Un estudio alerta del alto coste de quemar basura frente al reciclaje en Asturias

Un informe encargado por Cogersa al Instituto para la Sostenibilidad de los Recursos (ISR) cuestiona el elevado coste económico de la incineración de residuos frente al reciclaje. El informe apunta las posibilidades para incrementar de manera considerable el reciclaje de residuos en el Principado, lo que permitiría reducir en gran medida los vertidos de las basuras en Serín. El Instituto para la Sostenibilidad de los Recursos es una fundación privada, de ámbito ibérico y proyección supranacional, formada por un centenar de patronos, entre los que se cuentan personalidades y expertos mundiales, administraciones públicas, entidades privadas y agentes sociales. La Fundación trabaja en tareas relacionadas con la sostenibilidad, el uso de los recursos y el medio ambiente. Sus dos consejos científicos están integrados por expertos de quince universidades españolas, del CSIC, del CIEMAT, de la Comisión Europea y de otros quince organismos científicos y universidades del Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Austria y Bélgica.

El informe pone en duda la viabilidad económica y medioambiental del proyecto para una gran incineradora de residuos en Serín, según el grupo de IU-BA-Los Verdes en la Junta General del Principado, que está liderado por el diputado Francisco Javier García Valledor.

El «Informe estratégico para la Asturias del reciclado» fue elaborado en abril de 2007, aunque Cogersa, presidida por la consejera de Medioambiente del Principado, Belén Fernández, esperó hasta hace unas semanas para remitirlo, junto a otros documentos, a los miembros de su junta universal.

La junta universal de Cogersa se tendrá que pronunciar en octubre sobre el plan del Principado para construir una incineradora de residuos en Serín. En principio, Cogersa preveía sacar adelante su plan en la reunión celebrada el pasado 31 de julio, pero el asunto no llegó a tratarse al denunciar IU-BA-Los Verdes que iba a ser una votación a ciegas, dado que la sociedad pública no había facilitado el informe sobre la incineradora a los miembros de la Junta General. Además del informe sobre el horno incinerador realizado por el catedrático de Química José Coca, Cogersa también envió otros dos documentos, entre ellos el del ISR, en el que se hacen comparaciones entre el reciclaje y otras formas de gestión de residuos.

La trascendencia de este informe es mayor si se tiene en cuenta que cerca del 90 por ciento de las casi 500.000 toneladas de residuos urbanos que se generan al año en Asturias son susceptibles de reciclarse, incluidas las orgánicas. Frente a este potencial, en 2007 sólo se reciclaron 46.000 toneladas. Ambas cifras, según datos de la memoria de Cogersa de 2007. La incineradora que promueve el Principado tendría capacidad para quemar 475.000 toneladas anuales.

El informe del ISR apuesta por el reciclaje frente a otras alternativas y destaca que la gestión ecológica es también la más económica: «La economía del reciclado tendría que contemplarse también en relación con el coste de otras opciones de gestión de residuos, tales como incineración con recuperación de energía o vertedero. Los altos precios relativos de las alternativas claramente benefician la opción del reciclado», señala el informe.

En otro pasaje del estudio del ISR, de más de doscientas páginas, también se apunta respecto al tratamiento de basuras en Europa que «en la última década, la gestión de los residuos ha pasado de basarse fundamentalmente en su eliminación a avanzar hacia alternativas de reutilización y reciclado de materiales, además de fomentar la prevención».

El informe señala que en la situación actual de Asturias un objetivo fácilmente alcanzable es llegar a reciclar entre un 30 por ciento y un 35 por ciento de los residuos urbanos, una cifra muy superior a la actual.

IU-BA-Los Verdes recuerda en ese sentido que una resolución de la Junta General del Principado -a favor de la que votó el propio PSOE– obliga a que «antes de construir una planta incineradora se desarrollen, en el seno de Cogersa, todas las posibilidades de tratamiento ecológico de los residuos que ofrecen las existentes políticas alternativas a la incineración, basadas en la red de recogida selectiva, reutilización y reciclaje» y a que se promueva un «debate» para buscar un consenso social ante el asunto. La coalición de izquierdas también considera que el Principado ha incumplido el plan básico de gestión de residuos que aprobó en 2001.

Diversos informes médicos señalan los riesgos para la salud humana, con aumento de hasta el 22 por ciento en la incidencia de algunos tipos de cáncer, en las inmediaciones de incineradoras. Este dato, según un estudio oficial hecho en Francia, país que prohíbe la comercialización de leche producida en un radio de 15 kilómetros de estas instalaciones, al pasar a la misma los contaminantes que emite a la atmósfera la incineración.

Hay 2 comentarios

  1. kike /

    Nuevamente, el estudio se puede descargar en http://www.izquierdaxunida.com, la web de nuestros coaligados

  2. maria /

    es claro que este proyecto para asturias no tiene sentido, al igual que el de producción electrica, el problema real es que lo que se pretendía era quemar aquí la basura de media españa, al igual que ocurre con la energía sucia, o con el agua, porque para nosotros tenemos más que de sobra, pero quieren hacernos cargar con lo que no quieren que vean los demás, y con ello, a parte de matarnos sin piedad, fomentan su inconsciencia sobre estas materias. ello con la idea de que aquí estamos acostumbrados desde siempre y lo vamos a ver como normal, y de ahí el retraso en las comunicaciones, y la población envejecida, o tercermundista, para poder controlarla a placer. ese ha sido el problema hasta aquí, que la mayoría de la gente no ve directamente las consecuencias del sistema de consumo actual, y por tanto no elige conscientemente, porque esas consecuencias se concentran y esconden en unas pocas regiones que acaban además casisiempre bastante despobladas o aisladas como asturias. al sistema economico no le interesa la descentralización social que intenta enfrentar el problema real a todas las comunidades para frenar el calentamiento y acelerar el cambio de modelo económico, porque las corporaciones economicas que dirigen ahora el cotarro, no estan dispuestas a ese cambio, ya que no es facil posicionarse en igual situacion en el nuevo marco economico que se propugna con ello, de reparto equilibrado de riqueza, y que pugna directamente con el actual de acumulación selectiva. lo que estan haciendo los dirigentes de asturias, como los que prohiben la producción de energía sucia en su territorio cuando no satisfacen ni de lejos su demanda interna, como la vecina cantabria, sin ir mas lejos, trasladando así el problema a terceros, es hacer el juego a estas corporaciones economicas fruto de un sistema que ha agotado su posibilidad de desarrollo compatible con la especie y el planeta.
    y enfin, que es cuando se oculta esto y se trata de justificar estos proyectos en el marco de la dimensión poblacional de asturias, como corresponde al nivel de decisión soberano en tales cuestione, los proyectos de estas corporaciones que las autoridades proponen como suyos, pierden todo el sentido tanto técnico, como económico, como respecto a las distintas políticas, tanto española como europea a la que implementa, gracias a dios.

Comentario Cerrado