Educación para la ciudadanía

ACABO de encontrarme en plena calle con unos carteles de Democracia Nacional o Alianza Nacional (da igual) relativos a los contenidos de la asignatura Educación para la Ciudadanía. En ellos se ve a una maestra con una pizarra detrás, en la que aparecen contenidos que presuntamente se imparten en dicha asignatura. Llaman la atención las frases que aparecen escritas en el artilugio nuestro de todos los dolores. Que Luis y Manolo se amen es una realidad, que María tenga dos mamás es otra realidad, que todas las razas son iguales en derechos es un hecho incuestionable, que España sea mala es una incongruencia, los países no son malos ni buenos por definición, lo son sus ciudadanos. Llaman la atención porque suponen, además, grandes ignorancias sobre los contenidos que se imparten en Educación para la Ciudadanía. Contenidos que deben impartirse y sobre los que se debe reflexionar en la educación de una generación tan abrumada por las mentiras éticas y épicas.

Pero la cortedad, la simpleza y la ignorancia del mensaje de los ultras no es lo más preocupante; de siempre han tenido un encefalograma plano. Lo preocupante es cómo de mimético es el discurso de éstos con respecto al que se hace por parte de la jerarquía eclesiástica y cómo de tautológico es con respecto al que hace el Partido Popular. No es la ignorancia, es la mentira lo que asombra.

El debate sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía ha vuelto a poner ante nuestros ojos la existencia de un discurso religioso y político que pretende competir con la democracia, sea en la emergencia del fundamentalismo islámico o en el resurgir del integrismo católico cristiano o en crecimiento del ultraconservadurismo político. ¿Por qué les preocupa tanto, por ejemplo, a las religiones monoteístas y a los partidos conservadores el matrimonio homosexual? ¿Por qué son tan misóginos y tan homófobos unos y otros? ¿Por qué tan de la mano van el palio y las urnas de la derecha más recalcitrante? Es mucho más probable que alguien sea condenado moralmente por las iglesias y por los fundamentalistas conservadores por cuestionar las posiciones en que debe realizarse la penetración, que por poner en duda el argumento ontológico de San Anselmo.

La iglesia y la derecha han de permitir el pluralismo moral, sobre la base de una mínima ética universal y común; han de permitir integrar formas de vida y códigos de moralidad íntima abiertos y plurales. Las formas sociales asociadas con la religión y la política han de ser democráticas. Es decir, respetuosas con las libertades individuales y con la legitimación democrática de cualquier forma de poder. Esto implica el abandono de las formas autoritarias, que han estado asociadas a muchas religiones y fuerzas políticas.

En este debate, las mujeres han sido las grandes sacrificadas en las religiones monoteístas y en la derecha ultramontana, que las relega a ser un vientre y una vagina dispuesta, sin criterio de decisión personal. Su marginación ha constituido un fundamento del mismo discurso religioso y ultraconservador. La eliminación de cualquier forma de desigualdad, dominación o discriminación de género de la ideología, pero también de las estructuras religiosas y políticas, han de ser uno de los retos más relevantes y difíciles de la democracia del futuro. Una religión y una política que sean capaces de reconocer los profundos vínculos entre humanidad y animalidad, entre ciencia y desarrollo humano. Una religión y una política comprometida con la salvación del planeta, que no cuestione las libertades. Una religión que entienda y asuma el mundo de hoy, y una derecha que se baje del árbol del que hace millones de años se bajaron los primates para hominizarse. Aunque estos también lo cuestionan desde los púlpitos y desde los discursos.

Hay 3 comentarios

  1. Chica Verde /

    Desde luego que están consiguiendo desviar la atención de los auténticos problemas tan importantes que tiene el sistema educativo en nuestro país. El problema no es la asignatura de Educación para la C… ( eso es para entretener al personal…. ) ; los problemas son otros y además gravísimos y ni se resuelven ni se frenan ;

    Sólo por nombrar algunos : Falta de autoridad del profesor , disminución en la exigencia de contenidos, revienta-clases contra los que nada se puede hacer ( salvo buena dosis de moral y optimismo ), ausencia total de disciplina, reclamaciones contra notas que siempre prosperan en la Consejería por defectos de forma , cambios y más cambios cada vez que entra un nuevo partido en el Gobierno……etc

    Así que los institutos son guarderías y la hora de clase se pasa mandando guardar móviles, mandando callar, echando broncas por falta de material, ….un desánimo, vaya !.

    La educación para la C en los institutos me la pela ( que estoy yo en casa para inculcar valores éticos ) …….Más matemáticas , más Lengua y más disciplina…
    Porque a este paso serán cada vez más los casos de padres que acudan a los Juzgados para demandar a fios refalfiaos que amenazan ( ¡ y que aunque suspenden todas ya exigen y tienen coche propio para ir al instituto ! )

  2. NACHO /

    ANIMOSAS CRÍTICAS RECIBIDAS DE LA MISMÍSIMA ALIANZA NACIONAL, PODÉIS LEERLAS EN LAS CRÍTICAS AL ARTICULO DE MARRAS EN LA EDICIÓN DIGITAL DE EL COMERCIO PINCHANDO EN HEMEROTECA, Y VISITANDO EL ARTÍCULO , DÍA 25 DE ENERO, OPINIÓN

  3. Chica Verde /

    Animaros y pinchar
    Seguramente os sonará Ricardo Moreno Castillo, que sacó un libro titulado » Panfleto antipedagógico » . Dice cosas muy interesantes, que no tiene que ver nada con la política , solo con el sentido común.

    http://www.antipedagogico.com/

Comentario Cerrado