¡Gracias, Wikileaks!

La transparencia y la democracia han encontrado en Wikileaks una herramienta de tremenda potencia. Con 4 años de vida, el portal ha conseguido convertirse en lugar de referencia para conocer verdades que ni los medios de comunicación, ni mucho menos los gobiernos han querido, han podido o se han atrevido a desvelar.

El video del asesinato de varios civiles en Iraq, los diarios de guerra (primero de Afganistán y luego de Iraq) y ahora el Cablegate (con revelaciones como las del fracaso de la Cumbre de Copenhague sobre Cambio Climático) han mostrado las cloacas y desenmascarado los intereses reales de las grandes potencias y sus consecuencias más crueles. La publicación en curso de los cables de las embajadas americanas está haciendo tambalear los cimientos de la “diplomacia” y las relaciones internacionales.

Durante los últimos meses ha quedado en evidencia el papel de los grandes medios de comunicación, convertidos en meros repetidores e incapaces de jugar un papel fundamental, como es el de buscar y publicar la verdad. Así, Wikileaks ha ganado en poco tiempo más credibilidad y prestigio que muchos grandes grupos de comunicación, hasta el punto de ser considerada uno de los principales enemigos para las “potencias” economicas.

La guerra iniciada contra Wikileaks lleva varios episodios bochornosos donde la censura, el juego sucio y la manipulación escandalosa se han convertido en métodos de muchos líderes mundiales. No olvidemos además, los repetidos ataques a los servidores de Wikileaks, el corte de varias de sus vías de financiación (bloqueo de cuentas y donaciones con tarjetas), o las voces que piden abiertamente el asesinato de su editor jefe, Julian Assange. Su detención en Londres reciéntemente se une a la del soldado Bradley Manning en Mayo, acusado de facilitar parte de los documentos filtrados, en lo que parece un intento desesperado por amortajar a la organización.

En este clima, la Coordinadora Verde quiere agradecer a la organización Wikileaks su trabajo y celebra la repercusión mediática alcanzada. Wikileaks funciona con las contribuciones de personas anónimas y bajo el principio de que los ciudadanos deben poder acceder y contrastar toda la información de manera libre. La ecología política comparte este principio, clave a la hora de tomar decisiones correctas y asegurar el correcto funcionamiento de la democracia.

En palabras de Florent Marcellesi, coportavoz de la Coordinadora Verde, “Gracias a Wikileaks podemos saber que nuestros gobernantes acordaron con EEUU el silencio sobre el caso Couso, y que están colaborando también para endurecer las leyes sobre propiedad intelectual, en contra de su propia población, o el por qué del fracaso de la Cumbre de Copenhague.”

“Wikileaks está siendo atacado desde el sistema: se le han bloqueado las DNS, se intenta saturar la página para que no se pueda acceder, pero lo vamos a decir bien claro una vez más: no se pueden poner puertas al campo, y aunque sean capaces de cerrar Wikileaks, mañana nacerá otro, como nacen cada día nuevos Napster, o nuevos Pirate Bay.” añadió Sonia ortiga, coportavoz de la plataforma política ecologista.

La Coordinadora Verde anima a acudir a las manifestaciones que tendrán lugar el sábado 11 de diciembre a las 18h00 en varias ciuadades españolas como Madrid, Barcelona o Valencia. Más información en http://freewikileaks.eu/

Comentario Cerrado