Como sobrevivir a la subida del IVA (I)

Con el mes de septiembre llega una subida general del IVA, una carga injusta e insolidaria, injustificable. Podría haberse optado por subir la carga fiscal a los productos de lujo, o a las transacciones financieras; podía incluso subirse el IVA en general pero a la vez que se implantaba una Renta Básica de Ciudadanía… el gobierno ha optado por adjudicar de nuevo la carga a las economías modestas, a la vez que elimina recursos destinados al reequilibrio social.
Muchas personas vamos a tener problemas para seguir con nuestras vidas habituales, pues el alza se extiende a todos los suministros y productos. Pero hay vías para sobrevivir al alza del IVA y desde EQUO queremos compartirlas.

Podemos adoptar alguna o todas las medidas que proponemos aquí, incluso algunas más. Ninguna de ellas va a repercutir negativamente en el comercio de barrio, las producciones de calidad y proximidad, o las economías locales en general. Sí que afectarán negativamente a las empresas sistémicas, multinacionales y poco respetuosas con el medioambiente, con las personas y con la economía social.

1 – Aprovecha las redes públicas. ¿Tienes ADSL en casa? Date de baja y utiliza el centro social o municipal más próximo que tenga conexión a internet abierta. Ahorrarás del orden de 500 euros al año, mejorará tu salud al no tener repetidores dentro de casa emitiendo continuamente, gastarás menos energía y apoyarás el mantenimiento de los centros sociales y municipales al servicio de la gente. Si no puedes o no quieres prescindir de la conexión doméstica, también puedes ahorrar electricidad y mejorar tu salud y tu sueño apagando la red y resto de aparatos cuando no los utilices, por ejemplo cuando duermes. Para no tener que apagar los aparatos uno a uno, te aconsejamos una regleta con interruptor y protección eléctrica contra sobrecargas; si conectas todos los aparatos en cuestión a ella, les darás o quitarás suministro con un solo botón. Los aparatos que en lugar de apagarse quedan en reposo con su lucecita encendida, consumen energía eléctrica. Y mucha más el repetidor ADSL toda la noche en funcionamiento…

2 – En lugar de carne y pescado y consume más frutas y verduras locales, de temporada y ecológicas. Si reduces o eliminas la carne y el pescado de tu dieta, y los sustituyes por frutas, verduras y hortalizas en general, puedes ahorrar unos 1000 euros al año; mejorará tu salud y tu energía. Consumir animales es mucho más caro que consumir verduras y cereales. Si no quieres prescindir de los alimentos de origen animal, reduce su consumo (una o dos veces por semana…) y consume calidad. Destina parte del dinero que ahorras a que sean de razas autóctonas, criadas en libertad, con sello de calidad y a ser posible, ecológicas, y el pescado que sea de proximidad y temporada. El planeta, tu salud y tu cartera te lo agradecerán.

3 – Pásate al transporte público y sostenible, deja el coche. Adquirir y mantener un vehículo modesto durante su periodo de amortización técnica supone más de 50.000 euros en total, bastante más aún si se hacen muchos kilómetros. Con menos de esa cifra podrás desplazarte en transporte público y en taxi (para las urgencias o viajes fuera de las líneas de transporte) toda tu vida. El medio ambiente y tu cartera lo notarán. Si además utilizas la bicicleta siempre que puedas y en especial en recorridos cortos y habituales, mejorará tu salud, ahorrarás dinero y ayudarás al planeta, obligando a la vez a la sociedad a tener más en consideración estos medios sostenibles de transporte. Si no puedes prescindir de tu automóvil, pásate a uno eléctrico o híbrido, el gasto energético será mucho menor. (Hemos supuesto un vehículo de coste de adquisición 20.000 euros, con 400 euros/año de seguro, con 1500 euros/año de combustible, con 500 euros año de mantenimiento y taller, y con un periodo de vida útil o amortización técnica de 15 años). Si continúas con tu motor de explosión, procura llevar el motor bajo de revoluciones (al llegar a 2000 rpm cambia a una velocidad más larga); para el motor cuando detengas el vehículo para estar parado más de 10 segundos; procura no llevar bultos innecesarios que ofrezcan resistencia al aire en la baca o remolque, no circular a gran velocidad con las ventanillas bajadas, utilizar el aire acondicionado lo imprescindible, y no pasar de 110 km/hora en autovía. Y comparte vehículo.

