Tapiada la embajada de EEUU en Madrid

ORGANIZACIONES SOCIALES TAPIARON LA ENTRADA A LA EMBAJADA DE EE.UU. EN PROTESTA POR EL BLOQUEO A UN ACUERDO JUSTO EN COPENHAGUE

EmbEEUU281109 004

Con el muro de cartón que, a las 12 de la mañana, rodeó la embajada de EEUU, la Plataforma Ciudadana contra el Cambio Climático quiso simbolizar el bloqueo de Estados Unidos a un acuerdo por el clima en Copenhague.

La Plataforma Ciudadana contra el Cambio Climático, que agrupa a sindicatos, organizaciones ecologistas, de cooperación, sociales, de consumidores etc., considera que la decisión tomada por Obama y su homólogo de China, Hu Jintao, de no adoptar ningún acuerdo significativo en Copenhague supone de facto asegurar el fracaso de la cumbre de Copenhague. Un año después de haber llegado al poder, el presidente de los EEUU se ha olvidado de su compromiso por el clima que contrajo ante sus ciudadanos y los del resto del mundo. Su decisión muestra que tras ese cambio que decía abanderar no hay nada más que un discurso bien construido, pero sin nada tangible detrás. Obama sigue, por tanto, la misma política que su antecesor, George Bush. O al menos, lo pusieron muy negro para luego ofrecer algo insuficiente y decir que están cumpliendo.

Obama desoye, además, con su postura al consenso de la comunidad científica, que no nos deja de advertir de las graves consecuencias que tendrá para el futuro de la humanidad y de este planeta que no se alcance cuanto antes un acuerdo justo, vinculante y ambicioso. Para evitar que el cambio climático escape a nuestra capacidad de acción, es necesaria una fuerte reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, que en todo caso no deberá ser menor de un 40% en 2020, según los niveles de 1990. El objetivo de reducir el 17% de emisiones para 2020 tomando como referencia 2005 en EEUU es una propuesta vergonzosa.

Por último, también queremos recordar al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que debería pedir disculpas a los países más afectados por el cambio climático por el incumplimiento de los compromisos de Kyoto y comprometerse a reducir un 40% las emisiones para 2020 con referencia a 1990 por escrito.

Comentario Cerrado