Alegaciones a una nueva recalificación en la Turbera de Dueñas

AL AYUNTAMIENTO DE CUDILLERO
A LA CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, INFRAESTRUCTURAS Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO

XXXXXXXXXXXXXXX con motivo del trámite de información publica del Documento de Prioridades para la REVISIÓN PARCIAL del PLANEAMIENTO URBANÍSTICO GENERAL de CUDILLERO Nuevo Ámbito PLAN PARCIAL del Suelo URBANIZABLE VM-05 VILLADEMAR. Concejo de CUDILLERO – ASTURIAS, en su propio nombre y además en representación de Los Verdes de Asturias,
EXPONE:

La revisión de planeamiento en Villademar, tiene la finalidad de ejecutar con ligeras modificaciones el convenio urbanístico suscrito entre el Ayuntamiento de Cudillero y la empresa ANJOCA S.L., mediante el cual la citada empresa cede al Ayuntamiento unos terrenos sin aprovechamiento urbanístico, incluidos dentro del suelo de Protección de Costas según el POLA, a cambio de terrenos urbanizables municipales y diversas modificaciones del planeamiento a favor de la edificabilidad en terrenos de la empresa.

Plano con situación actual

Plano con situación actual

Con la modificación ahora planteada los bloques inicialmente previstos de 4 plantas con una edificación bruta de 0,55 m²/m² pasarían a ser de 3 plantas, ampliables a 4 con una edificación bruta de 0,40 m²/m²; consideramos que dichos cambios no modifican en modo alguno las graves afecciones que en su momento hicieron considerar a la CAMA el proyecto como INVIABLE MEDIOAMBIENTALMENTE.

Plano con recalificación

Plano con recalificación

La inseguridad jurídica alegada por el Ayuntamiento por la ausencia de clasificación urbanística en el entorno de la Turbera de las Dueñas, sólo se subsanará con la declaración de dichos terrenos como de ESPECIAL PROTECCIÓN DEL MONUMENTO NATURAL DE LA TURBERA DE LAS DUEÑAS y no con la recalificación propuesta.

Esta operación urbanística, que en el convenio se presenta bajo la máscara del interés general , en realidad no es más que un gran negocio urbanístico especulativo que proporcionará beneficios y plusvalías a sus promotores, a costa de una irracional ocupación del territorio, y la degradación del paisaje y del Monumento Natural de la Turbera de las Dueñas.

En cuanto a las prioridades, deben figurar :

La protección del Monumento Natural de la Turbera de las Dueñas y los valores paisajísticos del entorno, pues los terrenos son adyacentes tanto a la propia Turbera como a la línea del Plan de Ordenación del Litoral (POLA)( 19.738 m2 ahora calificados como suelo no urbanizable). Debe estudiarse la afección según las cuencas visuales, evitar los cambios de tipología y conservar la estructura y tamaño del poblamiento. No es razonable que la actual población de Villademar sea núcleo rural y en cambio un área inconexa se califique como urbanizable y se le dé cuatro alturas a los edificios, siendo además vivienda libre destinada al mercado turístico. De este modo esa nueva urbanización de tipo “urbano”, es mayor que el núcleo rural en el que se “inserta”

– Otra prioridad sería el mantenimiento de núcleo rural de Villademar con una identidad propia, que en el caso de llevarse a cabo esta revisión quedaría barrida por la construcción de viviendas de cuatro alturas, inexistentes en la actualidad en dicho núcleo, y que resultaría de un impacto ilógico. Sin embargo haciendo un ejercicio de intentar presentar como razonable lo que ante cualquier criterio paisajístico y ambiental se adivina como irracional, la memoria llega a citar: “Por razones exclusivamente técnicas, arquitectónicas, compositivas y ambientales desde una óptica paisajística, dentro de una misma área homogénea de movimiento de las edificaciones, se permite ampliar la altura de una planta más sobre la tercera siempre que en la misma proporción se reduzca una planta, de tal modo que la media sea constantemente la altura sobre rasante sea de tres plantas más ático retranqueado o bajo cubierta”. (Apartado 7.2.2 de la memoria). En el acuerdo de CUOTA de 3 de febrero de 2006, por el que se deniega la aprobación definitiva de adaptación de suelo no urbanizable genérico en Cudillero, en el Anexo 4: Reclasificación de determinadas zonas como suelo urbanizable residencial, considera que “con carácter general la incorporación de desarrollos urbanísticos con usos, intensidades y ordenaciones propias de suelos urbanos, colindantes con núcleos rurales y desligados de las tramas urbanas existentes, son inadecuados atendiendo a las características del entorno en el que se implantan”.

