Los Verdes reiteramos que el Gobierno debe publicar un calendario de cierre de las nucleares

El «Año Negro» de las nucleares españolas: los últimos incidentes de Vandellós II y Ascó I evidencian que la nuclear no puede ser la energía del futuro

LOS VERDES no creemos que el pasado domingo Vandellós II – puesta ayer en funcionamiento – se desconectara de la red eléctrica de forma programada, para cambiar un sensor de temperatura – según la versión oficial de la Asociación Nuclear Ascó-Vandellós II (ANAV)- , ya que las «paradas programadas» se avisan con antelación, por parte del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Parece que, una vez más, la industria nuclear intenta ocultar «la mala racha» que lleva en los últimos meses, tal como ocurrió el pasado 27 de noviembre en la central de Ascó I, con el accidente que primero fue ocultado – permitiendo incluso la visita de centros escolares – y después minimizado, hasta reconocer que éste había sido de Nivel 2, y no de Nivel 1. Estos antecedentes tan próximos en el tiempo, nos recuerdan que poco se puede fiar la ciudadanía de lo que se informa oficialmente desde la industria nuclear.

LOS VERDES consideramos importante aclarar a la ciudadanía que la energía nuclear no es una fuente de energía limpia ni de futuro – tal como se intenta dar a entender desde ciertos sectores interesados, dentro de un debate supuestamente ecologista -, ya que genera residuos altamente peligrosos, de difícil almacenamiento y que pueden emitir radiación durante 20.000 años.

Avería de una válvula de seguridad en Ascó I, partículas radioactivas en un camión de Vandellós II y después parada sospechosa de ésta misma. Todo en pocas semanas. A ello se suma, desde mayo, otro incidente en Ascó, otro en Almaraz y otro más en la Fábrica de Combustible de Judbado (Salamanca), que convierten lo poco que llevamos de 2008 en un año negro para la energía nuclear. Situaciones como estas hacen reflexionar si es ético debatir la viabilidad de la energía nuclear como fuente de energía del futuro, ya que de esta conclusión se debería extrapolar que el ser humano es perfecto y tiene el control absoluto sobre lo que construye – idea prepotente y absurda -.

LOS VERDES nos reiteramos pidiendo al Gobierno el calendario de cierre progresivo de las centrales nucleares españolas, tal como pactamos con el Partido Socialista en las elecciones de 2004 y que no se cumplió. Viendo el «espectáculo» de los últimos meses, para este partido queda evidenciada la necesidad de cumplir, finalmente, con este compromiso. Que sea «Por los hijos de tus hijos», que cantaba – paradójicamente -, el último anuncio publicitario de Endesa, propietaria de Ascó I y Vandellós II, entre otras.

LOS VERDES

Comentario Cerrado