El Profesor Lago destapa la «burbuja energética» de la Estrategia

En su comparecencia sobre la Estrategia Energética, el profesor Lago comenzó comparando la capacidad de generación o potencia instalada a nivel peninsular, en torno a 86 millones de kW, con el mayor consumo que se ha registrado hasta la fecha, 46 millones de kW es la punta de demanda, el momento del día de mayor consumo, lo que indica que habitualmente más de la mitad de las plantas no producen.

Toda esa capacidad de generación no siempre está operativa. Puede haber centrales fuera de servicio por averías, por razones de mantenimiento o parques eólicos que por falta de viento no contribuyan; la propia Red Eléctrica, que es la compañía encargada de gestionar el sistema, elabora un índice de cobertura, la potencia disponible, y la va contrastando con esa punta de demanda. En 2007 el índice de cobertura está por encima del mínimo deseable y así sucede desde el año 2003. Viene a indicar que el sistema eléctrico nacional tiene una solidez, tiene una robustez contrastada.

Red Eléctrica de España en su informe anual afirma que en la red de transporte destaca la alta calidad del servicio que ofrece, la elevada disponibilidad de las instalaciones que la componen y las reducidas interrupciones del suministro debidas a incidencias en dicha red.

La tendencia de la demanda eléctrica del país, en el propio informe de Red Eléctrica se pone de manifiesto en su página 20 cómo desde prácticamente el año 2003 el crecimiento de la demanda experimenta incrementos decrecientes. Si en el año 2003 creció en torno al 6 por ciento, el año pasado, 2007, lo hizo al 3,1 por ciento. Ése es el dato que en cierto modo también habría que considerar para examinar o analizar la bondad, la calidad de un sistema eléctrico.

“Honorato López Isla, el consejero delegado de Unión Fenosa, la tercera eléctrica del país, en noviembre de 2007, ordenó paralizar la construcción de nuevas centrales en su empresa por motivo de esta circunstancia que anteriormente les estaba comentando. Declara en el diario Expansión, el diario de información económica, que “el sistema eléctrico nacional funciona de media al 50 por ciento de su capacidad” , y como consecuencia de esa sobrecapacidad, de ese exceso que se está constatando, decide aplazar la instalación de nueva generación eléctrica”.

Red Eléctrica permite conocer el consumo y la producción de electricidad en tiempo real. El día de hoy, el 4 de noviembre del año 2008, en estos momentos estaríamos consumiendo en torno a los 36 millones de kilowatios, 36.000 megas son 36 millones de kilowatios. La capacidad de generación está en torno a 86 millones y, aunque todo no pueda ser disponible por las circunstancias que he comentado anteriormente, ese índice de cobertura desde el año 2003 está por encima del mínimo deseable.
17 de diciembre del año 2007 es el día en que se batió un récord de consumo eléctrico en nuestro país; el consumo estuvo acariciando los 46 millones de kilowatios. Y la nota de prensa que Red Eléctrica sacó en ese día dice: “El sistema eléctrico ha funcionado con total normalidad, sin que se haya registrado ningún incidente».

“Asimismo, Céntrica Energía, que es la principal empresa comercializadora del país, por su Director General, Enrique Jiménez, el 3 de enero de 2008, advierte de la sobrecapacidad de generación que tiene el sistema eléctrico nacional”.

“Y más reciente todavía, en abril de 2008, el 11 concretamente de abril, en un foro de economistas y de ingenieros industriales, Foro Expansión Actualidad Económica, se vuelve a advertir de esta característica, de esta cualidad: capacidad de generación más que suficiente con una amplia holgura”.