Garantizar la no afección al régimen hídrico de la Turbera de Dueñas, tanto desde el punto de vista de intercepción de aguas que alimentan la turbera como de contaminación de las mismas

Justificar la necesidad de esas viviendas, máxime teniendo en cuenta que en Cudillero existen según datos de SADEI 561 viviendas vacías, además de las 1.372 viviendas que son residencia secundaria y 2356 que son residencia principal. La evolución de la población va en descenso, unas 50 personas al año. Villademar tiene 126 viviendas principales y 71 segundas residencias, y Dueñas 30 viviendas principales y 43 segundas residencias. Debe estudiarse el impacto de tener más residencias vacías que ocupadas, y los costes para el Ayuntamiento que suponen esas infraestructuras sobredimensionadas para dar servicio únicamente en verano. Vemos procedente analizar el IMPACTO ESTRUCTURAL.

Procede considerar el Artículo 13 de la Ley del Suelo 8/2007. Utilización del suelo rural:

4. No obstante lo dispuesto en los apartados anteriores, la utilización de los terrenos con valores ambientales, culturales, históricos, arqueológicos, científicos y paisajísticos que sean objeto de protección por la legislación aplicable, quedará siempre sometida a la preservación de dichos valores, y comprenderá únicamente los actos de alteración del estado natural de los terrenos que aquella legislación expresamente autorice.
Sólo podrá alterarse la delimitación de los espacios naturales protegidos o de los espacios incluidos en la Red Natura 2000, reduciendo su superficie total o excluyendo terrenos de los mismos, cuando así lo justifiquen los cambios provocados en ellos por su evolución natural, científicamente demostrada. La alteración deberá someterse a información pública, que en el caso de la Red Natura 2000 se hará de forma previa a la remisión de la propuesta de descatalogación a la Comisión Europea y la aceptación por ésta de tal descatalogación.
Debe constar de una memoria de Sostenibilidad de acuerdo al Artículo 15 de la Ley de Suelo. Evaluación y seguimiento de la sostenibilidad del desarrollo urbano.
1. Los instrumentos de ordenación territorial y urbanística están sometidos a evaluación ambiental de conformidad con lo previsto en la legislación de evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente y en este artículo, sin perjuicio de la evaluación de impacto ambiental de los proyectos que se requieran para su ejecución, en su caso.
2. El informe de sostenibilidad ambiental de los instrumentos de ordenación de actuaciones de urbanización deberá incluir un mapa de riesgos naturales del ámbito objeto de ordenación.
3. En la fase de consultas sobre los instrumentos de ordenación de actuaciones de urbanización, deberán recabarse al menos los siguientes informes, cuando sean preceptivos y no hubieran sido ya emitidos e incorporados al expediente ni deban emitirse en una fase posterior del procedimiento de conformidad con su legislación reguladora:
El de la Administración hidrológica sobre la existencia de recursos hídricos necesarios para satisfacer las nuevas demandas y sobre la protección del dominio público hidráulico.
El de la Administración de costas sobre el deslinde y la protección del dominio público marítimo-terrestre, en su caso.
Los de las Administraciones competentes en materia de carreteras y demás infraestructuras afectadas, acerca de dicha afección y del impacto de la actuación sobre la capacidad de servicio de tales infraestructuras.
Los informes a que se refiere este apartado serán determinantes para el contenido de la memoria ambiental, que solo podrá disentir de ellos de forma expresamente motivada.
4. La documentación de los instrumentos de ordenación de las actuaciones de urbanización debe incluir un informe o memoria de sostenibilidad económica, en el que se ponderará en particular el impacto de la actuación en las Haciendas Públicas afectadas por la implantación y el mantenimiento de las infraestructuras necesarias o la puesta en marcha y la prestación de los servicios resultantes, así como la suficiencia y adecuación del suelo destinado a usos productivos.

Deben considerarse en el expediente todos los propietarios y titulares de derechos sobre los terrenos afectados, tal como exige la DISPOSICIÓN ADICIONAL NOVENA. Modificación de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local.

Se modifican los siguientes artículos y apartados de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del Régimen Local, que quedan redactados en los términos siguientes:
1. Modificación del artículo 22.2.
Corresponden, en todo caso, al Pleno municipal en los Ayuntamientos, y a la Asamblea vecinal en el régimen de Concejo Abierto, las siguientes atribuciones:
La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación municipal de los planes y demás instrumentos de ordenación previstos en la legislación urbanística, así como los convenios que tengan por objeto la alteración de cualesquiera de dichos instrumentos.
2. Adición de un nuevo artículo 70 ter.
1. Las Administraciones públicas con competencias de ordenación territorial y urbanística deberán tener a disposición de los ciudadanos o ciudadanas que lo soliciten, copias completas de los instrumentos de ordenación territorial y urbanística vigentes en su ámbito territorial, de los documentos de gestión y de los convenios urbanísticos.
2. Las Administraciones públicas con competencias en la materia, publicarán por medios telemáticos el contenido actualizado de los instrumentos de ordenación territorial y urbanística en vigor, del anuncio de su sometimiento a información pública y de cualesquiera actos de tramitación que sean relevantes para su aprobación o alteración.
En los municipios menores de 5.000 habitantes, esta publicación podrá realizarse a través de los entes supramunicipales que tengan atribuida la función de asistencia y cooperación técnica con ellos, que deberán prestarles dicha cooperación.
3. Cuando una alteración de la ordenación urbanística, que no se efectúe en el marco de un ejercicio pleno de la potestad de ordenación, incremente la edificabilidad o la densidad o modifique los usos del suelo, deberá hacerse constar en el expediente la identidad de todos los propietarios o titulares de otros derechos reales sobre las fincas afectadas durante los cinco años anteriores a su iniciación, según conste en el registro o instrumento utilizado a efectos de notificaciones a los interesados de conformidad con la legislación en la materia.

