Otro embalse en el Navia, NO

A LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL CANTÁBRICO

Alegaciones al “ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL DEL PROYECTO DE APROVECHAMIENTO HIDROELÉCTRICO DEL SALTO DE SUARNA” (Boletín Oficial de Lugo con el nº 72 del 30-03-2010 )

XXXXXXXXXXXXX, en su propio nombre y además en representación de Los Verdes de Asturias, traslada a esa Confederación las siguientes:

ALEGACIONES
1º) El proyecto de Construcción del Aprovechamiento Hidroeléctrico del Salto de Suarna, (una presa para el aprovechamiento hidroeléctrico con una potencia instalada de 149,8 MW y un volumen máximo embalsado de 123,61 Hm3 ocupando una superficie de 10,65 ha) debe ser rechazado por su impacto crítico sobre el río Navia, pues haría desaparecer el LIC 1200048 Alto Navia. Cualquier otra valoración es falsa, dado que este río ya tiene otras tres presas sucesivas que han destruido el curso medio y bajo, pretendiéndose ahora la destrucción del curso alto, que concluiría con la desaparición. El impacto acumulado y sinérgico es intolerable ecológica, social, económica y paisajísticamente.Por si esto fuese poco, supone la destrucción de uno de los últimos hábitats de una especie fluvial escasísima cual es el mejillón de río o madreperla.

Citando el documento de síntesis la empresa promotora:
“Todas las alternativas afectan al único hábitat catalogado como prioritario 91E0 Bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior (Alno-Padion, Alnion incanae, Salicion albae). (…)

Por su parte, la afección a los espacios naturales protegidos es alta en todas las alternativas -salvo en la Alternativa 0-, debido a la inundación de la superficie del LIC 1200048 Alto Navia.
(…)
MACROINVERTEBRADOS: Elevada diversidad y altos valores del índice IBMWP (>150).
Presencia de madreperla de río (Margaritifera margaritifera), catalogada como “en peligro de extinción”.
VEGETACION DE RIBERA Y MACRÓFITOS: Sistema ripario muy complejo y diverso (Bosques aluviales residuales), catalogado como prioritario por la Directiva 92/43/CEE.”
En las conclusiones del Estudio de Impacto Ambiental se dice que “El Proyecto tendrá un impacto ambiental significativo sobre la geomorfología del valle, vegetación y hábitats (especialmente la vegetación de ribera y el propio hábitat fluvial), fauna y biotopos (con especial incidencia en la fauna ligada al medio hídrico y quirópteros), paisaje (elementos paisajísticos singulares asociados al valle fluvial de los ríos Navia y Suarna), usos (suelo, recreativo, etc.) y Patrimonio Cultural.”

2º) El daño al curso fluvial tiene como motivación el lucro mediante la producción de energía eléctrica, en un contexto de exceso de capacidad instalada. La Directiva Marco del Agua (DMA) establece que el agua no es un bien comercial como los demás, sino un patrimonio que hay que proteger, defender y tratar como tal (artículo 1). En el artículo 4 también se dice que habrán de aplicarse medidas necesarias para prevenir el deterioro del estado de todas las masas de agua superficial y éstas habrán de protegerse, mejorarse y regenerarse.

También se insiste en este aspecto en el Texto Refundido de la Ley de Aguas donde se dice en el artículo 92 bis que se deben alcanzar objetivos medioambientales para las aguas superficiales como es proteger, mejorar y regenerar todas las masas de agua superficiales con el objeto de alcanzar un buen estado de las mismas, y todo ello para el 31 de Diciembre del 2015.

Dado que la construcción de una presa produce una alteración hidromorfológica en una masa de agua superficial y ello la convierte en muy modificada, no tiene sentido que cuando se está intentando mejorar y lograr un buen estado potencial ecológico de las masas ya muy modificadas se vaya en el sentido contrario del espíritu y la letra de toda la legislación vigente hoy.
Permitir una actuación como la que se plantea en el proyecto para el Alto Suarna es una contradicción en un momento como el actual donde se están desarrollando leyes, como las que anteriormente hemos mencionado, donde el objetivo a perseguir es proteger y mejorar el estado de todas las masas de agua.

Como solución compensatoria se propone el traslado de dicha zona protegida (LIC) a otra zona donde no estorbe al embalse, parece más una burla que una propuesta seria.

3º) La construcción de esta presa no se encuentra entre las actuaciones del vigente Plan Hidrológico Cuenca Norte II. En este momento está en proceso de elaboración el nuevo Plan Hidrológico según los criterios que marca la DMA, a día de hoy aún no se han aprobado los esquemas de Temas Importantes (ETIs) ni por tanto se han presentado los borradores de los nuevos Planes Hidrológicos.

4º) En relación con la preservación del patrimonio arqueológico se pretende sustituir el rico patrimonio cultural por un conjunto de fotografías y planos.

5º) No se pueden considerar aisladamente que vayan a existir impactos positivos en la fase de funcionamiento, tal como se señala en las Conclusiones del EIA, pues en balance tales presuntos beneficios son ridículos frente a los costes que se externalizan, no resiste la comparación frente a otros sistemas de generación como el eólico o el solar. Los embalses ocupan un territorio que queda invalidado para otros usos, destruyen de forma irreversible los ecosistemas presentes en el territorio anegado y producen fuertes afecciones en todo el curso fluvial aguas abajo de la presa, modificando el régimen de caudales que influye de manera determinante en numerosos parámetros físicos, químicos y biológicos, además del daño causado a las poblaciones locales y al patrimonio etnográfico y cultural que para ser preservado ha de ser trasladado de lugar y, en este caso, el patrimonio “paleominero” desaparecerá sumergido bajo las aguas. La sostenibilidad (satisfacer las necesidades del presente sin poner en cuestión las de las futuras generaciones) se pone en cuestión y tanto el patrimonio biológico como histórico corre el peligro de no pasar a las generaciones venideras. Algo que no ocurre con otras energías renovables como la eólica y la solar, que si bien tienen un importante impacto paisajístico ya que modifican el escenario natural en donde se instalan, no destruyen los ecosistemas donde se implantan permitiendo el uso del mismo suelo para otras actividades. Así en el caso de la energía solar se pueden utilizar los techos de las edificaciones para instalarlos y los parques eólicos son compatibles con otros usos del suelo ya que ocupan físicamente una mínima parte de la extensión del parque, y siempre que las cosas se hagan bien, no ponen en peligro la supervivencia de ningún ecosistema ni patrimonio cultural.

6º) El desarrollo de este proyecto en un territorio protegido, designado como LIC, incumpliría radicalmente las limitaciones establecidas por el art. 6, párrafos 3 y 4 de la Directiva Hábitats y el art. 45, párrafos 4 y 5 de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Téngase en cuenta la rigurosa interpretación de dicha normativa que vienen haciendo los tribunales, desde el Tribunal de Justicia de la Unión Europea hasta el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, prohibiendo el desarrollo de todo tipo de planes que afecten a la integridad del espacio protegido. Cabe recordar el caso de la piscifactoría que se aprobó en el LIC “As Catedrais”, anulado por Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de 23 de septiembre de 2009 y que ha dado lugar a la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía contra el responsable de dicha autorización.

POR TODO LO ANTERIORMENTE EXPUESTO, SOLICITA:

QUE se desestime este proyecto Y SE RESCATE LA CONCESIÓN POR PARTE DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

En Oviedo, a 28 de Abril de 2010

Comentario Cerrado