LA ENERGIA NUCLEAR: UN PACTO CON EL DIABLO.

Cuando comencé a trabajar en el Centro de Investigación Nuclear de Karlsruhe (Alemania) en 1990 era poco entusiasta respecto a la energía nuclear pero, como científico que soy, me movía una gran curiosidad. Cuando lo dejé en 1995 y volví a la Universidad de Oviedo ya estaba convencido: la energía nuclear es nuestro moderno pacto con el diablo. Las promesas de energía limpia, barata e inagotable (la vida eterna de Fausto) están vacias de contenido. La resaca va a durar mucho más que la fiesta.

Quisiera comenzar la discusión de este concepto filosófico indicando que mi problema no son las centrales nucleares ni su seguridad. Ni siquiera me mueve a escribir este artículo el 20 aniversario del accidente de Chernóbil que se cumple hoy. Muere más gente en las carreteras y seguimos utilizando el coche. Por naturaleza confio en la tecnología humana y se que más preocupados que yo por la seguridad de una central nuclear están los ingenieros que las diseñan y construyen. Cuando me subo a un avión confio ciegamente en el piloto y en los ingenieros que lo diseñaron y construyeron. Por tanto, mi miedo no está en lo que conocemos de la energía nuclear sino en lo mucho que desconocemos.

El concepto filosófico de “pacto con el diablo”, según lo entiendo yo, es la promesa de grandes beneficios a corto, medio y largo plazo sin haber leido o comprendido la letra pequeña del contrato. Es la letra pequeña del contrato la que al final hace que todos esos beneficios esperados se conviertan en desastres y pérdidas irreparables. Nuestra apuesta por la energía nuclear es un claro ejemplo de pacto con el diablo: no sabemos nada de la letra pequeña del contrato.

¿Y cúal es la letra pequeña del contrato? No estoy seguro de todas las clausulas pero tengo dos muy claras: Los residuos nucleares y el posible uso militar-terrorista de estos residuos.

Los residuos nucleares.-

Cuando se fisiona un átomo de Uranio-235 o de Plutonio-239 al ser bombardeado con neutrones se genera una gran cantidad de energía y se producen átomos de dos elementos llamados “productos de fisión” que tienen una masa aproximada de 1/3 y 2/3 de la del uranio o plutonio del que proceden respectivamente. Estos isótopos formados por fisión tienen un número demasiado elevado de neutrones en sus núcleos y por tanto son radioactivos. La mayoría de los productos de fisión (elementos del Rubidio al Paladio y del Teluro al Gadolinio en la tabla periódica) tienen tiempos de vida extremadamente bajos y decaen expontáneamente a isótopos estables. Sin embargo, algunos de esos isótopos radioactivos decaen a otros isótopos de vida media relativamente larga (Cesio-137, 30,17 años; Estroncio-90, 28,5 años; etc.). Estos y otros isótopos son los responsables de la elevada radioactividad del combustible nuclear gastado durante los primeros 100 años después de su uso como combustible. A mi personalmente me preocupan los productos de fisión de vida media muy larga como el Cesio-135 ( 2 millones de años) o el Yodo-129 (15,7 millones de años) que son muy móviles en el medio ambiente y se incorporan fácilmente en los seres vivos. ¿Quíen nos asegura que las toneladas de estos isótopos radioactivos de vida media larga que hemos fabricado y seguimos fabricando van a estar controladas y aisladas del medioambiente durante millones de años? Hay que leer la letra pequeña.
Para complicar aún más las cosas la reacción de un isótopo de uranio con un neutrón no siempre produce fisión nuclear. A veces el núcleo captura el neutrón y se convierte en otro isótopo con una unidad de masa más que el isótopo del que procede. Así se fabrica el Plutonio-239 a partir del Uranio-238. De esta forma, el reactor nuclear fabrica también Uranio-236, Neptunio-237, Plutonio-238, Plutonio-240, Plutonio-241, Americio-241, Plutonio-242 y pequeños contenidos de otros isótopos de Americio y Curio. Estos son los llamados elementos transuránidos que aparecen después del uranio en la tabla periódica. La química de estos elementos se ha estudiado en profundidad y sabemos que el Neptunio de valencia V (NpO2+) es muy estable químicamente y muy móvil en el medioambiente. Por desgracia, la vida media del Neptunio-237 es de 2,14 millones de años por lo que nos vamos a pasar mucho tiempo intentando que el neptunio no se nos mueva del combustible nuclear irradiado o de los residuos de alta actividad generados tras el reprocesado del combustible. La letra pequeña otra vez.

Hoy en día no hay solución para el almacenaje de los residuos nucleares en estas escalas de tiempo. Se ha hablado de enviarlos al sol en un cohete pero ninguna compañía de seguros acepta el riesgo de una explosión en la atmósfera terrestre. Ha habido rumores de que se han tirado residuos nucleares al mar en fosas de gran profundidad. Más pronto o más tarde los elementos solubles en agua (el Cesio y el Yodo ya citados) se irán disolviendo y difundiendo hasta la superficie.

