Alegaciones de Los verdes a la linea de alta tensión Sama Velilla

A LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN ASTURIAS

ÁREA DE INDUSTRIA Y ENERGÍA
PLAZA ESPAÑA 6, BAJO
33071 OVIEDO
ASUNTO: Alegaciones a la solicitud de Autorización Administrativa y Declaración de Impacto Ambiental del Anteproyecto de línea eléctrica a 400 KV, doble circuito, Sama – Velilla

……., en nombre de Los Verdes de Asturias, ante ese órgano comparece y DICE:
Que, dentro del periodo de información pública, abierto por BOE de 2 de octubre de 2007 presento, por triplicado ejemplar, las siguientes
ALEGACIONES:

PRIMERA.- La finalidad dada a la línea, “…atender la urgente necesidad de mejorar las infraestructuras del sistema eléctrico peninsular y, particularmente, de las Comunidades Autónomas de Asturias, Cantabria y Norte de Castilla y León e incrementar la infraestructura de enlace eléctrico entre Asturias y el norte de Castilla y León asegurando la evacuación, suministro e intercambio de energía en dichas Comunidades….” es, cuando menos, criticable pues no responde con exactitud a las circunstancias reales.
Esta línea, anteriormente denominada Lada – Velilla, estaba prevista desde hace más de 20 años, luego no se puede hablar de urgencias.
Tampoco resulta adecuado hablar de necesidad de mejorar las infraestructuras del sistema eléctrico, particularmente de la Comunidad Asturiana, pues con los múltiples tendidos existentes ( 7 líneas de alta tensión de intercomunicación con otras regiones) se atiende puntualmente los compromisos de suministros y nada señala a Asturias como una de las zonas en que existan desequilibrios entre demanda y generación instalada (no podría ser de otro modo ya que somos excedentarios, generamos mas de lo que consumimos).
La necesidad de la línea para posibilitar el desarrollo de generación eléctrica a partir de energías renovables o con niveles de contaminación inferior a los existentes son eslóganes de publicidad engañosa. La energía renovable existe desde hace mucho tiempo y mejoraría la contaminación existente si ello hubiera supuesto el cierre de alguno de los grupos térmicos existentes para sustituirlos por esta fuente de producción. En cuanto al empleo de ciclos combinados éstos, como las energías renovables, pueden llevarse a efecto cerrando los grupos térmicos más contaminantes sin necesitar de nuevas líneas de evacuación por lo que insinuar que sería necesaria la línea para mejorar nuestros niveles de contaminación es atentar contra la lógica y la buena fe del lector de estos documentos y faltar a la verdad dado que, en la práctica, esta línea facilitará la instalación de nuevas centrales que supondrán un aumento de contaminación por adición a lo existente lo que va a suponer que nuestros niveles de contaminación en el aire aumenten.

Debemos recordar, por otro lado, que ni siquiera Asturias se considera, en la Revisión 2005-2011 de la Planificación de los Sectores de Electricidad y Gas 2002- 2011, como una de las zonas más favorables para la instalación de nuevas centrales de generación considerando que, en 2008, las zonas más favorables son la centro y este debido principalmente a la instalación de generación prevista entre 2005 y 2008 en las zonas sur y sureste. Datos que deberían desaconsejar el intento de instalación y la autorización de nuevas centrales en Asturias.

Todo ello obliga a considerar ficticia (en cuanto a alejada de la realidad) la finalidad que según los redactores del proyecto justifica la línea y, por esas mismas razones, hace innecesaria la misma.

SEGUNDA.- Se omite en la documentación expuesta al público el hecho de que se prevé que la evolución de la intensidad energética sea decreciente, entre otras cosas, por ser ésta la línea seguida por los países europeos mas desarrollados desde los años 80 y porque los esfuerzos realizados desde las Administraciones Públicas para poner en marcha medidas de ahorro y eficiencia energética en todos los sectores, y en particular en la industria, empiezan a dar sus frutos. Esta desaceleración del crecimiento del consumo se debe a la mejora de eficiencia energética final y a la progresiva saturación de algunos mercados.
También se omite que el consumo final de carbón continuará su tendencia decreciente de los últimos años y que la extensión de las redes de gas permitirá ampliar la disponibilidad de esta energía en todo el territorio y sus ventajas, tanto de rendimiento como de menor impacto en el medio ambiente, llevará a que el consumo de gas aumente y a que se puedan instalar centrales allí donde se necesite la producción de energía. Esto no se menciona intencionadamente porque, obviamente, no es el caso de Asturias donde no existe necesidad de más producción pues, como ya se ha mencionado, somos excedentarios de energía.

