El Partido Verde Europeo denuncia la deriva antidemocrática en Hungría

16 enero, 2012 by equoasturias
El desmantelamiento de la democracia húngara continúa, repitiendo esquemas e ideas ya vistos en la Europa de los años 30 del siglo pasado. El triunfo de las ideas antidemocráticas abre paso al nuevo fascismo del presidente Orban. El grupo parlamentario verde ha pedido al parlamento el inicio del proceso regulado por el artículo 7 del tratado de la Unión, que establece la posibilidad de investigar a un estado miembro para asegurar el cumplimiento de los principios democráticos de independencia entre gobierno, judicatura y medios de comunicación

Antes de Navidad se llamaba la atención desde el grupo parlamentario del Partido Verde Europeo (Greens/EFA) sobre el escandaloso asalto a la democracia en Hungría por parte del gobierno derechista de Viktor Orban, del partido Fidesz. Esta formación política ha venido erosionando las instituciones democráticas desde las elecciones de 2010. La nueva constitución ha entrado en vigor en enero inoculando en la política húngara las prioridades del Fidesz: el techo impositivo no podrá cambiarse sin dos tercios de la cámara, se presigue a los trabajadores de los medios del anterior estado, se ha eliminado la independencia del banco central, obligando a dimitir a su presidente… Además se ha adoptado una nueva ley electoral que beneficia al partido en el gobierno, aprobación contra la que se movilizó el Partido Verde de Hungría LMP el 23 de diciembre frente al parlamento, LMP significa “Los políticos pueden ser diferentes”. La policía detuvo a varios diputados verdes del LMP

Las nuevas leyes han debilitado la independencia de diversas instituciones democráticas, gobiernos locales, enseñanza, los medios de comunicación, justicia, parlamento e incluso la propia iglesia han quedado debilitados y bajo mando del Fidesz y del gobierno de Viktor Orban.

El Partido Verde Europeo ha denunciado esta deriva en solitario durante meses, y sólo ahora se suman a la preocupación Alemania, Francia, Estados Unidos y el presidente europeo Barroso.

El grupo parlamentario verde ha pedido al parlamento el inicio del proceso regulado por el artículo 7 del tratado de la Unión, que establece la posibilidad de investigar a un estado miembro para asegurar el cumplimiento de los principios democráticos de independencia entre gobierno, judicatura y medios de comunicación. Si no se cumpliese ese principio de independencia entre poderes, el estado podría ser suspendido de presencia en las instituciones europeas

Los Verdes europeos han condenado firmemente la deriva del Fidesz en una carta abierta a Barroso open letter el mes de diciembre. Queremos que la Unión Europea plante cara a estos intentos de control absoluto de la sociedad democrática en Hungría.

Está por ver que el gobierno de Viktor Orban dé marcha atrás a su intento por controlar todos los espacios de la la democracia. Debemos mantener la presión para conseguirlo. Por ello el LMP ha creado la “Nueva Resistencia“ contra este control de la democracia. Reconociendo que el parlamento queda ahora como un mero trámite falto de capacidad, el LMP llevará la lucha al a calle, fuera de las instituciones ya controladas por el orbanismo.

El proyecto de “Nueva Resistencia” necesita del apoyo del resto de verdes europeos, LMP necesita fondos y apoyo político exterior. Se puede donar en su página.

También es conveniente seguir al LMP y la New Resistance en facebook y twitter, y facilitar la difusión a nuestros contactos. Debemos mantenernos firmes en la defensa de la democracia frente a cualquier asalto.

El Partido Verde Europeo seguirá de cerca el desarrollo de los acontecimientos en cercanía con el LMP y desde el grupo parlamentario europeo verde, difundiendo la información a la sociedad. Hemos producido un vídeo corto alusivo a la situación: short video donde se explican algunas claves.

Sólo hay 1 comentario

  1. kike /

    La CE decide hoy sobre posible sanción a Hungría por su nueva Constitución
    07:45h

    La Comisión Europea (CE) anunciará hoy si inicia un proceso sancionador contra Hungría por su nueva Constitución, un texto que según ha venido advirtiendo Bruselas podría vulnerar las normas comunitarias.

Comentario Cerrado