Los Verdes de Asturias asumen el compromiso propuesto por Greenpeace para impulsar las energías renovables

El cambio climático es el mayor problema ambiental y económico al que el planeta se está enfrentando, es una condición ineludible de cualquier política ética y responsable hacerle frente. La solución energética sostenible ante esta realidad se basa en el ahorro, la eficiencia energética y las energías renovables. Las renovables son las únicas fuentes de energía limpias y autóctonas, y generan riqueza y empleo. Tenemos la responsabilidad de impulsar su desarrollo para que, como propone Greenpeace, puedan sustituir completamente a las energías sucias.

Según ha demostrado esta organización, Asturias podría abastecer con energías renovables 17 veces toda su demanda de electricidad.

Por eso Los Verdes asumimos la necesaria [R]evolución Renovable propuesta, comprometiéndonos a intentar que el próximo gobierno asturiano establezca objetivos concretos, para el ámbito de nuestra comunidad autónoma y para el plazo de la legislatura, de ahorro energético y producción renovable. En particular, que se establezcan objetivos para:

* Reducir la demanda final de energía en total y en cada uno de los sectores presentes en la comunidad, y específicamente para los edificios y servicios de titularidad pública, mejorando la eficiencia energética y promoviendo programas propios de gestión de la demanda.
* Incrementar la producción con energías renovables en su ámbito territorial, fijando objetivos para cada una de ellas. Estos objetivos deberían desglosarse, a su vez, en promoción pública (específicamente para los edificios y terrenos de titularidad pública, siempre que sea compatible con la conservación ambiental y demás usos de interés social) y promoción privada (haciendo uso de todos los instrumentos fiscales que la ley permite para favorecer la instalación de energías renovables, y facilitando a los ciudadanos la realización de trámites a través de sistemas de «ventanilla única»).

Comentario Cerrado