TERCERA.- Omite el estudio el impacto sobre el medio humano de los campos magnéticos y de los eléctricos cuando existen estudios que apoyan la asociación entre la radiación y la incidencia de cáncer. De ahí que la Subdirección General de Sanidad Ambiental y Salud Laboral del Ministerio de Sanidad y Consumo, en un informe elaborado por un amplio comité de expertos, alerta sobre la falta de certidumbre del efecto de los CEM en la salud humana y, “por un principio de precaución del Comité recomienda regular la instalación de nuevas líneas de alta tensión con el fin de evitar percepciones del riesgo no justificadas y exposiciones innecesarias”, proponiendo “que se actualice el artículo 25 del Reglamento de Líneas de Alta Tensión con el objeto de redefinir unas distancias mínimas de seguridad desde las líneas de alta tensión a edificios, viviendas o instalaciones de uso público o privado”.
Tampoco tiene en cuenta las afecciones que pueda acarrear sobre las formas de vida que en algunos casos forman incluso parte de la cadena alimentaría humana, tales como cabezas de ganado, cultivos, caza, setas o frutos recolectados.

CUARTA.- También elude el estudio, el hecho constatado de que el rendimiento más eficaz, el que menos pérdidas ocasiona, es el que implica una disminución de las distancias a recorrer, es decir, es más eficiente colocar una central de generación de energía más cercana a los sitios donde se demanda (en Madrid, en Sevilla…) que cablear media España para llevar esa energía desde donde se genera hasta donde se necesita y, repetimos, en Asturias no se necesita, no existe demanda sino excedentes.

QUINTA.- El rechazo social de la citada infraestructura es manifiesto y así ha quedado refrendado a través de cartas, alegaciones, concentraciones, declaraciones, manifestaciones, etc.

SEXTA.- El estudio dice que la perdida paisajística va ser moderada y compatible pero lo cierto es que la afección sobre el paisaje es clara y evidente: se trata de una línea de torres de hasta 70 metros de altura que discurre por paisajes naturales que se encuentran reconocidos en sitios como el “Atlas de los Paisajes de España”, publicado por el Ministerio de Medio Ambiente, como el propio estudio reconoce. En la vertiente asturiana se afecta al menos a los siguientes:
– 67.08 Cuenca de Langreo
– 23.05 Montes y valles entre Mieres y Sama
– 67.06 Cuenca de Mieres
– 23.06 Sierras y valles del interfluvio Nalón-Caudal
– 2.08 Macizo de Fuentes de Invierno

Se ve afectado el Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras, declarado por Decreto del Principado de Asturias 36/2002 que, por su riqueza ambiental ha sido Declarado Lugar de Importancia Comunitaria de las Cuencas Mineras contando, como fauna más representativa, con especies de Urogallo, alimoche, azor, pito negro, nutria y desmán y como vegetación representativa con prados y pastos, matorrales de brezo y tojo y carbayedas oligótrofas.

SÉPTIMA.- Se dice que el impacto sobre los numerosos espacios protegidos y hábitats de interés comunitario que afecta es moderado y compatible. Resulta sorprendente que las agresiones a una reserva de la Biosfera y al Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras por las que pasaría se asuman como moderados y compatibles cuando la obra va a producir daños irreparables a estos espacios protegidos y otros muchos sobre espacios que, pese a no contar con ningún tipo de protección, no por ello dejan de ser espacios de una alta calidad ambiental, paisajística y cultural, poco transformados y muy representativos de la riqueza ambiental asturiana.

Por todo ello el impacto ambiental de la línea sobre la comunidad asturiana es innecesario y, por ende, inaceptable. Asturias está suficientemente imbricada en la red española a través de las 7 líneas de alta tensión de intercomunicación con otras regiones y no puede seguir sacrificando la salud de sus habitantes, ni su riqueza ambiental, ni su paisaje para hacer discurrir líneas de alta tensión innecesarias. Existen alternativas no estudiadas como poner las centrales y las redes allí donde la demanda las exige y adoptar las medidas necesarias para evitar seguir con el ritmo actual de gasto y derroche energético a costa, entre otros, de los asturianos.

En virtud de lo expuesto, SOLICITAMOS que previa la presentación de las anteriores alegaciones se sirva incorporar las mismas al procedimiento administrativo y se tengan en consideración, a los efectos oportunos, lo en ellas expuesto rechazando la autorización de la citada línea y declarando inaceptable el impacto ambiental por lo innecesario de la obra que describe.

En Oviedo, a 2 de noviembre de 2007.

Comentario Cerrado