“… se han anunciado unas centrales de ciclo combinado en la región asturiana, en cuantía importante, con una planta regasificadora que aportaría combustible, gas natural, para producir kilovatios. La petición de instalaciones –que se me corrija si no es así-, lo que yo he consultado recientemente, es que prácticamente llegaría a triplicar, a multiplicar por tres el nivel que en este momento ustedes tienen. La potencia instalada, la capacidad de generación de Asturias está en torno a unos 3.800 megavatios; 3.290 de régimen ordinario y 539 de régimen especial. Incorporar en este momento más capacidad de generación, más potencia instalada conociendo este mercado eléctrico que en este momento está en unos niveles más que aceptables para atender la demanda, no tiene en principio mucha lógica económica, no tiene sentido. (…); hay otro dato que es necesario que se conozca por la opinión pública, y es el relativo a la realidad de las plantas de regasificación que tiene el país. El informe de Enagas 2007 pone de manifiesto, son los datos oficiales, la situación de estas plantas. En concreto, fíjese, el país tiene plantas de regasificación en Barcelona que está utilizada al 30 por ciento de su capacidad nominal; Huelva, al 42 por ciento; Cartagena, al 29 por ciento; Bilbao, al 54 por ciento; Sagunto, al 73 por ciento, y Mugardos, en Ferrol, en La Coruña, al 29 por ciento.
Una simple lectura de estos datos viene a poner de manifiesto que, efectivamente, en un sistema de energético nacional que ya está bien, que tiene incluso infraestructuras gasistas que no están aprovechadas a pleno rendimiento, el plantear una nueva regasificadora en Gijón, además cuando en el Norte ya hay dos entradas de gas -la de La Coruña y la de Bilbao- es otro aspecto que en cierto modo tendría que hacer reflexionar si es una estrategia adecuada o no, porque no cabe duda de que es volver otra vez a sobresaturar, hacer mayor lo que ya en sí tiene un nivel más que suficiente.
La región de Asturias exporta de manera secular buena parte de la producción que produce. (…) No cabe duda que el mover este kilovatio que aquí no se consume, hacia lo que es Madrid, hacia el País Vasco, hacia Cataluña, hacia Valencia, hacia Cantabria, que son las regiones que tienen déficit eléctrico, obliga a construir unas infraestructuras de transporte, líneas de alta tensión y similares, (…) pero es fácil pensar que, por lógica económica, la instalación de nueva capacidad de generación, de hacer falta, se orientara hacia las zonas que tiene ese déficit eléctrico, las cinco que anteriormente he citado, máxime, cuando tres de esas regiones deficitarias -el País Vasco, Cataluña y Valencia- disponen en sus territorios de plantas de regasificación que distan mucho de estar utilizadas al cien por cien. Los porcentajes los cité antes: País Vasco está –Bilbao- al 54 por ciento: tiene una capacidad todavía para utilizarse en mayor medida; Cataluña, Barcelona, está al 39 por ciento, y Valencia, la de Sagunto, es la que más, pero está al 73 por ciento. ¿Qué necesidad de plantear más instalaciones de este tipo, plantas de regasificación con sus centrales de ciclo combinado, cuando la situación es la que estoy describiendo? Hago hincapié en que son los datos oficiales, no me salgo para nada de lo que es ese guión, las cifras, los informes que anualmente publican Red Eléctrica de España y Enagás.
(…) esa lógica económica de ubicar los centros de generación en las cercanías de los puntos de consumo, la ha puesto de manifiesto recientemente Victoriano Casajust. Victoriano Casajust es el ex Director de Red Eléctrica de España, que en un informe reciente sobre el sistema eléctrico español hace hincapié en lo que he advertido antes, en lo que un poco dicta el sentido común, para evitar esas líneas de alta tensión que son costosas por razones económicas y ambientalmente no cabe duda de que tienen una incidencia, y evitar las pérdidas de transporte en el movimiento de esos kilovatios que luego inciden en la determinación de la tarifa eléctrica, no tiene lógica ninguna, por las razones expuestas por las personas del propio sector eléctrico, las que están haciendo hincapié en estas reflexiones.
Pediría, para concluir, sentido común, sensatez, cordura, pues se está a tiempo de rectificar, en principio, no hay nada todavía realizado y, por las razones expuestas, el planteamiento de planificación energética que se ha hecho creo, modestamente -y permítanme que así se lo diga- no es el más adecuado, por las razones expuestas. Y esas equivocaciones al final las terminamos pagando todos, vía tarifa eléctrica o vía tarifa del gas”.

(en respuesta a preguntas de IU-BA-Verdes):

“… lo que se ponga a mayores, el mercado lo va a corregir, (…) no cabe duda que las nuevas centrales que se incorporen, pues, o bien quedan infrautilizadas, no puedan funcionar las horas previstas, y ahí se vería, digamos, el error de no haber tenido en cuenta estas advertencias que se hacen, y terminarían en última instancia, miren, creo que es muy oportuno lo que está pasando con el sector de la construcción, es un ejemplo muy válido, paralelo al que aquí nos une hoy para debatir, desde el año 2000, se lleva advirtiendo por economistas, por servicios de estudio de entidades financieras y demás, de que se estaba creando una burbuja inmobiliaria, un crecimiento especulativo más aparente que real, como consecuencia de eso, nadie creía que construyendo casi 700.000 viviendas cada año iba a ser posible que estallara esa burbuja, la evidencia ahí está, han pasado 6 –7 años y al final el mercado, lo que le decía antes de una manera coloquial, pone a cada uno en su sitio, y después del pecado viene la penitencia, lo que ahora estamos en cierto modo sufriendo. Es un poco, en cierto modo, el ejemplo para aquellos mercados económicos que se les satura, que se les carga con más intención de producir de la que realmente admiten, porque la demanda es la que es”.

(en respuestas a preguntas del PP):

“(…) con este nivel en el que están ya los 3.800 megavatios, suficiente, o en tal caso el horizonte que creo que es por donde quiere enfocar su pregunta, tendría que ser, de ser, a menos, Es que es la pregunta que creo que está sobre la mesa, todos estos proyectos que se programan de gas natural, ¿a quién van a reemplazar?, ¿qué hueco del mercado es el que van a coger? (…) el plan suyo habla de triplicar los 3.800 megas que en estos momentos tiene, entonces en qué hueco del mercado van a coger eso, preguntaría con toda la modestia y con toda la humildad, cuando hay informes, opiniones de expertos que están diciendo la situación, en este momento de suficiencia. Es que no tiene sentido. Vuelvo otra vez al ejemplo del ladrillo y las enseñanzas que nos ha puesto de manifiesto”.

En cuanto a la seguridad del suministro, “Asturias, a pesar de esos datos que ustedes han puesto de manifiesto, está entre los mejores del país. O sea, el país tiene una calidad buena y a nivel territorializado, el de Asturias precisamente está entre los que mejor nivel tienen”.

Comentario Cerrado