EQUO pide cambiar las actuales políticas del gobierno, que ha hecho retroceder los derechos y oportunidades de las mujeres

Para EQUO este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es un buen momento para recordar que el Gobierno está desmantelando el Estado del Bienestar, algo que está afectando sobremanera a los derechos y oportunidades de las mujeres.

Las cifras evidencian cómo los costes de la actual crisis recaen desigualmente sobre las mujeres respecto a los hombres. Al alarmante dato de paro femenino (2.536.596 mujeres registradas en el INEM) se suma la persistencia de las desigualdades salariales, que alcanzan el 22,5%. Además, según la última Encuesta de Estructura Salarial, la mujer trabaja 82 días más y cobra 5.744€ por ejercer un mismo puesto. Para EQUO esta situación merma la igualdad de oportunidades de acceso al mercado laboral y a una vida digna para las mujeres.

“Debemos luchar por por conservar y ahondar en la de derechos entre el hombre y la mujer. Desde EQUO proponemos una sociedad en la que todos tengan cabida y una cultura donde no se niega la existencia del otro, de cualquier otro. La pluralidad es requisito indispensable en una sociedad democrática e implica abrir las posibilidades de desarrollo y de contribución de cada persona a la convivencia social, desde su diferencia.” Comenta Adrián Blanco Co-Portavoz de EQUO Asturias.

EQUO también ha denunciado que, a la par que se acrecienta la brecha salarial, se retrocede en los derechos que las mujeres habían conseguido en los últimos años. Así, reformas como la de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo esconden un discurso conservador y patriarcal que limita la libertad de elección de la mujer respecto a su vida, resucitando valores y prejuicios que ya parecían superados.

Por otra parte, EQUO ha pedido mayor contundencia en la lucha contra algunas lacras sociales, como es el caso de la violencia de género. Para la formación, los recortes acometidos por algunas Comunidades Autónomas en esta materia desprotegen a miles de mujeres que requieren del apoyo de las Instituciones. Además, EQUO ha reclamado medidas urgentes contra las redes de prostitución que operan contra la voluntad de las mujeres en nuestro país, ya que en no pocas ocasiones se opta por el camino fácil de la invisibilidad y no por el de la resolución del problema.

Por último, EQUO ha defendido que hay que apostar por medidas justas e igualitarias que implementen la equidad de género, la conciliación, los permisos de paternidad y maternidad, el reconocimiento del trabajo familiar y de los cuidados y la desaparición de la economía sumergida. Ello con el fin de luchar contra las desigualdades estructurales de las mujeres en nuestra sociedad. Para EQUO, ni el discurso ideológico ni el económico legitiman el actual retroceso en cuanto a derechos y oportunidades se refiere.

Comentario Cerrado