El Parque Periurbano del Naranco

ALEGACIONES DE LOS VERDES AL PROYECTO DE PARQUE PERIURBANO DEL NARANCO

Los Verdes somos favorables a la creación del Parque, algo que diversos colectivos cívicos, vecinales, ecologistas, entre otros, venimos defendiendo desde hace tiempo. Sin embargo, observamos que el proyecto presentado se limita a establecer una protección de orden meramente urbanístico y de ordenación del territorio, pero sin incluirlo en ninguna de las figuras de protección medioambientales existentes, con lo que el grado de protección y de promoción de los valores a difundir se verá severamente reducido. Por consiguiente, proponemos que se otorgue al parque alguna de las figuras de protección medioambiental existentes.
Proponemos la ampliación del Parque hacia el Norte para incluir el arroyo Tuernes y hacia el Oeste para ampliar la protección de los Meandros del río Nora, con el fin de asegurar la protección de este entorno privilegiado y evitar que lo sobrevuelen cables de alta tensión como los proyectados por Red Eléctrica Española con su pretensión de establecer una minicentral en sus proximidades.
Reclamamos que se establezcan límites de expansión a las canteras existentes en el Monte Naranco y se vigile que las actividades extractivas se limiten a los fines para los que tienen licencia, excluyendo excesos como los que se están cometiendo en la actualidad.
Exigimos que se excluya definitivamente la posibilidad de construir la Ronda Norte, vial que está en radical oposición con los fines a que ha de servir el Parque.
En cuanto a las edificaciones, interesamos que se introduzcan medidas de fomento para adecentar y mejorar las edificaciones actuales en los núcleos rurales, siempre que estén dentro de la legalidad, y que se derriben y limpien las ilegales.
Nos oponemos radicalmente a toda nueva edificación y vial para vehículos a motor, particularmente al anfiteatro y hotel previstos. Lo único aceptable es la reconversión de alguna de las estructuras existentes para habilitar el centro de interpretación y un bar.
En Oviedo, a 22 de septiembre de 2005.

Hay 2 comentarios

  1. jballesteros / Autor del Artículo

    PRIMERA REACCIÓN DE LOS VERDES AL PROYECTO DE PARQUE PERIURBANO DEL NARANCO

    La Asamblea local de Oviedo de Los Verdes d’Asturies ha acordado manifestarse favorablemente al proyecto anunciado por el Gobierno regional de crear el Parque periurbano del Naranco, efectuando las siguientes declaraciones:

    Diversos colectivos cívicos, vecinales, ecologistas, entre otros, venimos defendiendo desde hace tiempo que se cree una figura de protección del Monte Naranco que permita su defensa frente a las numerosas agresiones de que viene siendo objeto desde hace décadas y que se transforme en un espacio natural destinado al ocio, esparcimiento y disfrute de todos. En este sentido, la eventual declaración del Monte como Parque periurbano colma nuestras reclamaciones, si bien no basta con una declaración meramente formal, con unos actos públicos de presentación que después no se sigan de las pertinentes medidas legislativas y ejecutivas. Hemos de recordar que otros espacios protegidos según la letra del PORNA aún no disponen de instrumentos de protección, de normativa que desarrolle la declaración meramente formal de Parque Natural, Paisaje protegido, etc. Y que la figura de Parque periurbano como tal no existe, por lo que es necesario que se concrete la figura de protección de que gozará el Naranco o bien que se cree esa figura por una norma de rango legal suficiente. Por otro lado, una vez que se concrete en qué figura se va a concretar esa protección, será preciso que ese acto venga acompañado de una serie de medidas efectivas de protección y desarrollo medioambiental y social, alguna de las cuales parece ser que no van a ser debidamente tomadas en cuenta. Por todo ello, deseamos hacer públicas, junto con nuestra felicitación al Gobierno regional por su proyecto, nuestra petición de que lo lleve a efecto con las medidas pertinentes y nuestro ofrecimiento para colaborar en esa misión, así como ciertas reivindicaciones:
    -El futuro parque debe ser un espacio natural bien conservado, con una amplia muestra de lo que constituye el medio asturiano, particularmente su bosque autóctono. Al mismo tiempo, ha de estar integrado con las poblaciones de su entorno, a cuyos habitantes va a dar servicio. Es decir, no debe ser un espacio natural delimitado y aislado de su entorno urbano, sino al contrario, ha de tener una continuidad para que los vecinos puedan acceder a él con la mayor facilidad.
    -Por ello, consideramos que el Parque es incompatible con el proyecto de Ronda Norte de Oviedo. Esta vía, además de tener un coste económico inasumible, entrañaría un atentado a la misma filosofía de esa figura de protección, en cuanto constituiría un elemento de contaminación ambiental y sonora y crearía una barrera a lo largo de una buena parte de su base, limitando el acceso y desestructurando el ensamblaje del parque con la ciudad de Oviedo y alrededores. Somos conscientes de la necesidad de mejorar las comunicaciones de los barrios de toda la zona Norte de Oviedo, pero creemos que deben buscarse otras soluciones más imaginativas, viables económicamente y menos nocivas para la debida conservación del Monte Naranco.
    -Dentro ya del Parque periurbano, creemos que debe potenciarse el transporte colectivo frente al uso del automóvil privado, por lo que habría que establecer una línea de autobús hasta el centro de interpretación. Asimismo, debe favorecerse el uso peatonal y deportivo, mediante el adecentamiento y mantenimiento de los caminos y senderos existentes, pero sin abusar del asfalto. Ni paseantes ni ciclistas necesitan vías asfaltadas que, por el contrario, son nocivas para la salud de sus articulaciones; es más adecuado otro tipo de suelo más blando y natural, siempre que no sea demasiado propicio a embarrarse. Deberá además crearse un verdadero carril-bici hasta la cima del Naranco.
    -En cuanto al equipamiento a crear, no debe abusarse tampoco del cemento. La instalación de un exceso de infraestructuras podría llevar a desnaturalizar el ambiente natural del parque, como ha ocurrido en Oviedo con el Parque del Oeste, que ha quedado prácticamente en nada. En particular, creemos excesivo que se prevea la construcción de un hotel. En cuanto al auditorio y el emplazamiento de las demás infraestructuras centrales, creemos que las canteras abandonadas y no regeneradas constituyen un lugar más apropiado que el actualmente previsto. La creación de miradores nos parece adecuada siempre que tengan un tamaño razonable y un diseño acorde con el entorno, a fin de que no se conviertan en un elemento destacado visualmente desde el entorno urbano.
    -El proyecto debe incluir la protección integral de los monumentos prerrománicos. No se trata de un parque natural en un enclave remoto, sino de un parque periurbano, con toda su carga social, cultural y urbanística. Los monumentos deben integrarse en el ambiente del parque mediante accesos peatonales y de transporte público, disuasorios del privado, y un plan de regeneración del entorno y de promoción turística, incluida la ampliación del servicio de visitas guiadas.
    -Ha de ofrecerse una especial protección a los núcleos enclavados en el parque, de tal forma que se protejan los usos tradicionales del suelo, incluida la ganadería que aún existe. No deben establecerse limitaciones excesivas en los enclaves existentes, de tal forma que se facilite la renovación, mantenimiento y adecentamiento de las construcciones existentes, incluso con la admisión de ciertos complementos justificados.
    -Por lo demás, creemos una buena idea la repoblación forestal con especies autóctonas, la regeneración de las canteras, que no se deberán ampliar de sus actuales concesiones, y la red de caminos previstas, así como la creación de establecimientos de hostelería que sirvan a los visitantes, con un diseño acorde con el entorno.
    -Por último, parece necesario instar a los partidos con representación en el gobierno regional y en los municipales para que, dejando a un lado sus rencillas políticas, inicien una labor de cooperación entre sí y con los diversos colectivos vecinales y cívicos afectados para que el desarrollo de este proyecto alcance el éxito que merece.
    En Oviedo, a 30 de junio de 2005.