4 – Instala mecanismos de ahorro de agua en tu domicilio, aireadores en los grifos (cuestan un par de euros cada uno, procura que sean fabricados en España), reductores de presión en las duchas (sólo si tienen mucha presión, si vieses que sale poca agua, retíralos), sistemas de descarga de doble botón en la cisterna, para descargar más o menos agua a voluntad, según la necesidad. Reduce la capacidad de descarga de la cisterna introduciendo una botella o envase lleno de agua que no interfiera en el mecanismo. Si puedes, recoge el agua de lluvia para regar. Riega solo al oscurecer para evitar pérdidas por evaporación, será más efectivo. Se pueden ahorrar unos 10 euros por persona y año. Y tampoco olvides reparar las fugas en cuanto las detectes, un goteo en una cisterna puede suponer 250 euros al año.

El ahorro de agua evita daños al medio ambiente por extracción excesiva de los cauces y acuíferos, y evita nuevas obras en espacios naturales.

5 – Pásate al LED. Ni luminarias convencionales ni de ahorro, lo más eficiente y barato es la iluminación con LED, luz que no disipa apenas calor y cuyo consumo es muy inferior. Para un pasillo, luminarias de 2 watios es suficiente, frente a los plafones de 300 watios que muchas personas tienen aún en sus casas. Una lámpara de salón de 7 luminarias de 40 watios, puede equiparse con luminarias LED de entre 2 y 3 watios; con menos luminarias podemos ir a LED de entre 4 y 6 watios de potencia el ahorro en consumo es del 90%. El coste es más caro, pero se amortiza en poco tiempo, la duración de los LED es muy superior al resto de luminarias. Sobre todo, evita tener iluminación funcionando donde no sea necesaria, y cuando a nadie le dé servicio. Una luminaria LED puede durar 20.000 horas, si sustituye a una bombilla de 40 w el ahorro en esa duración puede ser de 700 kwh, que nos costarían a precio con el nuevo IVA unos 140 euros (una sola bombilla). Diez luminarias que utilicemos una hora diaria, a las que hayamos rebajado el consumo 35 w cada una, 350 wh en total de ahorro diario, supone 25 euros al año (y a ese ritmo nos durarían 50 años…)

Hay 4 comentarios

  1. Gustavo /

    Hola, una duda que me asalta. ¿Los verdes de asturias sois equo o seguis siendo un partido independiente? Es que no acabo de enterarme.

    Un saludo y muy buen artículo, gracias.

  2. kike /

    Los Verdes de Asturias es uno de los 35 partidos autonómicos y regionales que confluyeron en EQUO el 4 de junio de 2011. Somos EQUO

  3. Gustavo /

    Gracias por la aclaración, es que con todos los partidos que llevan el calificativo Verdes y con tantos girasoles diferentes resulta bastante confuso.

    Un saludo y suerte a equo.

  4. kike /

    Gracias a ti. Hay muchos partidos titulados “verdes” porque la judicatura y el Ministerio lo consienten desde los años 80 del pasado siglo. No consienten copiar el nombre al PSOE ni al PP. Los “dueños” de esos partidos son mercenarios a sueldo (hay al menos dos propiedad de inmobiliarias, otros posiblemente de CNI, y empresas energéticas) o personajes de gran ego y un poco idos. El caso es que en las elecciones el voto verde se reparte por confusión y no alcanzamos representación. Parte de los votos van a partidos inexistentes, que parasitan el nombre. Así impidieron a Mendiluce ser eurodiputado. Por eso hemos hecho EQUO, hemos retirado la membresía en el Partido Verde Europeo a Los Verdes (de los que formábamos parte) y pasa a ser EQUO el representante de la ecología política en España

Comentario Cerrado