Asturias sobreexplotada

EL resultado electoral hace reaccionar a la bolsa. Ocurre así en toda democracia, y la reacción suele ser invariablemente idéntica en todas ellas, triunfe la socialdemocracia o el conservadurismo más trasnochado. La respuesta siempre es la misma, subidas, moderadas o significativas. Y como el tirón bursátil se lo suelen imputar las eléctricas, es fácil adivinar que con cualquier victoria éstas se frotan las manos. El bipartidismo es en realidad un efecto de cómo funciona el mercado, y cómo éste desea que funcione la política. Saberlo no nos hace felices, pero es así.

Todas las grandes compañías energéticas cotizaron al alza tras el 9-M. Gas Natural fue el valor más favorecido, con una revalorización del 3,74%, seguida por Endesa (3,09%). Ganaron también Red Eléctrica de España (2,07%), Enagás (1,78%), Iberdrola (1,2%) y Unión Fenosa (1,19%). La victoria socialista, igual que la popular, sirve en Asturias para que los intereses de las grandes eléctricas se froten las manos.

La producción eléctrica en Asturias no es sostenible, pero si que es más que suficiente para abastecer nuestras necesidades. Producimos energía a partir de carbón importado y propio, dado que la importación es masiva y mayoritaria. Las necesidades de espacio para almacenar graneles en el puerto se derivan de esta importación desaforada de carbones energéticos para su posterior combustión en las centrales térmicas de Aboño, Soto de Ribera, La Barca y Lada e, incluso, en las de León y Palencia. La contaminación se queda, hasta ponernos en primer lugar en afecciones respiratorias. La energía se va y los beneficios empresariales, también.

Ahora nos quieren cambiar el modelo. Construir centrales térmicas de gas, con su regasificadora portuaria, para importar gas, quemarlo aquí, y exportar la energía y las plusvalías. A cambio, no se cierran las centrales de carbón (importado), sino que incluso hay una nueva solicitada en Aboño (1.200 megavatios), aún mayor que la existente (900 megavatios). Si bien la combustión de gas es más limpia que la de carbón, emite dióxido de carbono, responsable del calentamiento global, aunque emite menos, pero las centrales propuestas son mayores que las existentes (pasamos de 500 megavatios en carbón, a 800 megavatios en gas). El santo queda así más desvestido incluso.

Toda la operación de construcción de regasificadora, gaseoductos a Tamón y Lada, y centrales térmicas de gas (seis), con una cuantiosa inversión pública, un notable sacrificio de paisaje, territorio y salud, no produce más de 300 empleos estables, exceptuados los de la fase constructiva, efímeros, pero reclamados por una patronal pedigüeña, que sólo sabe crecer a costa de la obra pública (bendito franquismo que amamantó a tanto empresario de calcetín blanco y alpargata, como ahora lo hace el PSOE).

La construcción del superpuerto se justifica solamente en virtud de la regasificadora y de la propia obra. El hormigón y el kilovatio son los reyes del mambo. Una regasificadora que supone un peligro abierto y real que se oculta a la ciudadanía y que crea (¿guau¿) 70 puestos de trabajo, a costa de una inversión milmillonaria, y en un espacio sensible al efecto dominó de los riesgos y peligros.

La producción de energía eléctrica en Asturias supone el 220% de nuestras necesidades. Es demasiado. La energía ha de producirse y consumirse de forma local y sosteniblemente.

Las líneas de alta tensión Lada-Velilla y Soto Penagos, son otro buen ejemplo de la depredación del territorio de Asturias, a no importa qué precio, a costa de satisfacer el insaciable afán de las eléctricas. La población, el paisaje y sus intereses puestos al servicio de los lobis y con la anuencia del Partido Socialista.

Hay 3 comentarios

  1. kike /

    Genial, como siempre.

  2. NACHO /

    Este artículo utiliza una buena parte del documento que me hizo llegar Kike, una vez más gracias a este «negro» particular e impagable que tenemos el privilegio de explotar en LOS VERDES DE ASTURIAS

    Gracias Kike de corazón

    Interesante un artículo sobre el mismo tema que publica hoy La Nueva España de Francisco Prendes Quirós, socialista y mardio de Carmen Veiga

  3. kike /

    La parte más inteligente y graciosa es de ese tal Nacho. A ver si nos conocemos un día…

Comentario Cerrado