OVIEDO Y EL CONSORCIO DE TRANSPORTE

Los Verdes reclaman la inmediata incorporación de Oviedo al Consorcio regional de transportes y estiman que los argumentos opuestos por el equipo de gobierno no son admisibles. El transporte público no puede contemplarse desde un punto de vista meramente economicista o comercial, ni se puede anteponer el interés de la empresa concesionaria del transporte local, cuyos resultados parecen ser el primer interés del Alcalde y del así llamado “defensor del ciudadano”, sino como un asunto de servicio público, con una visión de política de movilidad relevante para el bienestar de los ciudadanos. Un buen servicio de transporte permite que todos los ciudadanos puedan realizar los desplazamientos que necesiten, lo que incluye a personas ancianas, minusválidas, estudiantes y trabajadores, a quienes tienen pocos ingresos o viven en zonas rurales, a madres y padres con cochecitos de niños o el carro de la compra, etc.
El beneficio que una buena política de transporte público supone para los ciudadanos y para la ciudad, incluso para la región en su conjunto, va mucho más allá del coste monetario de la implantación del billete de transbordo. No sólo se facilita, como se ha indicado, la movilidad de los ciudadanos, sino que permite una reducción del uso de vehículos privados, lo que da lugar a menores emisiones contaminantes, que a su vez repercute en un aire más limpio para respirar y en el cambio climático; a eliminar o reducir atascos de tráfico, a descongestionar las calles y los lugares de aparcamiento; a más seguridad en la carretera y las calles; y crea empleo estable.
No es cierto, por otro lado, que la incorporación de Oviedo al Consorcio suponga que la ciudad lo subvenciona. Esa incorporación no sólo supone un beneficio para quienes visitan Oviedo desde otros lugares de la comunidad, sino también a los ovetenses que se desplazan fuera de la ciudad. El transbordo beneficia tanto a quienes usan primero el transporte interurbano para llegar a Oviedo y después el urbano para desplazarse por la ciudad como a los ovetenses que precisan tomar el autobús urbano para llegar a la estación de la que partir a otros lugares de la región.
Además, Oviedo, como capital del Principado, debe ser ejemplo de integración y servicio a todos los asturianos. En un momento en que el alcalde reivindica la capitalidad ovetense por motivos mucho menos transcendentes para el bienestar público, debería ser coherente consigo mismo y ejercer esa condición de capital del Principado facilitando la visita de todos los asturianos. Los Verdes reclaman que se destine menos dinero a proyectos de palacios con los que el Alcalde parece querer convertirse en el faraón local del siglo XXI y más al bienestar de los ciudadanos.
En Oviedo, a 9 de marzo de 2006.

Sólo hay 1 comentario

  1. jballesteros / Autor del Artículo

Comentario Cerrado