Debe considerarse si la modificación planteada ha de llevarse a cabo mediante una Revisión de todo el Plan General de Ordenación Urbana de Cudillero, según establece la DISPOSICIÓN TRANSITORIA CUARTA. Criterios mínimos de sostenibilidad.
Si, trascurrido un año desde la entrada en vigor de la Ley 8/2007, de 28 de mayo, de Suelo, la legislación sobre ordenación territorial y urbanística no estableciera en qué casos el impacto de una actuación de urbanización obliga a ejercer de forma plena la potestad de ordenación, esta nueva ordenación o revisión será necesaria cuando la actuación conlleve, por sí misma o en unión de las aprobadas en los dos últimos años, un incremento superior al 20 % de la población o de la superficie de suelo urbanizado del municipio o ámbito territorial.

Debe considerarse que la zona residencial y otros equipamientos previstos se ubican en el entorno inmediato de la Turbera de las Dueñas, declarada Monumento Natural por Decreto 99/2002, de 25 de julio, y designada como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

En el Art. 5 de la declaración, quedan prohibidas las actividades, obras, actuaciones o procesos que son claramente lesivos y por tanto incompatibles con la preservación del Monumento, citando entre otras las siguientes:

6. La construcción de edificaciones u otras infraestructuras permanentes que transformen el entorno paisajístico del Monumento.
11. La ejecución de cualquier obra que altere el equilibrio hídrico del Monumento.
Resulta evidente que la nueva propuesta urbanística a pesar de las pequeñas modificaciones sigue en contacto con el Monumento Natural, y alterará gravemente su entorno paisajístico y su equilibrio hídrico, además de otros efectos lesivos para un sistema natural tan especial y sensible.
Esta prohibición es suficiente por sí sola para que deba ser denegada nuevamente su aprobación definitiva por la CUOTA.
Estos terrenos en el POLA, están clasificados como área de influencia de la Turbera y en consecuencia entendemos que no es posible la edificación en los mismos.

Debe considerarse el posible Incumplimiento de Las Directrices Subregionales de Ordenación del Territorio para la Franja Costera, aprobadas por Decreto 107/93, de 16 de diciembre.

b.4: Criterios para la regulación urbanística de los usos ambientales más agresivos, en su apartado b.4.1: Urbanizaciones, señala “en todo caso no podrán aprobarse definitivamente Planes Generales o Normas Subsidiarias, que no contengan un estudio particularizado de esta cuestión, y sólo lo justifiquen en previsiones genéricas o voluntaristas de crecimiento surgidas en virtud únicamente de una demanda residencial o turística detectable en el área”.

La operación de construcción en el suelo UBLE-VM-05 de Villademar, no responde en absoluto a necesidades de vivienda de los habitantes del municipio de Cudillero, ni a los objetivos y condiciones de la Ley 2/2004, de 29 de octubre, de Medidas Urgentes en Materia de Suelo y Vivienda, en la que se regula la ordenación especial de áreas con destino a viviendas protegidas, sino a intereses particulares especulativos.

Debe considerarse que en el acuerdo de CUOTA de 3 de febrero de 2006, por el que se deniega la aprobación definitiva de adaptación de suelo no urbanizable genérico en Cudillero, en el Anexo 4: Reclasificación de determinadas zonas como suelo urbanizable residencial, considera que “con carácter general la incorporación de desarrollos urbanísticos con usos, intensidades y ordenaciones propias de suelos urbanos, colindantes con núcleos rurales y desligados de las tramas urbanas existentes, son inadecuados atendiendo a las características del entorno en el que se implantan”.
Este mismo criterio de integración en el entramado urbanístico ya existente, y de que los suelos a reclasificar carezcan de valores paisajísticos, culturales, o de cualquier otra índole que pudiera exigir la preservación de su transformación, se imponen como requisitos a cumplir en Art. 7 de la citada Ley 2/2004, de Medidas Urgentes en Materia de Suelo y Vivienda.

La urbanización propuesta en el entorno del Monumento Natural de la Turbera de las Dueñas, no puede ser más inadecuada en todos los sentidos.

Por lo expuesto se SOLICITA:

La consideración de todo lo expuesto a la hora de fijar prioridades.

La clasificación como Suelo No Urbanizable con la categoría de Especial Protección de Paisajes Naturales, los restantes del ámbito a clasificar y que se designan como de Influencia de la Turbera de las Dueñas en el POLA.

Sólo hay 1 comentario

  1. Pingback: Los Verdes de Asturias » Archivo del weblog » Coordinadora Ecoloxista d’Asturies: buyada al Gobierno de Asturias /

Comentario Cerrado