Los Verdes no apoyan adelantar obras del Gobierno de Asturias para combatir la crisis

Asturias es una región muy pequeña con una economía muy abierta.

Eso quiere decir que las medidas regionales de tipo keynesiano de aumentar el gasto público en infraestructuras para combatir la crisis no tienen por que funcionar, ya que los efectos se difunden muy rápidamente a los territorios vecinos y puede quedar muy poco aquí. Eso funciona en una economía grande y sobre todo , bastante cerrada.

Por el contrario si se «adelantan inversiones» hay muchos efectos negativos:
-Se toman decisiones apresuradas y se hacen obras que igual no son muy
necesarias y que en caso normal no se justificarían
-Se deteriora el medio ambiente,
-Se carga a nuestros hijos de deudas que los limitarán en el futuro
-Y se deja de gastar el dinero público en otras políticas que pueden tener
efectos sociales, economicos y ambientales mas interesantes, es decir se
deterioran otros servicios públicos.

Lo importante en la gestión pública regional es gastar «bien» los recursos,
es decir, en aquellas cosas que nos den más beneficios que costes de todo
tipo y mantener un estado de bienestar fuerte sano y cohesionado y unas empresas asturianas competitivas e innovadoras.

Arreglar la economía general no está en manos de los gobiernos de las comunidades autónomas, depende mucho más de otras instancias publicas y privadas.

Asi que no hay que dejarse liar por el mensaje de los constructores. Ante la
crisis, hay que estudiar el tema con mas profundidad y ver lo que conviene
hacer.

Comentario Cerrado