EQUO pide dar prioridad a la «valorización no energética» frente a la incineración de residuos

También propone incorporar medidas de fiscalidad verde en el nuevo Plan de Residuos que se va a redactar

EQUO ha comparecido en las consultas previas efectuadas por la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, que sirven para que las personas y entidades interesadas añadan ideas básicas a las iniciales que presenta la administración. Posteriormente el Principado elaborará las instrucciones para redactar el borrador de Plan de Residuos, y ese borrador será de nuevo sometido a información pública.

EQUO ha aportado algunas ideas básicas para que el gobierno las incluya en el documento de prioridades, es decir, en las instrucciones que guiarán la redacción del nuevo Plan de Residuos del Principado de Asturias 2014-2024.

EQUO propone mejorar la jerarquía en el tratamiento de residuos dando prioridad a la «valorización no energética» antes que a la quema de los mismos en una planta incineradora. Tal como está la actual jerarquía recogida en la Directiva y en la ley de Residuos, los residuos deben reducirse en primer lugar; aquellos que no se puedan evitar, deben ser reutilizados; si no fuese posible, entonces reciclados (transformados para un nuevo uso); los que no se puedan reciclar, valorizados; y aquellos que no se han reducido, reutilizado, reciclado o valorizado, pueden ser eliminados (vertedero o incineración). La creación de subdivisiones en la jerarquía es compatibe con el cumplimiento estricto del mandato legal y en opinión de EQUO mejora la gestión de los residuos, recuperando materias primas y evitando contaminación.

EQUO propone subdividir la «valorización» en dos categorías: valorización no energética y valorización energética (incineración con aprovechamiento neto de energía), dando prioridad a la primera de ellas, que es la que no destruye las materias. Por ejemplo, los neumáticos se destinarían prioritariamente a granulado para firmes de carreteras, antes que a ser quemados.

EQUO también propone subdividir la «eliminación» en dos categorías diferentes, «vertedero» e «incineración», dando prioridad al depósito en vertedero antes que a la quema de los residuos sin recuperación neta de energía. Por ejemplo, los neumáticos antes citados, serían depositados en lugar de destruidos térmicamente en caso que no se pudiesen aprovechar de otra manera. Este depósito permite que un futuro puedan ser recuperados y destinados a otro uso, además de tener el residuo localizado en lugar de dispersarlo por toda la atmósfera afectando a la población.

EQUO propone que se elabore un paquete de medidas de»fiscalidad verde», que van desde la rebaja de tarifas a quienes gestionen bien los residuos, a la sanción o el sobrecoste para quienes lo hagan mal. En concreto en esta fase previa de elaboración de las directrices que guiarán la redacción del futuro plan de residuos, EQUO pide al menos un canon disuasorio que se aplicaría a la incineración y al vertedero, ayudando de esta manera a la existencia de un incentivo económico para evitar la «fracción resto»: aquellos residuos con los que no se puede o sabe hacer nada, salvo destruirlos o depositarlos en vertedero.

Ahora toca esperar la resolución que fije las prioridades y posteriormente analizar el documento que se presente y hacer las alegaciones concretas al mismo para mejorar el Plan y minimizar su impacto.

Comentario Cerrado