Para acabar con el tema de los residuos: ¿Quién va a pagar por su custodia durante millones de años?¿Las compañías eléctricas?¿Los estados? Nos va a salir un poco más cara de lo que pensábamos la energía nuclear. Hay que leer la letra pequeña.

Uso militar-terrorista de los residuos nucleares.-

Llevamos poco más de medio siglo utilizando la energía nuclear con fines pacíficos y ya ha habido casos conocidos de contrabando de material nuclear. Durante mi estancia en Alemania estuve involucrado en el análisis de muestras nucleares “confiscadas” a ciudadanos “civiles” dentro del territorio alemán. La muestra más preocupante de todas las analizadas fue la “Pfund 13” que contenía 6 gramos de Plutonio-239 de alto enriquecimiento y de origen claramente militar. Otras muestras de Uranio o Plutonio de las confiscadas tenian un origen civil y no podrían utilizarse directamente para la fabricación de bombas.

Si cada vez que se cae un imperio la gente vende los restos al mejor postor ¿Cuántos imperios caerán en el próximo millón de años?¿Cuántos imperios han caido en los últimos 2000 años? ¿Quén va a custodiar los residuos nucleares y no va a tener la tentación de venderlos cuando caiga su correspondiente imperio? Yo me pongo en la situación de estar empleado en la custodia de residuos u otras instalaciones nucleares cuando cae el imperio que me sustenta y, de repente, no tengo para dar de comer a mis hijos. ¿Voy a pensar en el futuro de la humanidad cuando mis hijos se mueren de hambre? Obviamente no. Dime cuanto plutonio quieres y ya te lo consigo.

Los combustibles nucleares irradiados solo sirven para dos cosas: para extraer el plutonio que contienen (para uso civil o militar) y para uso terrorista. ¿Quíen me asegura a mi que los residuos nucleares no van a caer en manos de una organización terrorista en el próximo millón de años? ¿Y en los próximos 10 años? Nadie.

La letra se esta haciendo cada vez más pequeña y es casi imposible de leer. Parece que hay otras clausulas en el contrato del uso de la energía nuclear pero hoy no podemos saber lo que dicen. Tal vez cuando sepamos como leer esta clausulas sea demasiado tarde, nos demos cuenta de que hemos vendido nuestra alma al diablo y que ya no haya vuelta atrás.

Nacho García Alonso

Hay 2 comentarios

  1. kike /

    Acabo de acuñar un nuevo concepto adelantándome a los chicos del Foro Nuclear español, que tienen sus juventudes y todo: La CENTRAL NUCLEAR ECOLÓGICA. Es ideal, es como una central normal pero pintada de verde para que no destaque sobre el fondo natural por ejemplo en LA CONCHA ARTEDO. La vasija podemos pintarla de azul y el edificio de contención de azul mar la parte superior, con olas simuladas y todo. El entorno se revegetará con especies autóctonas, eliminando los eucaliptos y las plantas invasoras como la cortaderia o plumero, se recuperarán los taludes y las pistas, se recogerán los aceites usados de la maquinaria y se entregarán a gestor autorizado. El entorno quedará mejor que estaba. El agua caliente del enfriador se vertería en la Concha por medio de un emisario, como carece de radiactividad, la playa sería la única con agua cliente permanentemente. Esto contribuiría al desarrollo local por medio del turismo de calidad, la posibilidad de un SPA y un centro de interpretación de la energía verde nuclear. Las líneas de alta tensión irían bajo la cuneta de hormigón de los nuevos accesos rodados, con lo que la zona quedaría exenta de cables y la empresa construirá accesos a la playa sin barreras. Los residuos radiactivos de baja y media actividad se trasladarían al cementerio del Cabril, donde estarán perfectamente custodiados por la empresa pública ENRESA durante los próximos 20.000 años por lo menos. Los de alta actividad quedan perfectamente almacenados en la piscina de la central durante los próximos 400.000 años.
    El desarrollo energético y el medio ambiente se pueden compatibilizar. El medio ambiente ha de ser transversal y no puede impedir el progreso y el desarrollo de la humanidad, incluidas nuevas mutaciones, que alguna será beneficiosa…Hay que luchar contra el cambio climático y la técnica permite que la energía nuclear sea segura y limpia. El hecho de que esté cerrada la mayor nuclear del mundo en Japón por rotura de circuitos y escape de líquidos es un argumento de ecologistas manipuladores.
    La construcción generaría mucho empleo durante al menos tres años, y la obra cuenta con el apoyo de la FADE y la CAC.

  2. kike /

    Hubo un proyecto de nuclear para la COncha Artedo. Menos mal que Kiko no era alcalde.

    Hubo otro para Valencia de Don Juan

Comentario Cerrado