Equo-Los Verdes de Asturias considera innecesario el proyecto de ley del Gobierno del Principado para prorrogar el endeudamiento.

Consideramos innecesario y desacertado el proyecto de Ley sobre endeudamiento que el Gobierno Regional ha remitido para su aprobación a la Junta General, ya disuelta, por las siguientes razones:
1.- De la normativa aplicable no se deduce que con la prorroga del Presupuesto no se entienda también prorrogada la autorización para emitir deuda del presupuesto de 2011, pese a la interpretación “masoquista” del Gobierno de Asturias.
2.- El Real Decreto Ley 20/2011 de prórroga de los presupuestos generales del Estado señala en su exposición de motivos, que cuando se prorrogan unos presupuestos “deben entenderse prorrogadas también las autorizaciones iniciales de endeudamiento establecidas en dicha Ley”.
3.- En esta misma línea, Andalucía, en 1995, consideró vigente la autorización de endeudamiento del presupuesto prorrogado y únicamente dictó un Decreto para hacer una nueva emisión de deuda, eso sí, adaptada a las normas de estabilidad presupuestaria.
La situación actual en la que el Gobierno regional no puede emitir deuda se la ha creado el propio Gobierno a sí mismo, al establecer en el Decreto 280/2011 de 28 de diciembre por la que se regula la aplicación de la prórroga que se “excepcionan de la prórroga las previsiones de ingresos que se deriven de operaciones de endeudamiento”. Ellos solos se han metido, sin necesidad, en una ratonera absurda de la que ahora no pueden salir sin la autorización de la Junta.
Bastaría con que el Gobierno regional modificase ese Decreto 280/2011 eliminando esa referencia para que desapareciera la imposibilidad de emitir deuda, eso sí, dentro de los límites establecidos en el Presupuesto de 2011 (423 millones de euros) y la normativa y planes de estabilidad presupuestaria vigentes para 2012.
La dificultad del Gobierno regional para gestionar la prórroga presupuestaria y el resto de su acción política llama la atención. Y lo mismo sus continuas quejas sobre que la Junta, u otros poderes ocultos, no les dejan gobernar.
Parece que no conocen que en España la Constitución establece la clara división de poderes y que cada poder, si quiere y es mínimamente capaz, ejerce sus funciones sin más interferencia de los otros poderes que las funciones que tienen de control.
Creemos que el Gobierno regional podría gobernar perfectamente pese a no tener la mayoría en la Junta (igual que no la tiene en el poder judicial) y que sus quejas, y la convocatoria de nuevas elecciones, son más bien fruto de su incompetencia para gobernar que de una imposibilidad real.
En vez de enviar proyectos de ley extraños e innecesarios a la Diputación Permanente de la Junta y transmitir incertidumbre y parálisis a la sociedad, en un momento de crisis profunda, el Gobierno regional debería publicar de una vez, el presupuesto prorrogado y su estado numérico, que parece secreto y nadie conoce. Y ponerse a ejecutarlo con eficacia y tranquilidad, que para eso es el Gobierno.

Comentario Cerrado