Las organizaciones ambientales asturianas critican el control del cormorán

Las organizaciones ambientales abajo firmantes queremos trasladar nuestra más enérgica oposición a la política de control de la Consejeria de Medio Ambiente con el cormorán grande en aguas continentales.

Desde el Principado se ha dado instrucciones a la Guardería para que abatan ya 200 ejemplares en los ríos asturianos que representan el 23% de los cormoranes censados en los ríos asturianos. Tenemos que recordar que no es una especie cinegética y no tiene plan de manejo a pesar de que es obligatorio. No se han hecho públicos los criterios se utilizan para determinar esa cantidad de 200 en ninguno de los organismos de participación sobre fauna o ríos en los que estamos los grupos ambientales, con lo que desconocemos sus cuentas y como salen.

Esta practica de controlar especies por presiones es una demostración mas de la falta de política de conservación de la fauna salvaje por parte del Principado dirigida a contentar sectores, en vez de defender los valores naturales, atiende las reclamaciones del colectivo de pescadores sin contrastar sus demandas con otros colectivos que no somos depredadores como si lo son los pescadores que hay que recordar que pescan por divertimento. Hay que recordar que todas las experiencias de controles de cormoranes no ha significado un aumento de la pesca de peces ni una disminución del número de aves a medio plazo, que permanece estable en su número en Asturias en los últimos 10 años.

Hay que recordar que esta medida que se va ejecutar no esta avalada por estudio científico conocido que demuestren claramente la necesidad de ejercer un control sobre la misma especie, sin olvidar que es preciso que esos estudios si es que existen tienen ser públicos y deben ser sometidos a debate social y se deben proponer medidas alternativas a la escopeta como medida de control de la población. Cualquier control se deber realizar por evidencias científicas y tomando como base la legislación vigente. La depredación es una de las principales fuentes de selección natural y eliminarla sólo contribuye a acercar el funcionamiento de un ecosistema natural al de una granja. Cuando existe un problema de sobrepredación, generalmente se debe a alteraciones del hábitat, o a una superabundancia de presas.

Hay que recordar que en el ultimo Consejo de Ecosistemas Acuáticos se ha pedido información sobre el tema, el Director de Recursos Naturales el señor Félix Gaona va dando largas y diciendo que en próximas reuniones se debatirá el tema, mientras remite una resolución a la guardería donde manda matarlos sin que sepamos las razones.

El cormorán grande es una especie que hasta el año 2004, estaba incluida en el Anexo I de la Directiva Aves y como especie «de interés especial» dentro del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, a pasado de protegida a exterminable en 3 años en Asturias, solo por las presiones de los pescadores, que ven un competidor en los ríos a esta ave, como si el rió fuera solo de los pescadores.

Tampoco conocemos el control realizado hace en el 2004/2005 años, que se vendía como estudio y cuyos resultados no se nos han facilitado a pesar de nuestras reiteradas peticiones. Si creemos necesario obtener datos más fiables sobre la dieta del cormorán en los ríos de la región y evaluar de la manera más precisa su impacto sobre las poblaciones de peces y si llega a ser necesario que medidas de control son necesarios, pero siempre desde el dialogo y con un fundamento científico, no por las presiones de un colectivo interesado como es el de pescadores, que no hablan de otros problemas mas graves de los ríos asturianos como son;

– Los continuos vertidos contaminantes.
– La pérdida de naturalidad de los ríos con canalizaciones y urbanizaciones, con la pérdida de biodiversidad asociada al bosque ribera.
– La pesca furtiva.
– La sobrepesca en algunas zonas, sería preciso en la zonas donde se abatan los cormoranes, vedar la pesca durante al menos una temporada.
– La necesidad de vedar la pesca de la angula, que es la cría de las anguilas que están desapareciendo de los ríos sin que se haga nada desde la administración.
– La política de las repoblaciones que acaba siendo un alimento fácil para la fauna salvaje que vive en los ríos, es como dar de comer pan a las palomas del parque.

Por eso no vamos a dejar de pedir políticas integrales en los ríos, no medidas aisladas sin fundamento científico y un debate previo necesario en estos ecosistemas asturianos.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Plataforma para la Defensa de la Coordillera Cantábrica
Avall
Jóvenes Verdes
Coordinadora Ornitoloxica d’Asturies
Grupo de Recuperacion y Estudio de Espacios Naturales – GREEN
Colectivo Ecologista de Avilés
Grupu Ornitoloxia Mavea
Ereba, Defensa y Patrimonio
Asociación Mediomabiental La Cirigüeña

Hay 2 comentarios

  1. pin cotoyes /

    Ca vegá que tirotiaron les mavées pelos ríos y embalses, nun quedó un páxaru. Pa esaniciar los «cormoranes», fizieron afuxir los coríos, foches, pitas d’agua, somermuyos y esu. Tamos aviaos.

  2. Ezequiel Martínez /

    Necesito contactar con vostros para pediros unos datos
    estatmos haciendo un inventario nacional

    Gracias

Comentario Cerrado