puerto del Musel, Los Verdes de Asturias consideramos necesario señalar lo siguiente:

• Los Verdes de Asturias siempre hemos valorado esta obra como innecesaria, faraónica y propia de una cultura del hormigón y el asfalto que hay que eliminar. Si los fondos del Muselón, la regasificadora, las adicionales centrales de gas y las nuevas líneas eléctricas de alta tensión se gastaran en cosas más productivas creemos que nos iría mucho mejor.
• Pero hablando del sobrecoste, en primer lugar, de las declaraciones del consejero Buendía llama muchísimo la atención que “la mayor obra pública licitada en Asturias”, como solían anunciar, no esté sujeta a la Ley de Contratos de las administraciones Públicas, hecha precisamente para garantizar el interés público es esos contratos y el principio de legalidad. Según el Consejero es un contrato privado y no está sometido a los controles de la Ley. Pues así nos va. Esta es la consecuencia de huir intencionadamente de los controles del derecho administrativo, no se sabe con que finalidad.
• En segundo lugar creemos que si la cantera prevista no estaba disponible se debería haber parado la obra, replantearla y esperar lo que hiciera falta a que estuviera disponible la cantera cercana y no tirar hacia delante, sin crédito y sin respaldo legal, y embarcar a la sociedad asturiana en un sobrecoste absurdo. Además es sabido que, en el ámbito público, no se puede acordar, de palabra, con una empresa que se salga de lo proyectado y luego ya se verá como se resuelve. El posible modificado, en caso de que cumpliese los requisitos legales y se aprobase, debería ejecutarse tras esa aprobación, y no antes, como se ha hecho.
• Asimismo es lamentable que en Asturias se despilfarren 200 millones de euros adicionales, buena parte del Fondo de Cohesión europeo, sólo por acarrear un montón de piedras desde León a Gijón. Aparte de la contaminación y el tráfico que se genera, se gasta absurdamente un dinero que podía destinarse a otros fines públicos muchos más interesantes para la sociedad. Con ese dinero, dejado de forma irresponsable en la carretera, se podría construir, por ejemplo, otro hospital central, muchos colegios e institutos, y financiar muchisima I+D. Para hacernos una idea, 200 millones de euros equivalen a ¡todas las inversiones en educación en Asturias en 5 años o al gasto de I+D de Asturias de 10 años!.
• En este sentido creemos que la UE no debería aprobar el modificado sin estudiar en profundidad este chanchullo y sin exigir todas las responsabilidades. Alguna persona creemos que debe ser cesada por esto o incluso ir a la cárcel si ha habido prevaricación. Porque se han asumido sin crédito y autorización legal enormes compromisos económicos imprevistos para las administraciones públicas que habrán de detraerse de otras políticas y proyectos de mucho mayor interés social

Sólo hay 1 comentario

  1. kike /

    Además, yo creo que el gobierno asturiano debe caer. Moción de censura o suicidio colectivo, me da igual. Un ‘error’ arbitrario y no fiscalizado por nadie de 200 millones de euros en una obra (33.277.200.000 pesetas) proyectada y presupuestada es suficiente para abrir una comisión de investigación, denunciarlo en anticorrupción (los mayores pelotazos van de la mano de las ampliaciones de obra) y pedir la caída del gobierno, aunque haya que pactar con el PP. Investigar a la autoridad portuaria, a las empresas, a los redactores del proyecto, a los políticos responsables, a los inspectores que certifican, etc.

    A Serafín Abilio le digo, que si tan poca importancia tiene el desfase de la obra del Musel, ya que habrá que asumirla, que se prescinda del 13 % de gastos generales y del 6% del beneficio industrial, ya que los gastos generales ya van con el proyecto inicial, y el beneficio va de sobra también con el que tenían previsto. Porque seguro que lo han metido ( ese 19 %) en el presupuesto de ejecución por contrata de la ampliación de la obra (el 6% de beneficio sobre esa ampliación estamos hablando de 12 millones de euros (1.996.632.000 pta) de beneficio más de lo previsto. Los patriotas constructores tan interesados en nuestro bienestar y en la cosa pública, que renuncien a ese sobrebeneficio.

    Por si esto fuese poco, el gobierno asturiano ha apostado en contra de la historia, en contra de la razón, en contra del sentido económico , en contra de la estrategia de futuro, en contra de la salud y de la opinión de los ciudadanos, y en contra de la sostenibilidad y del medio ambiente por un modelo energético basado en duplicar la generación termoeléctrica, maximizando la emisión de gases de efecto invernadero, y no sólo ellos. Al quemar una gran cantidad de combustible aunque esté casi limpio, esos otros contaminantes suponen una cantidad considerable; también tenemos el nitrógeno del aire y su manía de oxidarse a temperaturas altas…

Comentario Cerrado