Denuncia por obras en el Camino de Santiago en Salas

Los Verdes de Asturias han denunciado ante la Consejería de Cultura y ante el Ayuntamiento de Salas la utilización del Camino de Santiago como pista de acceso para camiones y maquinaria pesada a las obras que realiza la empresa Sílices La Cuesta, S.L. en la zona de Quintana, Villazón, concejo de Salas, así como el incumplimiento de la medida impuesta por la Administración regional para paliar el impacto de esas obras consistente en la creación de una pantalla vegetal entre la zona en que se van a desarrollar y el camino de Santiago.
Con esta denuncia se persiguen varios objetivos:
1º.- Defender el patrimonio cultural, etnográfico e histórico asturiano, que en este caso se concreta en el Camino de Santiago, una vez más víctima de la política desarrollista que sigue implementándose en Asturias y del afán de lucro desmedido por las empresas que aquí actúan.
2º.- Poner de manifiesto que las medidas correctoras y reductoras del impacto ambiental y social que se imponen durante el procedimiento de autorización de las distintas obras y proyectos presentados a todos los niveles son sistemáticamente incumplidas, sin que la Administración establezca sistemas de vigilancia que traten de garantizar su cumplimiento y castigar las infracciones que se produzcan.
3º.- Hacer que las administraciones implicadas se den por enteradas oficialmente de la infracción cometida y pongan en marcha la “maquinaria” para comprobar la infracción, sancionarla, exigir la restauración del daño que se pudiera haber causado e impedir que continúe.
4º.- Lanzar la señal de que hay fuerzas y personas interesadas en la conservación del patrimonio cultural y natural de todos los asturianos que alzarán su voz contra las actuaciones que lo perjudiquen.
Los Verdes quieren aprovechar también para criticar la decisión del Gobierno regional de recortar la protección del Camino de Santiago, reduciendo la franja de protección de 100 a sólo 30 metros a cada lado del camino, en lo que demuestra cuál es el interés que tiene en la protección de este elemento cultural tan relevante. Debe tenerse en cuenta que es un espacio cultural europeo que atrae un importante número de turistas, por lo que es fuente de dinamización económica y fijación de población en las zonas rurales. Pero parece que estos elementos no cuentan para el Gobierno regional, que sólo computa el ladrillo, el asfalto y el kilowatio.
Ver el texto de la presentadadenuncia ante el Ayuntamiento de Salas y de la denuncia presentada ante la Consejería de Cultura

Comentario Cerrado