  2. jballesteros / Autor del Artículo

    REACCIÓN DE LOS VERDES A LA DECISIÓN DE LA CUOTA SOBRE LA SUBESTACIÓN ELÉCTRICA EN EL NARANCO Y PETICIÓN DE PROTECCIÓN INTEGRAL DEL MONTE.
    La Asamblea local de Oviedo de Los Verdes de Asturias ha acordado manifestar las siguientes opiniones sobre el acuerdo que adoptó la CUOTA en su reunión del pasado lunes, relativo a las modificaciones del planeamiento urbano de Oviedo y sobre otras cuestiones relacionadas de actualidad.
    1º.- Nos congratulamos de que la CUOTA haya introducido un poco de racionalidad en el entorno del Naranco al prohibir que las subestaciones eléctricas que se pretendían construir en el monte vayan en suelo no urbanizable, así como su exigencia de que se eliminen todas las líneas posibles de esa zona. Con ello no sólo se ampara la legalidad frente al atropello que pretendían realizar dos grandes empresas con el amparo del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo sino que se ha escuchado a los vecinos y a todos los grupos que se habían implicado en la defensa del Naranco.
    2º.- Creemos que las exigencias que ha impuesto la CUOTA para la construcción de esas subestaciones eléctricas constituyen una magnífica ocasión para que se reanude el proceso de redacción de un plan de protección integral del monte Naranco, constituyéndolo como un parque periurbano para el disfrute de todos los ovetenses. Dicho plan debería excluir todo aprovechamiento industrial o urbanístico (fuera de las obras de conservación o mejora de las viviendas existentes, pero sin más ampliaciones) y la construcción de viales como la Ronda Norte; debería prohibir la ampliación de la cantera existente o la creación de las nuevas canteras que se pretenden permitir para la ampliación del Puerto de Gijón; debería mejorar el entorno y acceso de los monumentos prerrománicos, incluyendo un acceso peatonal desde el casco urbano y un plan de promoción turística de los mismos; habría de dar lugar a una repoblación del monte con especies autóctonas y ejecutar obras menores de mantenimiento y cuidado de los caminos existentes.
    3º.- Nos solidarizamos con los acuerdos y manifestaciones realizadas por la Asociación de Amigos del Naranco relativas a esa zona, muy particularmente en cuanto a su denuncia de las canteras en explotación y que se pretenden crear.
    4º.- Nos congratulamos también de que se haya por fin aprobado la habilitación de suelo para la construcción de viviendas protegidas, después de tanto tiempo en que el boom de la construcción sólo dio lugar a viviendas de precio libre, inalcanzables para una gran parte de la población. Lamentamos, sin embargo, que prácticamente todas esas viviendas protegidas irán en zonas del extrarradio, expulsando de la ciudad a las capas de población menos afortunadas; que parte de esa reserva de suelo avance hacia zonas rurales, aproximando la construcción de edificios en varias alturas a otros de arquitectura más tradicional o despobladas. Y muy en particular lamentamos que no se haya modificado la propuesta inicial para proteger la Laguna del Torollu, enclave natural de especial relevancia por la importancia de la fauna que allí tiene su hábitat, objeto de estudio por numerosos especialistas, y que en el futuro verá en peligro su supervivencia.
    En Oviedo, a 3 de febrero de 2005.

Comentario Cerrado