VALORACIÓN GLOBAL DEL PROYECTO DE PRESUPUESTOS DEL PRINCIPADO PARA 2008

1.- El presupuesto presentado por el Gobierno regional para 2008 se eleva a 4.179,6 millones de euros. Crece un 7.22% sobre el año anterior, casi 4 décimas menos que el crecimiento nominal de la economía española en 2007. A falta de saber el crecimiento económico para 2008, no se puede considerar como un presupuesto expansivo. En 2008 los ingresos previsiblemente superarán a los gastos y podrá haber un importante superávit presupuestario. Es un presupuesto prudente y ortodoxo que cumple con la teoría perversa del ciclo electoral: primeros años de legislatura restrictivos y últimos expansivos.

2.- Es un presupuesto conservador, muy clásico, bastante anodino y continuista en las políticas. No plantea reformas sociales profundas, ni avanza en la mejora de la eficiencia de la administración ni, sobre todo, en la sostenibilidad, la movilidad sostenible, la reducción de la contaminación, la adaptación al cambio climático y global, etc. Los únicos avances vienen a remolque de normas estatales como la Ley de Dependencia, la Ley Orgánica de Educación, la reforma de los fondos estructurales de la UE o la presión social, no por el impulso del Gobierno. Tampoco contiene medidas innovadoras propias en desarrollo rural ni frente al envejecimiento de la sociedad.

3.-Los gastos de personal (35% del presupuesto consolidado) son el capítulo que más crece y se llevan todo el crecimiento real del Presupuesto (el resto, salvo los proyectos singulares de Areces, crece como la inflación o menos). En materia de personal no aumenta de forma significativa la cantidad (la plantilla) sino el precio (las retribuciones). El coste medio por empleado crece un 9.3% y alcanza los 40.000 euros. Es el mayor aumento retributivo de los últimos 8 años, desde la subida preelectoral de Marqués en 1999 y responde sobre todo a la implantación de la carrera profesional hecha de forma provisional, electoralista y chapucera (por eso fue suspendida judicialmente) muy poco antes de los comicios de mayo de 2007. El aumento de la plantilla actual de 34.600 trabajadores (un tercio profesores, un tercio sanitarios y un tercio, el resto) es muy reducido: 112 funcionarios y 213 laborales. Además se menciona un extraño crecimiento de 1.046 plazas en personal estatutario del SESPA que puede responder a consolidación de personal ya existente, cuya autenticidad y finalidad desconocemos. En materia de personal se puede decir que es un presupuesto que paga la “resaca electoral”.

4.- En 2008 el gobierno congela en términos reales las inversiones. Son los capítulos que menos crecen del Presupuesto, sólo un 4.7%. Dentro de ellas las que más aumentan son las relacionadas con los extraños y costosos proyectos estrella del arecismo: la TPA, la Laboral, la CTIC, las sociedades públicas de nueva creación (los famosos chiringuitos) para gestionar asuntos desde fuera de la administración con libre contratación de personal y servicios, etc. Mientras que algunos pensamos que se deben hacer escuelas, residencias, carriles bici y transporte público, mejorar los pueblos, la seguridad de las carreteras y mantener bien lo que hay (lo pequeño es hermoso), a otros les gustan las placas de las grandes inauguraciones, los museos, las nuevas autovías, etc. Por ejemplo, ¿no habría sido mejor transformar la Laboral en viviendas para jóvenes y comercios, como una pequeña ciudad, generando ingresos y restándole, de paso, su negro simbolismo, que volver a convertir la Laboral en un monumento al poder político de turno gastando ingentes cantidades de dinero público en proyectos extravagantes y despilfarradores?.
.

5.-En cuanto a las prioridades en políticas concretas, en general, se ralentizan las políticas sociales: el desarrollo de los servicios sociales, la Ley de Dependencia y las políticas de vivienda, se frena la cooperación al desarrollo, se castiga a la Universidad con un crecimiento de su gasto corriente que es la mitad que el del resto de la administración, y se aumenta la oscuridad del presupuesto y la huida del derecho administrativo al incrementar la financiación y las funciones del citado sector público empresarial. En materia de proyectos de inversión apenas aporta nada de interés y como nota negativa se asigna algún crédito para proyectar o iniciar nuevas autovías.

6.- Por el lado positivo, se aumenta el gasto en I+D y se dota de crédito un embrión de Oficina para la Sostenibilidad, el Cambio Climático y la Participación, medida muy necesaria y de futuro, aunque se le asignan funciones burocráticas y de gestión de subvenciones y programas ya existentes, no se le facilita suficiente personal y no se le dota de competencias reales de planificación, coordinación o impulso de reformas sustanciales del sistema económico y de desarrollo: movilidad sostenible, contaminación industrial, ahorro y eficiencia energética, adaptación al cambio climático, etc. Pese a eso, a nivel regional, de momento, no se ve que se plantee una política cada vez más necesaria de cambio global.

7.- Por el lado de los ingresos el presupuesto contempla un importante incremento de la recaudación del IRPF (609.6 millones, con un crecimiento del 14.5%), y del impuesto de transmisiones (281.5 millones y +21%). Del IVA se presupuestan 627 millones, un 4.85% más que en 2007, crecimiento fiscal que no es coherente con el presupuestado para los otros impuestos antes citados, lo que apunta a errores claros de presupuestación de ingresos en 2008 o 2007. El Fondo de Suficiencia que se recibe del estado para complementar la recaudación por impuestos se presupuesta con 1.174 millones de euros, un 6.4% más que en 2007. Aunque se incluyen nuevas deducciones en el IRPF, no se avanza absolutamente nada en la implantación de un sistema de fiscalidad ecológica que oriente en buena dirección la evolución del sistema económico.

8.-Desde el punto de vista legal el Proyecto de Presupuestos presentado, como en años anteriores, incumple dos preceptos de la normativa presupuestaria (Decreto legislativo 2/1998). Por un lado, el Presupuesto ha sido presentado fuera del plazo legal previsto en el artículo 23.1, casi con un mes y medio de retraso, en este caso sin que haya habido una negociación política externa que lo justificase, lo que reduce los plazos y las posibilidades de debate en la Junta General. Por otro el Presupuesto no incluye la preceptiva clasificación territorial de las inversiones (artículo 23.2) y por ello, en nuestra opinión, no debería haber sido admitido a trámite por los servicios jurídicos de la Junta.

9.- En resumen, un presupuesto de resaca postelectoral, de comienzo de ciclo, ni de derechas ni de izquierdas, volcado hacia el gasto de personal y la financiación de los proyectos del arecismo (el Gobierno, sin contrapesos internos en esta legislatura, parece más presidencialista que nunca), poco social y ecológico, que no ha sido negociado con nadie, casi sin ideas nuevas y que apenas aporta proyectos y políticas de futuro. Es decir, un presupuesto perfectamente prescindible que no aporta casi nada a la región y que, salvo profundas mejoras, tendrá muy difícil su camino en la Junta.

Comentario Cerrado