Nacho González: «El PSOE yá sabe lo que-y vamos responder sobre El Musel»

Les Noticies

Les cámares de Comerciu d’Uviéu, Xixón y Avilés afalaron ayeri al PSOE a presionar a los sos socios nel Gobiernu del Principáu, (IX-Bloque por Asturies-Los Verdes) pa qu’esta última formación retire la denuncia presentada énte la Comisión Europea polos sobrecostos na obra d’ampliación d’El Musel. «Como esti Gobiernu respuende a un alcuerdu ente PSOE y IX, dalgo tendrá que facer si eso val pa desbloquiar esta inquietú nuestra», apuntó’l presidente de la Federación Asturiana d’Empresarios (FADE) y presidente de la Cámara d’Uviéu, Severino García Vigón, qu’ayeri exerció de portavoz de les tres cámares depués de la reunión que caltuvo en Xixón col presidente de la Cámara xixonesa, Luis Arias de Velasco y col de la d’Avilés, Francisco Menéndez. Los Verdes, que concurrieron a les pasaes elecciones autonómiques en coalición con IX y con Bloque por Asturies, tamién tán integraos nel Gobiernu d’Asturies. Falamos d’esti tema con Nacho González, portavoz de Los Verdes, que da dos razones pa nun atender esta demanda: «Por un profundu sentíu de la ética política; por un profundu respetu al dineru públicu».

Les cámares de Comerciu d’Asturies y la FADE tán acabantes pidir al PSOE qu’interceda con vós Los Verdes pa que retiréis la denuncia presentada na UE en relación al Musel. De dase esta intercesión, ¿vais atendela?
Non. Por un profundu sentíu de la ética política. Por un profundu respetu al dineru públicu. Por eses dos razones nun vamos retirar una denuncia que presentemos. Hai un sobrecostu que nun ta xustificáu -45.000 millones de pesetes-; trátase del mayor sobrecostu d’una obra pública n’España y esi dineru benefició a dalgunos. Hasta que se depuren responsabilidaes, y dalquién pague polos sobrecostos de la obra, y que la sociedá española y asturiana recuperen esos beneficios… nós nun vamos retirar nada. Nun tamos d’alcuerdu con esa pitición. Nun creemos que la UE tenga que considerar como una segunda fase del proyectu esi sobrecostu del que falamos. Esos 45.000 millones de pesetes lucraron bolsos privaos y la sociedá asturiana, nuna época de crisis como esta, nun puede permitir qu’un actu d’estes característiques nun tenga consecuencies penales o civiles o les que tengan que ser. A partir d’ehí, podemos discutir. Nun tamos d’alcuerdu col eurodiputáu socialista Antonio Masip, que pidía apocayá a la Comisión Europea altura de mires. Tamos falando de 45.000 millones de pesetes. Más qu’altura de mires, lo que pide ye que ciarren los güeyos. Nós, por ética política, nun podemos nin plantealo. El PSOE nun nos lo pidió y si nos lo pide yá-yos adelantro agora la nuestra contestación.

¿Creéis que’l PSOE va ser sensible a esta demanda de los empresarios?
Ye posible, anque como-y digo yá saben lo que vamos responder. Lo que pretenden, nesta época de crisis, ye que pague’l mensaxeru. Nós tresmitimos a la UE un despropósitu absolutu nuna obra pública. Tresmitimos qu’hubo un descontrol absolutu de l’Autoridá Portuaria de Xixón. Hai una responsabilidá indirecta de Puertos del Estáu. Nun se puede xustificar de nenguna manera qu’un sobrecostu d’esta cantidá tenga que pagase con fondos europeos. Parez como si pensaren que los asturianos somos ayenos a la ciudadanía europea. Los ciudadanos europeos tenemos derechu a qu’haiga tresparencia colos fondos que se destinen. Polo tanto, por muncha altura de mires que nos pidan y responsabilidá, nós tenemos una posición ética marcada.

Esta circunstancia, ¿puede interferir de dalguna manera na estabilidá del Gobiernu?
Tamos convencíos que non. Esta circunstancia nun ta recoyida ayundes nel documentu del pactu de gobiernu. El pactu susténtase nesi documentu: ta fuera del alcuerdu de Gobiernu. Agora bien: nós tamién podemos vivir fuera del alcuerdu de gobiernu. Si nos espulsaren, que ye lo único que nos pueden facer, siguiríemos trabayando. Quiero dicir qu’esto nun ye moneda de cambiu.

Ye previsible qu’esos sobrecostos beneficiaríen a empreses de la construcción, a tresportistes… ¿n’época de crisis, nun ye…?…tuvo muncho que ver col acopiu de materiales, el sobrecostu ési. Esto benefició y lucró a sectores de la construcción y del tresporte. Nun ye de recibo que lo pague la ciudadanía europeo.

Comentario Cerrado